Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Muerte, hambre, explotación y esclavitud en Guatemala
Por José Guillermo García (*) - BA, Argentina, 26 de mayo de 2005

Estimados lectores, hoy me dirijo nuevamente a ustedes luego de haber interrumpido mis actividades habituales por estar dedicado al estudio e investigación académica. Mi retorno lo he anticipado por el escenario nacional actual, del cual no he podido permanecer al margen. Los graves problemas que siguen afectando a Guatemala y en donde lamentablemente, se sigue observando la incapacidad de un presidente que fuera impuesto en las pasadas elecciones, por unas cuantas familias con poder económico y principalmente con el apoyo abiertamente sesgado, como nunca antes visto en la historia periodística de Guatemala, por tres de los principales medios de prensa escrita que circulan por la mañana.

Por la gran influencia que estos medios tienen, el pueblo votó y eligió a una persona que hoy realmente no sabe que hacer, que sigue más perdido que el día en que inició el período de gobierno y lo peor, es que también ha evidenciado haber perdido su autoridad y el país prácticamente está por caer en el caos y en la anarquía.

Siempre he estado consiente, que para establecer bases firmes y sólidas necesarias para un desarrollo social, económico y político, se requiere de dirigentes y líderes que sean el producto de consensos y escogencias de personas que provengan de los mismos pueblos para velar por sus intereses y jamás de personas impuestas por grupos de poder, porque al final los resultados son nefastos, principalmente cuando no existe la presencia de la justicia. Me refiero a la justicia social, económica y jurídica.

Lo que nuevamente ocurre en Guatemala, trae a mi mente los momentos que se vivieron, previamente al inicio de la lucha armada, entre la guerrilla y el ejército. Conflicto bélico en el cuál nadie ganó, al contrario hizo que Guatemala siguiera en el atraso y en el subdesarrollo. Fueron cientos de miles de víctimas, entre fallecidos, discapacitados, niños huérfanos, viudas y desaparecidos, repercutiendo en la desintegración de miles de familias.

Se necesitaría haber perdido los principales sentidos para no darse cuenta que la situación del país en su conjunto se ha agudizado, principalmente porque ya no hay respeto por la vida y el estado ya no es capaz de garantizar la seguridad de las personas y los bienes patrimoniales. Las condiciones de injusticia social y económica se han agudizado, llegándose a niveles record en pobreza y en pobreza extrema, por lo que el grado de descontento es muy alto, situación que podría estar constituyéndose en una bomba de tiempo, quizá más grande a la que existió en la década de los años sesenta. (1960-1970).

Es muy común escuchar por la radio, (me refiero a las radios que si permiten la libertad de expresión a los ciudadanos, como las radios Sonora y Nuevo Mundo), los constantes lamentos de la sociedad civil, por el alto costo de la vida, críticas por injusticias sociales, denuncias de violación física y del domicilio, cometidos por la misma policía, señalamientos de corrupción y de arreglos de 'negocios' de los actuales funcionarios de gobierno, denuncias de falta de agua, de asesinatos por robo de vehículos, de quejas por el cobro de dinero por las maras, para no hacer daño a las personas y constantes noticias de asesinatos, violaciones, asaltos de robo y asesinatos en buses, robo y asesinatos a turistas en los buses de transporte extra urbano, balaceras en las principales zonas y áreas suburbanas y otras.

La sociedad civil hoy se lamenta de haber elegido a un presidente sin conciencia social y sin capacidad para administrar un país. La sociedad se siente herida y resentida de haber elegido a un presidente que prácticamente ha traicionado su confianza, igual como lo han hecho otros, que durante la campaña política ofreció el oro y el moro, incluyendo el pago a las ex patrullas de autodefensa civil y la condonación de impuestos a las familias poderosas a través de la eliminación del impuesto directo conocido como IEMA y todo ello, para lograr los votos y así llegar al poder, mediante uno de los delitos, conocido en las sociedades modernas de los países desarrollados como, estafa electoral.

Pero algo esta pasando y me parece que no es normal. Puesto que, no es concebible que en un país las políticas de gobierno estén orientadas a reducir los ingresos provenientes de los impuestos directos, cuando se trata de un país pobre. Como si no bastaran los innumerables privilegios, monopolios, oligopolios y los famosos carteles que controlan e imponen los precios que ellos desean, como el cartel del azúcar, producto producido en Guatemala, subsidiado por el pueblo pobre para poderse vender en el extranjero a un precio más barato, porque allí la oferta y la demanda sí imponen el precio de mercado.

