Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Caso RCTV: pugna ideológica se regionaliza
Por Juan Pablo Ozaeta - Guatemala, 9 de junio de 2007

• Cierre de televisora venezolana enfoca baterías contra presidente Chávez

• Gobernantes del istmo han clausurado medios opositores -incluso con pretensiones golpistas- sin mayores consecuencias

La no renovación de la licencia de transmisión a Radio Caracas Televisión (RCTV) por decisión del gobierno de Hugo Chávez, fue un hecho que repercutió en la vida política de la región. Partidos políticos y medios de comunicación aprovecharon la coyuntura para descalificar a las expresiones políticas de izquierda de Centroamérica. En tanto, los sectores políticos del istmo que hoy se pronuncian ante lo que consideran un acto de «censura» a un medio venezolano, han sido responsables directa o indirectamente de los cierres de espacios de comunicación críticos de sus gobiernos o simplemente de aquello de tipo comunitario. La estructura mercantilista con la cual se ostenta el monopolio de los medios en Centroamérica es avalada por empresarios y políticos. Éstos, a su vez, reprodujeron información de agencias e instancias defensoras de la libertad de prensa señaladas de vínculos con el gobierno de Estados Unidos, principal enemigo del gobernante Hugo Chávez. El tema llegó a debatirse en el principal escenario continental, la Organización de Estados Americanos (OEA), donde la petición estadounidense de solicitar una investigación en Venezuela, no fue aceptada, lo cual ha sido considerado una derrota diplomática para el gobierno de George W. Bush.

COBERTURA POLITIZADA EN CASO RCTV. A Radio Caracas Televisión ( RCTV ) se le venció, el 27 de mayo, la licencia para el uso de la frecuencia radioeléctrica con la cual transmitían en Venezuela.

Ante la decisión del gobierno de Hugo Chávez , de no renovar una licencia de 20 años –lo cual puso fin a 53 años de transmisión de programas de entretenimiento e información- se generó una controversia de alcance internacional en torno a la libertad de expresión y la democracia en la nación sudamericana.

En toda América Latina, las reacciones se vieron polarizadas, y el manejo del tema estuvo marcado por la simpatía o rechazo al gobierno de Chávez y a las fuerzas de izquierda que actualmente tienen incidencia en el continente.

En Centroamérica, dicha polémica ha sido publicada con fuerte impacto en los medios de comunicación masivos, los cuales se han caracterizado por sumarse a la posición de condena por la medida.

Asimismo, en los distintos países la cobertura del tema ha promovido coyunturas particulares de acuerdo con la realidad política de cada nación centroamericana.

En el caso de Nicaragua, gobernada por Daniel Ortega -quien ha respaldado la decisión del presidente Chávez - los empresarios de las telecomunicaciones y la oposición partidaria han advertido que el mandatario nicaragüense podría emular a su par venezolano.

En la Asamblea Nacional, las tres bancadas de oposición se unieron para aprobar una resolución de condena al gobierno venezolano por la medida que afectó a RCTV .

Asimismo, la oposición parlamentaria anunció que enviarían a la comisión de comunicación social de la Asamblea una iniciativa denominada Ley de Defensa de la Libertad de Expresión, la cual permita a los medios de comunicación extender por 10 años más la licencia de comunicación sin necesidad de pasar por el proceso que exige la instancia nacional de Telecomunicaciones y Correos ( TELCOR ) - El Nuevo Diario 30/5/07-.

El Salvador fue otro país en donde la polarización en torno al tema fue muy notoria. La Asociación Salvadoreña de Radiodifusores ( ASDER ) promovió que algunas estaciones de radio y televisión salieran del aire por diez minutos el 28 de mayo en apoyo a RCTV .

Caso similar ocurrió en Panamá, el 4 de junio, cuando la radio y televisión decidieron suspender al unísono sus transmisiones durante 30 segundos. La protesta se dio en el contexto de la XXXVII Asamblea General de la Organización de Estados Americanos ( OEA ) celebrada en ese país esta semana.

En tanto, dirigentes del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional ( FMLN ) y otras organizaciones sociales realizaron una actividad en solidaridad con el gobierno venezolano.

Esto motivó a que el oficialista partido Alianza Republicana Nacionalista ( ARENA ) criticara a su principal opositor de izquierda y lo calificara como «enemigo de las libertades», según publicó el Diario de Hoy (28/5/07).

El citado medio sugirió que la oposición partidaria, al igual que la Asociación Nacional de la Empresa Privada ( ANEP ), temen que el FMLN arremeta contra el sector privado si alcanzan el control del Ejecutivo.

En el resto de países del istmo, los sectores políticos no dieron el mismo manejo político del tema, porque la debilidad de las fuerzas de izquierda en esos países no promueve esa polarización.

