Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 3 - 2006

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

ONG´s y USAID: ¿Oportunismo, astucia o viraje?
Por Juan Pablo Ozaeta - Guatemala, 16 de agosto de 2006

• ONG´s se convierten en brazo de la política exterior de EEUU

• Beneficiarios de esta cooperación explican sus razones

• Las diferencias ideológicas hoy no interfieren en alianzas que hubieran sido impensables hace 25 años

El anuncio reciente del gobierno de los Estados Unidos de invertir US$80 millones para «agilizar la transición en Cuba», con la ayuda de ONGs internacionales, en el contexto de una creciente polarización norte-sur en las Américas, genera interrogantes sobre las relaciones estrechas entre la Agencia Internacional de Desarrollo de los EEUU (USAID) y numerosas organizaciones democráticas y pro derechos humanos en Guatemala. La cooperación que actualmente brinda USAID a Guatemala, tiene destinada una parte a grupos sociales que históricamente se han opuesto a la ideología y métodos del gobierno estadounidense, principalmente durante la guerra. En el presente estas organizaciones dicen tener coincidencias en temas específicos con la cooperación estadounidense, pero no necesariamente comparten la política exterior con el gobierno que les financia.

BENEFICIARIOS DE USAID. La cooperación al desarrollo del gobierno estadounidense otorgado a través de la US-AID tiene 40 años de presencia en Guatemala. Sus primeros años de actividad coincidieron con la llegada de especialistas en contrainsurgencia (boinas verdes) que contribuyeron a la derrota de la guerrilla en el oriente.

En la actualidad, algunas de las organizaciones beneficiarias de los fondos que USAID brinda al país son aquellas que hace dos o tres décadas eran parte de una agenda que consideraba la cooperación del gobierno norteamericano como parte de un programa contrainsurgente de ganar corazones y mentes , en el contexto de una guerra sucia en que los EEUU brindó asistencia militar e hizo diversos y polémicos aportes a la política contrainsurgente.

Entre las ONGs que reciben financiamiento de la USAID son la Fundación de Antropología Forense de Guatemala ( FAFG ), quienes coordinan la mayor parte de las exhumaciones de víctimas del conflicto armado.

Así también, dicha agencia cooperante apoya a varias de las organizaciones pro-justicia por los crímenes de guerra, conformadas por familiares de víctimas y líderes sociales que en los años 70 y 80 fueron perseguidos por las fuerzas contrainsurgentes y paramilitares.

Organizaciones apoyadas por la cooperación estadounidense incluyen la Coordinadora Nacional de Viudas de Guatemala ( CONAVIGUA ); la asociación Familiares de Detenidos-Desaparecidos de Guatemala ( FAMDEGUA ); así también el Grupo de Apoyo Mutuo ( GAM ), la cual también agrupó a familiares de víctimas de la represión.

A la lista se suma la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala ( ODHAG ), la Comisión Nacional de Búsqueda de Niñez Desaparecida durante el Conflicto, y la Asociación para el Desarrollo Integral de las Víctimas de la Violencia en las Verapaces Maya Achí ( ADIVIMA ).

En otra época USAID también apoyó financieramente a la Fundación Rigoberta Menchú. La Fundación Guillermo Toriello ( FGT ), recibió apoyo económico para la desmovilización de los ex combatientes, según Patricia Castillo .

Ahí también se encuentra la ONG Acción Ciudadana ( AC ), la Coalición por la Transparencia , y la Fundación por los Derechos Económicos Sociales y Culturales ( FUNDADESC ), coordinado por el ex canciller guatemalteco Edgar Gutiérrez, que participó en una entidad revolucionaria durante el conflicto armado.

Sin embargo, esta nueva relación entre el gobierno de Estados Unidos y los líderes sociales y revolucionarios de las décadas del conflicto armado, al parecer, no ha sido un objeto de polémica. Mario Polanco , del GAM , dijo a Inforpress que nunca han recibido alguna crítica por esta circunstancia.

