Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Deportaciones masivas, un problema estructural que se agrava
Por Juan Pablo Ozaeta - Guatemala, 16 de febrero de 2007

• 70 mil centroamericanos deportados durante 2006

• Problemática pone en entredicho a la clase política del Istmo, mientras se augura recesión económica

• Dominio demócrata en senado estadounidense no garantiza Reforma Migratoria favorable para indocumentados

En 2006 el número de centroamericanos deportados de los Estados Unidos (EEUU), creció considerablemente. Las medidas antimigratorias no sólo se han caracterizado por los grandes operativos de seguridad, realizados recientemente, en que miles de indocumentados han sido capturados en sus puestos de trabajo. También se ha incrementado la presencia militar estadounidense en las zonas fronterizas de Guatemala y México con el principal argumento de la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo. En tanto, los gobiernos centroamericanos han buscado cumplir todos los requerimientos de EEUU en materia de seguridad y comercio para negociar, sin buenos resultados, más consideraciones con los indocumentados de sus países.

RECRUDECEN MEDIDAS ANTIMIGRATORIAS. El año 2007 inició con la noticia que en EEUU las deportaciones entraban a una nueva dinámica. El departamento de Migración norteamericano realizó una serie de redadas en fábricas que empleaban a migrantes. Unos 1,300 indocumentados fueron capturados en un día; muchos de ellos centroamericanos.

Estas medidas migratorias se dan en el contexto de la Reforma Migratoria , la cual pasó por una etapa de debate y discusión en el Senado norteamericano. Sin embargo, aunque no fue aprobada como Ley, impulsó diversas acciones en función de regular el flujo migratorio.

Alfonso Gonzáles, del Frente Continental, coalición que aglutina a organizaciones de latinoamericanos en Los Ángeles, explicó a Inforpress las distintas medidas tomadas por EEUU , que él mismo calificó de política de Estado Anti-migrantes .

En primer lugar, hubo un considerable aumento al Servicio de Inmigración y Aduanas ( ICE , por sus siglas en inglés). En 2006 el presupuesto de esta institución fue de US$3,090 millones. En 2007 el monto estimado es de US$3,902 millones. Con la operación Escudo Comunitario , se realizaron detenciones preventivas a supuestos jóvenes pandilleros para luego deportarlos.

Según Gonzáles , de 3 mil jóvenes capturados en dicha operación, menos de 400 habían cometido algún delito. Asimismo, el ICE ejecuta la Operación Calles Seguras , en el que persiguen a jornaleros de México y Centroamérica con el argumento con son un peligro para la comunidad .

El operativo Return to sender , es por el cual realizan deportaciones masivas en los sitios de trabajo.

Gonzáles explicó que estos operativos tienen un gran impacto psicológico para los migrantes, además de atentar contra sus derechos humanos. En las redadas del «Escudo Comunitario» llegan a las casas de los inmigrantes a las 4 ó 5 de la mañana, y sacan a toda la familia y se llevan a todos los que no tienen papeles. También la policía de Los Ángeles y otras ciudades, llevan a los inmigrantes a la cárcel del condado con cargos falsos para que de ahí los deporten. Ha habido casos, en la Operación «Return to Sender», que invitan a los trabajadores a una carne asada o a tomar café con donas y cuando llegan, les sorprende el ICE para deportarlos.

A estos operativos de impacto masivo, se puede incluir una disposición legal, mediante la cual se penaliza a quienes contraten a migrantes indocumentados.

Por otro lado, también se ha incrementado las patrullas fronterizas en las zonas que unen a México con EEUU . Se estima que hay de 10 a 15 mil efectivos en dicha zona fronteriza.

Gonzáles afirmó que en la frontera sur de EEUU también hay unos 5 mil casamigrantes, de organizaciones de voluntarios como Minute Man y American Border Patrol . Según el entrevistado, estas organizaciones tienen una relación con el Estado, y juegan un rol paramilitar.

Asimismo, Juan Dardón , del Movimiento Tzuk Kim Pop , dijo a Inforpress que el aumento de militares estadounidense en la frontera sur de México, que se enmarca dentro de la política de seguridad de ese país, bajo el argumento de la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico, busca también controlar el paso de migrantes.

Estas medidas ponen en alerta a la región ante la posibilidad de un incremento aún mayor de deportaciones. Sólo en 2006, fueron deportados 70 mil centroamericanos de los tres países con más tendencia a la migración a EEUU : El Salvador, Honduras y Guatemala.

Cifras de los medios de comunicación de estos países señalan que a Guatemala fueron deportados 18,305 indocumentados, a El Salvador 14,328 y a Honduras 23,754 indocumentados de ese país.

A esto debe añadirse que, con el plan de sellamiento fronterizo , que desde hace cinco años implementa el gobierno de México, cerca de 180 mil centroamericanos en su intento por llegar a EEUU fueron capturados en ese país durante 2006.

Guatemala, por su parte, intenta ser otro freno del flujo migratorio. Según la Mesa Nacional para las Migraciones en Guatemala ( MENAMIG ), las fuerzas de seguridad del país han hecho operativos, bajo el supuesto de contrarrestar a la delincuencia, para finalmente capturar indocumentados.

Todo indica que aplican la misma fórmula que en EEUU pero con resultados más modestos. La Dirección Nacional de Migración reportó un aproximado de 1,779 centroamericanos deportados.

