Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Hoy sacrificaron la esperanza
Por José Manuel Chacón - Guatemala, 10 de marzo de 2005
filoman12@yahoo.com

El día de hoy 10 de marzo, una mayoría de diputíteres ratificaron los Tratados de Libre Comercio con EE.UU. La ratificación se da en un contexto donde las organizaciones populares y campesinas salieron a la calle a rechazar tal imposición. La respuesta del gobierno de Oscar Berger fue la misma que ha estado dando al pueblo de Guatemala que exige justicia, acceso a la tierra y un alto a la violación a los derechos humanos más elementales como es la vida, la respuesta entonces fue pretender callar a los miles de manifestantes con represión, estilo típico como los gobernantes del pasado sangriento de nuestro país lo hacían.

Los TLC que ratificaron los diputíteres son ilegales, porque violan muchos artículos y principios constitucionales, atentan contra nuestra soberanía y amenazan la economía de subsistencia campesina, la seguridad alimentaria, la biodiversidad, etc. En resumen, los TLC derivarán en más pobreza y dependencia.

El día de hoy, es una fecha oscura y triste en la historia de nuestro país. Los diputíteres no sólo ratificaron la obediencia a los intereses del gobierno imperialista de EE.UU., sino que de forma vergonzosa comprometen la soberanía y el débil proceso democrático existente, cabe señalar al respecto que los mencionados tratados se negociaron en secreto, a espaldas del pueblo, se redactaron en inglés y fueron aprobados por un grupo de inconscientes, de vendepatrias, de esos que sólo llegan a levantar el dedo en el congrhueso y sin saber por qué lo hacen.

Los diputíteres, una minoría de aproximadamente 150 personas que decidieron por más de 12 millones de habitantes, y que nos negaron incluso el derecho a decidir con una consulta popular.

En todo esto cabe dejar constancia la valerosa y digna resistencia de las organizaciones populares y campesinas ante la imposición de estos tratados y que me imagino continuará en todo el país. Debe quedar también en la memoria del pueblo de quienes lo firmaron y lo ratificaron, que no se nos olviden sus nombres y sus caras, para poder señalarlos como traidores del pueblo.

La ratificación de los TLC el día de hoy, abre la puerta a un futuro sin esperanzas para los más pobres, un futuro que se vaticina violento, oscuro y amargo, del suponíamos haber salido con la firma de la paz.

José Manuel Chacón (Filo)
Censurado en el Diario elPeriódico durante el gobierno de Oscar Berger

Fuente: Enviado a la redacción de albedrio.org por Oxfam - Australia


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.