No concibo que una persona que ha llegado a presidente, no pueda tener por lo menos dos dedos de frente y que no pueda pensar que al permitir el incremento desmedido en los precios de los bienes y servicios que conforman la canasta básica, debe tomar acciones para revisar los compensadores sociales e indiscutiblemente los salarios mínimos en un país tan pobre como Guatemala.

En cambio irónica y prepotentemente, pasándose sobre las leyes, el presidente congela los salarios mínimos, permitiendo descarados incrementos de precios para resarcir los apoyos financieros dados a la campaña política en productos como el azúcar, el pollo y otros, lo cual contribuyó a disparar aún más, la tasa de inflación a niveles como no se veían en los últimos diez años.

Con la globalización económica y los cambios en los mercados internacionales, incluyendo el ingreso de la República Popular de China, han disminuido las exportaciones de los productos guatemaltecos por falta de competitividad, principalmente porque son empresas que con raras excepciones, no se han preocupado por mejorar sus procesos e incluir tecnología de punta. Mientras tanto, la población desempleada y subempleada se encuentran en una situación desesperada debido a que no hay posibilidades reales de obtener empleo o emprender una nueva empresa, porque el capital es muy caro y el oligopolio financiero bancario contempla una serie de barreras, que pareciera haber sido establecidas para frenar la competencia.

¿Porque no hay posibilidades reales?, En este momento no hay posibilidades reales porque este gobierno también ha permitido que los niveles de violencia lleguen a extremos, en donde los cadáveres aparecen descuartizados en las principales calles y avenidas de la ciudad capital de Guatemala, permite que el crimen organizado, entre ellos, las maras atemoricen a la ciudadanía honrada de varias zonas y barrios del país, cobrándoles impuestos 'para permitirles la libre locomoción', a cambio de su propia vida, lo cual viene también a frenar cualquier posibilidad de inversión extranjera.

Los problemas actuales son tantos, que no pueden ni deben seguirse ocultando. Esto pareciera que comienza a sucederle a la prensa escrita, quién por estar protegiendo al actual presidente sigue presentando noticias del pasado y echándole la culpa de lo que pasa al gobierno anterior. Por supuesto, que todo señalamiento que corresponda, principalmente cuando se ha transgredido la ley, debe hacerse de manera categórica, le duela a quién le duela.

Pero tampoco podemos estar viviendo de un pasado que no volverá, ni se deben estar protegiendo los niveles de corrupción del gobierno de Berger, principalmente en la adjudicación de obras millonarias a empresas que financiaron la campaña política de la alianza Gana, 'extrañadamente' cuando ya se sabe que efectivamente, han resultado beneficiadas empresas constructoras creadas por ellos mismos, que inclusive están relacionadas con el capital accionario que hoy controla los principales medios escritos, así como, la adjudicación de obras a consorcios de empresas poderosamente influyentes en el otorgamiento de anuncios.

Sinceramente es muy delicado el juego que los poderes fácticos de corte económico, hoy enquistados en el gobierno de turno, están llevando a cabo. Ellos se valen de todo, hasta ordenan a que columnista debe aplicársele la censura de prensa. Existe un control mediático en un porcentaje parecido al que existió durante los gobiernos represivos del pasado, prácticamente la prensa, principalmente la prensa escrita está autocensurada, porque es una censura que proviene de los mismos accionistas.

En los últimos años el odio, el resentimiento y el rencor se han incrementado y fomentando, debido a que los 'privilegios', beneficios y las riquezas, se siguen concentrando en un grupo muy reducido. Que no solo es beneficiado de forma especial, sino que en buen porcentaje el dinero lo convierte a dólares y los sacan fuera del país, con lo cual la economía se reciente aún más. Es peligroso aumentar la distancia entre pobres y ricos y que no se creen las condiciones mínimas de desarrollo humano.

Han tenido que llegar funcionarios extranjeros a dar su voz de alerta y a evidenciar internacionalmente, lo que ya se conoce, que nuestro país se sigue empobreciendo y que está llegando a niveles dramáticos. Durante la semana que termina, se conocieron datos muy reveladores e impactantes, según el estudio 'El derecho Humano a la alimentación', presentado por FIAN Internacional, muestran que el grado de pobreza en Guatemala se ha incrementado a niveles de preocupación y ampara sus datos en cifras de la FAO que demuestran que actualmente 2.9 millones de habitantes de un total de 11.0 millones que tiene Guatemala, no tienen acceso a una alimentación adecuada, prácticamente ya se están muriendo gradualmente de hambre. Que durante los años del 2000 al 2002, la mitad de los niños del medio rural sufrió de desnutrición crónica y microsomia y que la situación continúa agudizando.

