Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Mensaje en una botella
Xalalá y los invisibles del Ixcán
Por José Manuel Chacón - Guatemala, 27 de septiembre de 2007
filoman12@yahoo.com

El día de hoy los diarios de mayor circulación de Guatemala, destacaban en sus páginas principales la noticia de que el Instituto “Nacional” de Electrificación (INDE) sacaba a licitación la construcción del proyecto hidroeléctrico Xalalá. De acuerdo con los reportes de los diarios, el gerente general del INDE, el señor Marinus Boer, indicaba que entre las empresas transnacionales interesadas en el proyecto se encontraban: Iberdrola, Unión FENOSA y Endesa de España, además de otras de Estados Unidos y de países de Sur América. El señor Boer informaba también que la inversión en el proyecto se estimaba entre los US$350 a US$400 millones de los cuales el 80% lo pondrá el capital extranjero y el 20% restante será de la participación nacional.

Se justificaba también la ejecución del proyecto para “cubrir la creciente demanda de electricidad”.

Todo hasta allí “miel sobre hojuelas”, ninguna de las flamantes autoridades del INDE, ni la totalidad de los medios que cubrieron la noticia se recordaron de las comunidades que serán impactadas por la construcción de este proyecto, que son especialmente las de los municipios de Ixcán, Cobán y Uspantán. Al parecer estas no existen dentro del discurso de mercado de las autoridades del flamante sector eléctrico.

A mis lectoras y lectores es bueno informales que desde hace más de tres años la mayoría de comunidades del municipio de Ixcán y otras de Cobán se han estado oponiendo a la construcción de este proyecto, por un montón de válidas razones: riesgos, desvío de sus fuentes de agua, inundaciones de comunidades, destrucción de su ambiente, etc. Por todas estas razones, el 30 de abril del 2007, se realizó la consulta comunitaria en Ixcán, municipio de Quiché, abalada por su municipalidad que goza de autonomía de acuerdo con la ley vigente, abalada también por el convenio internacional 169, que para Guatemala es ley constitucional. Las más de 70 comunidades de Ixcán conformadas por pueblos indígenas en su mayoría, muchas de ellas pertenecientes a población retornada víctimas de la guerra, expresaron en mayoría absoluta su rechazo al proyecto hidroeléctrico. De acuerdo con esto, sacar a licitación Xalalá no sólo es ilegal sino también desenmascara al actual gobierno que se autodenomina como democrático mientras viola los derechos de los pueblos indígenas.

Pero por otra parte, al privatizarse el servicio de electricidad durante el gobierno neoliberal del bachiller Álvaro Arzú, estos proyectos no tienen orientación de desarrollo social, sino de puro mercado, es energía para vender y desde luego para los que la puedan comprar o pagar, en otras palabras son negocios privados manejados por capitalistas extranjeros y un grupo de la oligarquía nacional que lo promueven con el sombrerito de “necesidad pública”
Ante toda esta imposición, qué medidas van a tomar contra todas las comunidades que se resisten... Espero que no les envíen al ejército para que las masacre, como lo hicieron durante la guerra, cuando construyeron la hidroeléctrica de Chixoy.

La paz no se alcanza sólo con discursos, se debe de empezar a respetar los consensos y dejar de invisibilizar a los que hoy defienden su patrimonio natural, ante la ausencia de gobiernos dignos y consecuentes.

Desde el rincón de la censura.

Guate represas 26 sep. 2007

 

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.