En el caso del Parlamento Centroamericano ( PARLACEN ), el grupo parlamentario Alianza Democrática «19 de Febrero» (fecha del asesinato en Guatemala de los tres diputados de ARENA y su piloto) conformado por los partidos centroamericanos más conservadores, expresaron su rechazo al gobierno de Hugo Chávez por el caso RCTV .

Así lo consignó Siglo Veintiuno (25/5/07), medio que obvió difundir la posición del grupo de parlamentarios de izquierda, quienes también se manifestaron públicamente en respaldo al gobierno venezolano.

En términos generales, con raras excepciones, en sus secciones editoriales la prensa centroamericana, se pronunció en contra de la medida tomada por el gobierno venezolano.

En Honduras, el manejo tiene una característica particular. En este país, el mandatario Manuel Zelaya, enfrentado con la prensa , está transmitiendo cadenas de radio y televisión continuas para difundir la información que aduce que los medios no dan.

A diferencia de Nicaragua y El Salvador, en Honduras la cobertura del caso RCTV fue completamente separada de la controversia que se suscita entre la presidencia y los medios de comunicación.

Con sus diferentes matices, los medios masivos centroamericanos mostraron una posición similar, en el que más que la crítica hacia la libertad de prensa en Venezuela, lo que imperó son las diferencias políticas entre dueños de medios de comunicación y el gobierno chavista.

CONTEXTO DEL CASO RCTV. Llama la atención que en el abordaje del tema, los medios pusieron poca atención a los antecedentes del conflicto entre los medios de comunicación venezolanos y el gobierno de Chávez .

Esto pudiera tener una intencionalidad política en algunos casos, en los que se intenta obviar las acusaciones del gobierno sobre la participación de medios como RCTV en el golpe de Estado en 2002, por medio del cual el actual mandatario fue depuesto de su cargo algunos días.

RCTV fue fundada en 1953 y es un canal que tenía el 30% de difusión y su alcance llegaba a todo el país. El director y propietario, cuyo nombre es Marcel Granier , ha sido señalado de tener amistad con Carlos Andrés Pérez , ex presidente venezolano contra el cual, el entonces teniente coronel Hugo Chávez, lideró un fallido golpe de Estado en febrero de 1992.

El 11 de abril de 2002, se perpetró en Venezuela el golpe de Estado contra del presidente Chávez , quien luego de salir de prisión en 1994 -por su acción insurreccional- triunfó en las elecciones generales de 1998.

Durante los sucesos de 2002, se desarrollaron manifestaciones simultáneas, por parte de grupos que apoyan la gestión de Chávez y otros que pedían su dimisión.

Ese día murieron asesinados manifestantes de ambos bandos por disparos en la cabeza que daban la pista que se trataba de francotiradores.

En un lugar conocido como Puente Llaguno , las cámaras de la RCTV captaron a sujetos con boinas rojas –que los identificaban como simpatizantes de Chávez - disparando hacia una dirección no visible por las cámaras de la televisora.

En su noticiero, acusaron de ser éstos quienes dispararon a los manifestantes, sin embargo, la toma no muestra hacia dónde disparan.

Un documental difundido por el gobierno muestra una imagen fotográfica en la cual se ve a los hombres con boinas rojas, y la parte hacia donde disparaban y evidencian que no se encontraba ningún manifestante; con lo que aducen que se defendían de los francotiradores.

En una entrevista para El Mundo (17/4/07), de España, se le preguntó a Marcel Granier por qué su televisora manipuló esta información, a lo cual responde rechazando las acusaciones, y acusa a Chávez de haber intencionalmente convocado a una cadena nacional en el momento en que los hechos ocurrieron para que éstos no se dieran a conocer.

Granier , aunque rechace haber manipulado la información, reconoce que no sabe de dónde pudieron originarse los disparos que dieron muerte a los manifestantes.

A RCTV también se le acusó de haber grabado, y además transmitido, el mensaje de los militares que llamaron al golpe contra el presidente Chávez ( Confidencial 536).

Dados los sucesos, y suscitada esta controversia, el gobierno de Venezuela decide no renovar la concesión a RCTV . Un comunicado de la embajada de Venezuela en Guatemala expone las causas por las cuáles se tomó la decisión de negarle la licencia de transmisión. «La televisora ha fallado recurrentemente en sus obligaciones y responsabilidades hacia el pueblo de Venezuela. En uno de los incidentes más perturbadores, la gerencia de RCTV sesgó su programación diaria para apoyar el golpe de Estado, en abril de 2002 .»

Asimismo, el comunicado critica el hecho de que cerca del 80% de las estaciones de radio y televisión estén en manos privadas: « Una gran parte pertenece a un reducido número de corporaciones con múltiples intereses económicos y políticos ».

