Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Hasta ellos nos necesitan para sobrevivir
Por Juan Fernando Hernández - Guatemala, 3 de agosto de 2007
prosopis_2006@yahoo.com.mx

Siento una especie de placer masoquista cuando escucho los programas radiales y leo las columnas periodísticas de los neoliberales, libertarios, defensores de la libertad individual, o como quieran llamarse. Confieso que algunas veces ni siquiera termino de escuchar los programas o leer sus columnas porque me topo con afirmaciones en extremo absurdas y ridículas. Sin embargo, también en muchas ocasiones he analizado a profundidad lo que dicen. Entre las afirmaciones que escucho constantemente es que lo único que se debe defender es la libertad individual y el crecimiento económico (¿de quién?), pero rara vez dicen como puede lograrse ese crecimiento económico tan cacareado considerando las limitaciones de energía (la electricidad, por ejemplo, no viene del aire así por así), contaminación (la generación de todo producto alimenticio conlleva la producción de desechos), espacio (no puede hacerse una represa en cualquier parte sin inundar un área más o menos grande) y una población sana. Por tanto, no creo que pueda lograrse ningún crecimiento económico real sin estudios científicos.

En consecuencia, una de las cosas que más me sorprende es que no se dan cuenta que casi todos los proyectos que requieren de un estudio científico formal son financiados total o parcialmente por instituciones estatales o instituciones educativas no lucrativas. Ya quisiera ver yo si los estudios sobre las enfermedades tropicales que son tan necesarios en nuestro país podrían subsistir solamente con financiamiento particular. ¿Sería suficiente el aporte de una universidad privada, banco, empresa o gremial para estudiar el impacto de la malaria y el dengue en las fincas de la costa sur? ¿Podrían efectuarse todas las investigaciones necesarias sobre los microorganismos nocivos que causan la diarrea y las enfermedades respiratorias solo con el aporte de la iniciativa privada? Lo veo muy difícil. ¿Saben ellos qué porcentaje de los estudios sobre el mal de Chagas se efectúan en la universidad estatal y con financiamiento de entidades gubernamentales?

De igual manera, sabemos que es necesario hacer estudios sobre la producción de cultivos alternos para alimento o combustible y, aunque parte de ellos ha sido financiada por entidades privadas, también muchos han surgido de la universidad estatal o de las universidades privadas que operan como instituciones no lucrativas. Insisto, no se puede hacer ciencia solo con fondos privados.

Basta visitar la Dirección General de Investigación (DIGI) de la Universidad de San Carlos y revisar los proyectos que esta entidad estatal financia en mayor o menor porcentaje. Muchos de estos proyectos, por ejemplo, están relacionados con producción limpia de energía, fincas agroecológicas, reservas naturales privadas y cultivos alternos. Ciertamente que la iniciativa privada puede financiar parte de estos trabajos, pero nunca los financiaría todos. No todo es producto de la libertad individual y el comercio libre. No existe un solo país del mundo que no tenga una o varias universidades e instituciones estatales que financien estudios científicos sobre la salud y el medio ambiente. Y recuerden, sin estos trabajos ni nuestro país ni sus habitantes podrían subsistir.

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.