Aunque por otro lado, pudiera ser que dentro del entorno de las organizaciones sociales y ONGs el tema generara incomodidad y desacuerdo discreto, puesto que algunas fuentes consultadas sí opinaron negativamente sobre este hecho. Entre éstas, Alfonso Bauer Paiz , quién calificó de vendidas a estas organizaciones, y recordó que la política no está divorciada de la ética .

Castillo también se refirió a la ética, y comentó que bajo este principio al finalizar el programa de desmovilización la FGT optó por no solicitar más el apoyo de USAID .

Leonel Paiz , de la FAFG dijo: nuestro equipo es calificado y éticamente responsable para hacer esto (el trabajo de exhumaciones) no importando quién financie .

¿RESARCIMIENTO O MÉTODO DE DESMOVILIZACIÓN?. En su sitio Web USAID , hace referencia al aporte económico que ha dado al proceso de paz: Los EEUU proporcionaron alrededor de $450 millones en un período de siete años ( 1997 a 2003) para apoyar los esfuerzos guatemaltecos de ejecutar los Acuerdos de Paz. USAID colaboró de cerca con varios cientos de organizaciones guatemaltecas e internacionales del sector público, privado y no lucrativo para promover los compromisos de los Acuerdos de Paz.

Manfredo Marroquín , de Acción Ciudadana , opina que las circunstancias en la actualidad son distintas que las de hace dos o tres décadas: ahora ya no está tan polarizado.

Por su parte, Polanco opinó: yo creo que es lo correcto que una agencia como la AID devuelva un poco por el daño que ese gobierno causó a este pueblo .

Luego se refirió al apoyo que el gobierno norteamericano puede dar en las investigaciones a las que el GAM da seguimiento: una forma de resarcir es brindando información o dinero para llegar a esa información. Recordemos que Estados Unidos es uno de los que más información tiene de las violaciones a los derechos humanos cometidas en este país .

Edgar Gutiérrez también señaló: concibo la relación como una que permite trabajar en cooperación en torno a coincidencias y discutir las diferencias .

Por su parte, Castillo identificó algunos de los riesgos que implica ser una organización social con financiamiento de una agencia como USAID . El movimiento social se está oenegizando, y por esta dinámica movimientos fuertes de mujeres así como de derechos humanos e incluso organizaciones sindicales han ido perdiendo sus bases , dijo.

A partir del análisis de Castillo , diferentes fuentes de la sociedad civil afirmaron que, efectivamente, organizaciones como el GAM y CONAVIGUA , que fueron organizaciones populares con una amplia base social, actualmente se han reducido a una estructura de ONG .

IDEOLOGÍA CADA VEZ MÁS RELEGADA . No obstante la anterior caracterización de las organizaciones beneficiarias de USAID , los criterios que hoy manejan en su relación con los EEUU son más pragmáticos y dejan lo ideológico a un segundo plano.

Marroquín , quien hizo referencia a la diversidad ideológica de las agencias cooperantes que apoyan a su organización dijo: tenemos apoyo de Suecia, de Noruega, de Dinamarca, que son más proclives a un esquema más socialdemócrata, más identificado con los movimientos. En la cooperación ya no hay esos esquemas rígidos, en donde se apoyaba a los actores que compartían ideológicamente su posición, sino que ahora la sociedad es plural y se apoya esa pluralidad .

Gutiérrez también dio su opinión sobre lo ideológico: no pugno una lucha contra Estados Unidos como “eje del mal”… tampoco nos consideramos “contrahegemónicos”, podemos ser críticos de la política exterior de Estados Unidos en el mundo y nuestra región, pero también concordamos con otros.

Castillo dijo que la cooperación internacional se vuelve importante a partir de que una ONG o una organización social no logra ser autosostenible .

Señaló que hacer una lectura ideológica no ayuda a entender las condiciones en que una organización accede a utilizar fondos de cooperación internacional. Priva más lo político en aspectos que son importantes para mejorar las condiciones del país. Una ONG que recibe estos fondos debiera tener alguna referencia y determinar en qué aspectos temáticos coinciden. En un marco definido se pueden coincidir objetivos específicos relacionados con derechos humanos, desarrollo humano o gobernabilidad local , dijo.