Es impresionante conocer que el 60% de la tierra de uso agrícola se encuentra en manos de tan solo el 1.86 % de la población y da coraje, saber que un buen porcentaje de esa tierra se mantiene ociosa y que inclusive, la ostentan personas que en algunos casos, prácticamente se han robado los títulos de propiedad. Como dato complementario, se demuestra que el 78.13 % de la tierra corresponde fincas de más de 10 manzanas que hacen un total de aproximadamente cuatro millones ciento cincuenta y cuatro mil hectáreas (4, 154,000 ha.).

Considero que el informe es de buena calidad académica e impresionante, pero podría haberse quedado corto, puesto que, considera como pobreza la subsistencia con ingresos per cápita de menos de U$S 2,00 al día y como pobreza extrema, la subsistencia con ingresos per cápita de menos de U$S 1,00 al día. Sin embargo, lo preocupante es que con dos dólares que equivalen a Q 16,00 quetzales, realmente ya no se puede vivir.

Ni siquiera el salario mínimo alcanza para poder comer y vivir con alguna dignidad. Salario que medio se paga, digo medio se paga porque a muchas personas las obligan a firmar los documentos por pago del salario mínimo, pero en realidad les pagan menos y la situación en el campo es peor, debido a que en varias fincas descaradamente no lo pagan y lo que ellos aplican es su propia ley laboral.

Recordemos que actualmente el salario mínimo es de aproximadamente U$S 150,00 al mes o sean U$S 5,00 al día. No obstante ello, de manera irónica y prepotente, el presidente de la república dice que el salario mínimo debería ser por productividad. Me pregunto ¿Si la variable productividad no está en función de una adecuada salud y de una apropiada alimentación?

También el relator especial por el derecho a la alimentación de la Naciones Unidas se ha quedado sorprendido y advierte que es urgente actuar inmediatamente. Señala que en el área rural el 72.2% de población vive en la pobreza ganando menos de U$S 2,00 al día. Que el 21% de toda la población vive en extrema pobreza, ganando menos de un dólar al día. El mismo hizo ver en conferencia de prensa que el TRATADO DE LIBRE COMERCIO -TLC-, no es conveniente para el país debido que Guatemala no está preparada para competir comercialmente.

Pero como dicen en el vocablo popular y no obstante la grave situación del país a los funcionarios de turno les vale, ellos solo siguen pensando en como hacer 'negocios' y se desvelan pensando como pueden obtener del estado determinadas ventajas, incluyendo el como hacer para adjudicarse directa e indirectamente, algún patrimonio estatal.

Ya se dieron cuenta de las ganancias millonarias que les ha representado, haber privatizado la telefonía, la distribución de la electricidad y de la generación de la misma en algunas áreas del país, entre otras empresas. Hoy ellos se pelean el mercado de la telefonía, tratando de sacar del mercado a una empresa que ha aceptado haber caído en el tráfico de influencias y la forma de cómo, los empresarios privados corrompen a los funcionarios. Esta situación esta siendo aprovechada por los poderes fácticos enquistados en el gobierno de turno debido a que son personas que tienen acciones en otras empresas telefónicas que operan en el país.

Presionan inteligentemente valiéndose de los errores del pasado en donde se transgredió la ley, se dan el lujo de utilizar hasta los medios de prensa que ellos controlan para presionar públicamente y evidenciar la corrupción. Hacen caer a la prensa en una situación vergonzosa y de tapadera, puesto que no se guarda el equilibrio periodístico al no investigarse la estafa de más de dos mil cuatrocientos millones de quetzales (Q 2,400,0 millones), que se cometió contra el estado, cuando se vendió el patrimonio de la telefonía estatal.

Este gobierno que tanto dijo ser honrado, aunque varios sabíamos que no lo era, porque para ello basta recordar los grandes 'negocios' cuando se desempeño como alcalde de la Municipalidad de la Ciudad de Guatemala, incluyendo la estafa de los 800 buses rojos, en donde se ocasionaron millonarias pérdidas al estado. Ahora sale defendiendo hasta con las uñas a una empresa que estaría por comenzar la explotación minera a cielo abierto en el departamento de San Marcos.