Con estos antecedentes, la presencia de militares estadounidenses en el departamento de San Marcos, frontera con México, bajo el argumento de apoyo a la salud y educación, podrían interpretarse como otra estrategia de control migratorio.

DIVERSOS INTERESES EN JUEGO. Toda esta coyuntura representa para los gobiernos de las naciones del Istmo, una enorme tarea; pues se ven en la obligación de atender las necesidades de estos connacionales.

En las naciones centroamericanas se han creado programas de empleo para quienes son deportados. No obstante, Álvaro Caballeros , de la Asociación para el Avance de las Ciencias Sociales ( AVANCSO ), dijo a Inforpress que jamás van encontrar un empleo en que se les pague lo mismo que en EEUU .

Además, dicha fuente opinó que la asistencia del Estado debiera ser más integral, y no sólo contemplar la búsqueda de empleo, sino acompañamiento psicológico, por los tratos recibidos en el proceso de deportación.

Una publicación de Prensa Libre (05/02/07) señala que muchos de los deportados descartan los empleos que les ofrece el gobierno y optan por buscar la forma de regresar a EEUU . Esto se debe a que los migrantes adquieren deudas que incluso alcanzan los Q150 mil, para llegar a EEUU , y al ser deportados no pueden terminar de pagar.

Las deportaciones masivas generan diversos efectos en los países centroamericanos. En primer lugar, el efecto socioeconómico en las familias de los deportados. Se estima que mensualmente, los migrantes envían unos US$240 a sus familias.

Por otro lado, se han señalado casos de padres deportados, cuyos hijos nacieron y son ciudadanos de EEUU . La separación y posterior éxodo de esta niñez a los países centroamericanos les genera un impacto emocional negativo. Más allá del impacto para las familias de los deportados, se prevé que esta coyuntura traiga un efecto en la estabilidad macroeconómica de los países de la región.

Sólo en 2006, el monto de las remesas enviadas por migrantes en EEUU hacia Honduras, El Salvador y Guatemala suma unos US$ 10 mil millones. En estos tres países, el monto de las remesas es muy parecido al monto de sus exportaciones.

Según el análisis de Dardón , la macroeconomía en general se sostiene por el comercio y la construcción. Si se reduce el flujo de remesas se podría entrar en una recesión .

Asimismo, opinó que es contradictorio que las cúpulas empresariales no respalden a los migrantes cuando éstos son los principales beneficiaros de las remesas, pues le dan el poder adquisitivo a la masa pobre que les consume bienes y servicios .

¿LA SOLUCIÓN ES DIPLOMÁTICA? Diversos actores del tema migratorio han criticado el pobre papel que ha jugado el gobierno de Guatemala ante la problemática de los migrantes en EEUU . Esto porque, en coyunturas de desastres naturales, El Salvador, Honduras y Nicaragua solicitaron entrar al Programa de Protección Temporal ( TPS , por sus siglas en inglés). Guatemala quedó fuera de este beneficio que otorgó, para el caso de la Tormenta Stan , unas 200 mil visas de trabajo temporal para centroamericanos.

No obstante, se conoce de varias acciones que los gobiernos de Centroamérica han ido implementando para sumar votos al momento de negociar mayores beneficios en el tema migratorio.

En el marco del apoyo a la política de seguridad de los EEUU , el gobierno de El Salvador mantiene a tropas destacadas en el conflicto de Irak. Este país, ha cumplido un requerimiento de EEUU , de aprobar una Ley Antiterrorista.

En el caso del Gobierno de Guatemala, Caballeros indicó que la manera de complacer a sus pares en EEUU , ha sido el apoyo a misiones de paz de la Organización de Naciones Unidas ( ONU ), y su participación como candidato para ser miembro temporal del Consejo de Seguridad de este Organismo.

No obstante, estas muestras de buena conducta no parecen dar resultado. Mientras los migrantes en EEUU esperan que la Reforma Migratoria Integral les otorgue su legalización y residencia, Caballeros prevé otro escenario.

El analista supone que EEUU otorgará algunas visas de trabajo temporal (2 ó 3 años), mientras implementará medidas cada vez más drásticas contra indocumentados.

Ante la actual composición del Senado de EEUU, con mayoría demócrata, dicha fuente opinó que éstos le dan un enfoque menos xenofóbico al tema migratorio. Sin embargo, existe un pesimismo que esto pueda cambiar el panorama.

Al respecto, Gonzáles recordó que el partido demócrata, bajo el Gobierno de Bill Clinton , implementó la Operación Guardián , que según indicó, causó la muerte de al menos 4,000 migrantes. Ésta también dio paso a la construcción de un muro entre Tijuana y San Diego.

Además, durante ese régimen se cortó la ayuda escolar para estudiantes indocumentados . Agregó que en ese período se aprobó la Ley Antiterrorista que dio paso a la deportación de migrantes que estuvieron más de un año presos en EEUU .

No hay solución con los demócratas, dijo el entrevistado, si no encontramos un modelo alternativo al modelo neoliberal, nuestros pueblos van a seguir llegando a los EEUU , concluyó.

En cooperación con Inforpress Centroamericana - Inforpress C.A. es una revista semanal de análisis que cubre la región centroamericana, y depende de suscripciones para sus ingresos. www.inforpressca.com

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.