Varios de los temas señalados por Castillo son efectivamente algunas de las líneas de cooperación de USAID , según lo explica su oficina nacional: la asistencia de USAID en Guatemala promueve la democracia, la justicia y los derechos humanos, promueve el crecimiento económico, las prácticas ambientales acertadas y mejor seguridad alimentaria; y mejora el acceso de las personas a servicios de salud y de educación de calidad .

Bauer Paiz señaló que la agenda de USAID pudiera tener un efecto neutralizante, puesto que muchos líderes sociales que trabajan las temáticas que abarca la cooperación del gobierno norteamericano podrían estar trabajando en temas de más trascendencia para el desarrollo de la población campesina, como la recuperación de las tierras ociosas.

DEMOCRACIA, EN SENTIDOS CONTRARIOS. USAID, en su sitio electrónicio, explica sus propósitos en la región: como fue descrito en la Estratégia Nacional de Seguridad del presidente Bush, el trabajo de USAID en desarrollo se une a la diplomacia y defensa como uno de tres piezas claves del aparato nacional de política exterior. USAID promueve la paz y estabilidad para fomentar el crecimiento económico, proteger la salud humana, proveer ayuda humanitaria en emergencias, y apoyar la democracia en países en desarrollo.

El impulso que USAID brinda a la democracia en América Latina ha sido motivo de una creciente polémica, especialmente en relación a los esfuerzos de derrocar a presidente Hugo Chávez de Venezuela en 2002, y más recientemente, con la noticia de sus intenciones de intervenir en Cuba.

En un boletín publicado en el sitio electrónico de USAID , se expresa el apoyo financiero a los grupos de cubanos radicados en Estados Unidos y que apuestan por el fin del actual régimen político del país caribeño: el Programa Cuba (aprobado en 2004) hasta el momento ha comprometido un total de US$26 millones en donaciones a 28 organizacione s no gubernamentales (ONG) para establecer solidaridad con los activistas de Cuba en derechos humanos, dar una voz a los periodistas independientes de Cuba, establecer ONG cubanas independientes, y hacer un plan para la transición a la democracia por medio de donaciones a universidades y ONG.

El mes pasado el Departamento de Estado anunció un incremento a US$80 millones en el presupuesto para agilizar la transición en Cuba.

Ante esta coyuntura, algunos de los miembros de las organizaciones beneficiarias de la cooperación estadounidense en Guatemala, expresan su desacuerdo con la intervención estadounidense en los asuntos de Cuba.

De tal manera, Marroquín expresó: creemos que Cuba es un país soberano, y tiene derecho a autodeterminarse. Y como país soberano tiene derecho a autodefinirse en su futuro político y como en todos los casos se condenan las injerencias que traten de destruir el proceso politico de un país.

Asímismo, Gutiérrez en su columna en elPeriódico (07/08/09), comenta sobre la capacidad de resistencia y adaptación de la revolución cubana, que en las palabras de Fidel Castro se tiene que salvar de sí misma, no tanto de EEUU.

El auge de la cooperación oficial estadounidense a mediados de los 90s coincidió con el final del conflicto armado, en medio de una crisis de alternativas y una lluvia de fondos internacionales.

Hoy, con una creciente oposición a la política estadounidense en América del Sur, y un discurso intervencionista de los EEUU en relación a Cuba, Venezuela y Nicaragua, el pragmatismo de las organizaciones sociales en Guatemala podría complicarse, especialmente si los acontecimientos nos llevan a la conclusión de que la política exterior de los EEUU en esencia no ha cambiado, sólo el entorno.

En este sentido, la hazaña más notoria de los EEUU en Guatemala sigue siendo su apoyo en 1954 al derrocamiento de un presidente electo democráticamente; que dio lugar a una guerra que dejó como saldo 200 mil muertos, 40 mil desaparecidos y 440 poblaciones arrasadas (según datos de USAID ).

En cooperación con Inforpress Centroamericana - Inforpress C.A. es una revista semanal de análisis que cubre la región centroamericana, y depende de suscripciones para sus ingresos. www.inforpressca.com

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.