Los intereses del gobernante son tan descarados, que no le ha importado pretender descalificar a instituciones respetables y serias, que hoy superan el 80% de aceptación y de confianza entre los guatemaltecos, como es la institución de la iglesia, institución que es la única que hoy ostenta un alto grado de credibilidad. El gobernante no ha medido las consecuencias y no se ha dando cuenta que su ambición y ceguera lo han hecho perder el respaldo popular, que efímeramente tuvo a través del engaño electoral. Lo peor es que con su actitud está incentivando a los poderes fácticos, quienes ya amenazaron de muerte al señor obispo de San Marcos y al mismo Cardenal de Guatemala.

La ambición de locura por el enriquecimiento ilícito es tan grande que el mismo presidente se ha puesto a la vanguardia para defender los intereses de la empresa privada, que hoy ostenta una licencia para la explotación de minería a cielo abierto. Una empresa que además cuenta con un contrato de explotación en donde el Estado apenas recibiría un ridículo un uno por ciento (1%) de las regalías, esto a pesar de ser el dueño del oro. Este caso ha evidenciado una vez más los actos de corrupción y ha demostrado el tráfico de influencias en donde según denuncias están involucrados parientes del presidente Berger en confabulación con un ex funcionario de gobierno.

De esa cuenta la empresa minera ha obtenido una licencia de operación que de quedar las cosas como están, le permitirá contaminar el ambiente con ruido, gases, polvo, químicos, contaminar el subsuelo, los ríos y quizá el mar. Debemos recordar que el cianuro es un potente venenos capaz de matar a todo ser viviente con apenas minúsculas dosis y de contaminar por largos períodos de tiempo, lo más sagrado para la vida, como lo son el aire y las aguas.

Esto porque el Cianuro emite humos tóxicos y con pequeñas dosis puede contaminarse las aguas. El riesgo para los seres humanos, esta presente al ingerir cualquier alimento (animal o vegetal) o agua contaminada. Así como por las vías de absorción como la digestiva (vía oral), inhalatoria (vía respiratoria), o cutánea (al contacto con la piel o heridas abiertas); para formarnos una idea de lo dañino que resulta el uso del cianuro.

La 'ceguera' del gobernante es tal, que ni siquiera se ha preocupado por ordenar que se revise la forma y el como, el estado de Guatemala, otorgó una resolución de impacto ambiental, en donde se indica que se permiten las operaciones mineras en esa región del país y que las mismas no constituyen un impacto significativo. Situación que al consultar con los expertos en Biología, Geólogos, Ingenieros Agrónomos y otros expertos, resulta que los riegos de contaminación ambiental para el país serían sumamente altos y que la citada exploración en las condiciones dadas, viola las leyes del país, entre ellas, el decreto 68-86 'LEY DE PROTECCION Y MEJORAMIENTO DEL MEDIO AMBIENTE' y la propia CONSTITUCION POLITICA DE LA REPUBLICA DE GUATEMALA, la misma que al asumir el cargo juro respetar y defender el presidente Berger.

Los daños pueden ser tremendamente altos, se corre el riesgo de contaminar uno de los principales ríos (Río Cuilco) y otros ríos que bañan la costa sur irrigando las plantaciones de maíz, frijól, caña y otros. Los riesgos pueden ser tan graves porque de acuerdo a la geografía del país, el río Cuilco se prolonga al río Motagua y por consiguiente, los riesgos de contaminación con el tiempo pueden extenderse a las plantaciones de banano en el área de Izabal. Esto quizás puede ser más dañino que las alta tarifas de importación para el banano en Europa.

Las desventajas de la explotación minería a cielo abierto, son tantas que sus efectos son devastadores en el corto, mediano y largo plazo. Este dañino y lesivo negocio para el país provocará un mayor grado de pobreza y los únicos que resultarán ganando, serán los 'inversionistas' puesto que, este si es un negocio redondeo para ellos, un negocio en donde de inmediato el oro o materia prima extraída ya tiene un valor intrínsico, constante y sonante, superior a cualquier moneda o divisa.

El gobierno de turno está contra la espada y la pared, debe tomar acción en beneficio del pueblo que lo eligió y que le dio una segunda oportunidad, sabiendo que ya no la merecía. De lo contrario, en el país continuarán cabalgando los jinetes de la muerte, el hambre, la explotación y la esclavitud. Siendo una situación delicada que en cualquier momento, puede cambiar el rumbo del país.

* José Guillermo García es miembro de la World Media Association (WMA).

Fuente: www.argenpress.info - 210505


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.