Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 13 - 2018

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

¿Qué falta?
Por Jun Lajuj Ajmaq - Guatemala, 11 de junio de 2018

Hace un momento pensaba en el dicho que decía mi madre: “piensa mal y acertaras”. Hay muchos elementos que nos ayudan a pensar, que la actuación del gobierno de Jimmy Morales, en relación a los acontecimiento alrededor del Volcán de Fuego, no solo es por pura negligencia, ni porque no tiene la capacidad para administrar el Estado. Es por eso y más.

Si bien es cierto que hubo negligencia y demostró su incapacidad, al no actuar de forma rápida ante tal situación, pero como sabe, que esto es real en su condición de gobierno que llega por la casualidad, por eso ni le empacha que algunos sectores estén pidiendo su renuncia. Porque sabe que el protege y a él lo protegen.

Su renuncia, no hay necesidad que se le grite en las calles o plazas, si realmente tuviera dignidad, porque el mismo debería de hacerlo conjuntamente con su equipo de trabajo, toda vez que comprenda que está en un país democrático, en donde fuera de sus vinculaciones y sus pactos políticos, y su actuación debería de ser en función de los derechos humanos establecidos en la constitución y en otros instrumentos.

Como afirmamos anteriormente, este gobierno sabe que cuenta con el respaldo de los sectores poderosos, internos y externos. Fuerzas que siempre han actuado bajo la protección del Estado y que de igual forma lo han utilizado, para ejecutar planes macabros y diseñar nuevos en contra del pueblo guatemalteco.

Este grupo no sabe perder, aunque saben que no lograron expulsar al comisionado, no han podido limitar el trabajo de la CICIG. El embajador Kompas todavía está en Guatemala. Posiblemente la fiscal, pueda salirse de las manos. Aunque han logrado reformar leyes a su favor, pero hay muchas posibilidades que no logren su objetivo, si tan siquiera tuviéramos una Corte de Constitucional, más colegiada y más objetiva en sus resoluciones.

Abrir la embajada en Palestina y la visita de la Canciller al Vaticano, fue solo un distractor. Porque quedan los de la juntita alrededor del proyecto político, uno de los ideólogos de este plan, murió, es decir, Alvaro Arzú, pero lo dejó en manos de su hijo, ahora presidente del Congreso y de Felipe Alejos y todos aquellos que elaboran reformas espurias, para pretender controlarnos.

La escalada de violencia en contra de dirigentes comunitarios, solo es parte de un plan más perverso, que no solo es la criminalización de CODECA, que hizo Jimmy Morales. Va mucho más allá de CODECA. Aunque el nivel de aprobación ante la sociedad, como presidente está por los suelos. En él han confiado, los dueños del capital, para continuar su camino hacia la destrucción del país.

Por eso han manipulado la ley de partidos políticos y ahora la ley de Reconciliación Nacional. Sabiendo, que esta última no solo es inconstitucional, sino que también viola los compromisos del Estado ante la comunidad internacional, sobre todo porque Guatemala es parte de la Convención sobre la Imprescriptibilidad de los Crímenes de Guerra y de otras normas internacionales, que reconocen que los
delitos de lessa humanidad no prescriben.

Reconocer que Esttados Unidos, los considera como en aquel momento Franklin Delano Roosevelt, considero a Tacho Somoza, al decir: “Sí, es un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta" y están consciente que así son considerados, pero les importa un pepino, eso.

El asesinato de Luis Marroquin, José Can Xol, de Mateo Chamán Paau y ahora de Francisco Munguia, nos confirma nuestra sospecha, que estamos ante un nuevo plan contrainsurgente. En donde podrían estar en la lista no solo líderes campesinos, sino todos aquellos que sean considerados comunistas o personas que puedan orientar a los ciudadanos a no dejarse engañar.

Por eso aquí no hay muladas, no hay solo negligencia, aquí hay un plan bien orquestado, bien elaborado y solo puede salir de mentes que siempre han actuado bajo protección del Estado, desde los años de la guerra fría. Los mismos que estaban vinculados a los escuadrones de la muerte, a los grupos anticomunistas, etc.

Estos tienen el control de todo. De los medios de comunicación, de algunos centros académicos, tienen sus propias ONG, sus propios grupos de choque. Tienen de todo y porque saben que tienen poder, no lo quieren perder.

Saben cómo preparar escenarios donde corre sangre, porque ya están acostumbrados. Estos grupos, están preparados para todo e ideologizados para ver a todos como enemigos, de su ambición. Por eso, estaban esperando cualquier acontecimiento, para utilizarlo como distractor, mientras amarran bien su plan.

Lamentablemente, fue los acontecimientos del volcán.

Hubiera podido ser otro o se hubieran inventado uno. ¿Qué dijo el hijo de Arzú cuando fue el sepelio de su papá; “nosotros seguiremos con su plan”?. Recuerden el discurso de Morales y de Alejos en el congreso, cuando fue el aniversario de la constitución; “vamos a ser que respeten la constitución”, es la ley del garrote.

Por eso ahora, ya no hay un modelo de criminalización. Ya van a ascender al otro nivel, los asesinatos extrajudiciales, volviendo al modelo de la “selectividad, como el instrumento perfecto para inculcar miedo Si esto no lo paramos, inmediatamente pasaran a las desapariciones forzados y a desarrollar plenamente el nuevo plan contrainsurgente.

Aquí comenzaría, el nuevo GENOCIDIO.

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.