Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

El agua se aclara sola
Por Julio Pereira - Calgary, Canadá, 13 de octubre de 2005

Dice una canción que el agua se aclara sola al paso de la corriente. Vaya que gran verdad. Otra gran verdad es que el neoliberalismo es un rotundo fracaso para el bienestar de los pueblos.

En Guatemala, los politiqueros remataron todas las instituciones del Estado. Resultado, no hay instituciones estatales.

Resulta que ahora con la tragedia que se le vino encima al gobierno, el mismo es incapaz de hacer las mínimas cosas (lo mismo paso en el país mas rico del mundo). Nuestra gente a pesar de pagar sus impuestos para sostener al Estado está abandonada a su propia suerte, algo así como "ahora que te coma el chucho".

Para lo único que sirve el Estado (gobernado por la oligarquía y sus sirvientes de toda clase) es para defender los intereses de las transnacionales; para lo cual no vacilan en hacer todos los esfuerzos de inversión para mantener a las policías, al ejército y sus cuerpos clandestinos listos para reprimír a sangre y fuego cualquier intento redentor del pueblo de Guatemala.

Afortunadamente, después de la tormenta, viene la calma y ojalá que esa calma le sirva al pueblo para meditar sobre alternativas políticas que le garantizen a los guatemaltecos una salida a la crisis social que vivimos por varias decadas y alimentadas por la oligarquia nacional, los cuerpos represivos -especialmente el ejercito- y el gobierno de Estados Unidos y la Unión Europea.

Parece que ya llegamos a un tope, o nos hundimos hasta el fondo o se busca la salida por la vida. Es la lucha por la vida en lugar de la muerte.

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.