Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

La hipoteca social de los medicamentos
Por José Manuel Prado Abularach - Guatemala, 28 de noviembre de 2004

Todo medicamento, antes de ser puesto a la venta, es sometido a una serie de pruebas iniciales de laboratorio, pero para poder probar su eficacia definitiva, se utilizan seres humanos. ¿Cree usted que se realiza con familiares o parientes de los funcionarios de las empresas farmacéuticas, o inclusive con sus conciudadanos de su misma raza?

Un poco de historia sobre algunos de los casos, que he podido indagar, puede ayudarnos:
La primera vacuna oral para inmunizar a las personas en contra de la poliomielitis, fue probada en Uganda por los años 50, con más de un millón de personas, en algunos funcionó y en otros no, habiéndose producido además muchos efectos secundarios dañinos, por mala calidad.

La penicilina fue probada con seres humanos de raza negra en los Estados Unidos, entre los años de 1940 a 1960, a un grupo de control se les dio un placebo en el experimento, y nunca se les suministró otra cosa, hasta su muerte. Muchos anticonceptivos y técnicas de esterilización han sido experimentados en países como Chile, Perú y Bolivia.

Me consta sobre experimentos que se realizaron en el Hospital Roosevelt, en Pediatría, para probar la efectividad de ciertos medicamentos. Y actualmente se siguen realizando experimentos similares para muchos productos en Guatemala.

Las multinacionales tienen derecho a esperar un retorno de su inversión por sus investigaciones para el desarrollo de medicamentos y a oponerse a la comercialización de los genéricos, que generalmente tiene la misma efectividad, pero poblaciones de países, como Guatemala, tenemos el derecho sobre esos medicamentos, por haber proporcionado los conejillos de indias, o seres humanos, para sus investigaciones. Por lo tanto, tenemos el derecho a exigirles a las multinacionales que no se opongan a la comercialización de los productos genéricos, que son de muy bajo precio de venta y necesarios para la salud de la mayoría de la población.

Tomado de la seccion de lectores de El Periódico - www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.