Al respecto cabe mencionar lo afirmado por Granier al El Mundo : RCTV es un canal que pertenece al grupo 1BC , que además posee otra lista de medios electrónicos como la conocida Radio Caracas Radio 92.9, Sonográfica, Recordland y Etheron .

Como RCTV también existe Venevisión , canal de entretenimiento e información con una línea de oposición. Asimismo, Globovisión , que a diferencia del canal que salió del aire, transmite 24 horas de información. En el último proceso electoral, dicho medio daba una amplia cobertura a la campaña del candidato opositor más importante, Manuel Rosales , mientras que no cubría una sola actividad de Chávez .

En comparación con Globovisión , RCTV era un canal cuya programación tenía como contenido principal el entretenimiento, y las horas estelares las ocupaban las telenovelas. El noticiero El Observador se transmitía solamente cuatro horas al día.

Las últimas noticias oficiales señalan que de los 3 mil empleados de RCTV , algunos ya han entrado a trabajar a la Televisora Venezolana Social ( TVes ), canal que sustituye a RCTV , y que fue adquirido por el gobierno venezolano, que según la embajada de Venezuela en Guatemala, funcionará con el apoyo y colaboración de productores nacionales independientes venezolanos, medios alternativos y comunitarios, productores internacionales, y entidades públicas.

Quienes apoyan la medida de Chávez , dicen que con TVes se están democratizando los medios de comunicación, porque hacen un equilibrio a los canales de radio y televisión privada que tienen una línea opositora.

Por su parte, los inconformes con el cese de transmisiones de RCTV , como la Sociedad Interamericana de Prensa ( SIP ), expusieron que TVes adquirió la frecuencia radioeléctrica de forma ilegal, puesto que no realizaron una licitación pública para el otorgamiento de ésta.

Prevalece ideología

Los análisis del caso RCTV donde no prevalezca una posición ideológica definida son difíciles de encontrar. Entidades como la SIP y Reporteros Sin Fronteras ( RSF ), organizaciones que han llamado a repudiar la medida del gobierno venezolano, se les vincula con el gobierno de EEUU .

Instancias que aglutinan a periodistas a nivel internacional han polarizado sus posturas. En el XXVI Congreso Mundial de la Federación Internacional de Periodistas ( FIP ), realizado en Moscú, se condenó al gobierno venezolano por afectar la libertad de expresión y la pluralidad. Contrariamente, la Federación Latinoamericana de Periodistas ( FELAP ) respaldó la medida que afectó a RCTV .

Los sectores sociales y políticos de izquierda, han señalado que RSF y la SIP actúan por mandato de EEUU , con el fin de deponer al presidente Hugo Chávez de su cargo.

Para Ileana Alamilla , al relacionar a los gobiernos izquierdistas con la censura, se evidencia claramente el contenido político e ideológico de la denuncia. La comunicadora lamenta que una reivindicación «tan legitima» como la libertad de expresión se diluya con estos conflictos tan politizados.

«Ha tenido más impacto esta noticia que el asesinato que han sufrido muchos periodistas en la región en los últimos años» , reclamó.

Y en efecto, la polémica ha capturado la atención de tal forma que alteró el desarrollo de la última asamblea general de la OEA, celebrada esta semana en Panamá.

Pese a que el tema principal de la cita era la energía renovable, cobró más relevancia el tema de la libertad de expresión, por la solicitud que hizo la secretaria de Estado norteamericana, Condolezza Rice , de que el secretario general de dicho organismo realizara una visita a Venezuela para verificar cómo se desarrolla el conflicto, a lo cual el funcionario se negó.

El debate sobre el caso RCTV se mantendrá abierto. De momento algunas conclusiones son importantes de destacar. La organización no gubernamental Oficina de Washington para Asuntos de Latinoamérica ( WOLA, por sus siglas en inglés), expresó preocupación por la censura a un medio de oposición.

Sin embargo, dicha organización reconoció que el Estado venezolano actuó apegado al derecho, mientras que RCTV realizó acciones indebidas durante el golpe de Estado al presidente Chávez . Similar fue la posición del periódico mexicano La Jornada (31/5/07) , que en uno de sus editoriales sugiere que no debe confundirse el debate sobre la libertad de expresión con que se esté o no de acuerdo con la no renovación de la licencia a RCTV . «Ese es otro tema» , manifestó el medio.

VIENDO LA PAJA EN EL OJO AJENO. El impacto que tuvo en el istmo el conflicto suscitado en Venezuela, hizo recordar la precaria situación de la libertad de prensa en la región.

En Centroaméria también existen muchos medios de comunicación y programas que han sido sacados u obstaculizados en su labor, bien sea por diferencias políticas como por intereses económicos específicos.

En Guatemala, la censura de información tiene su base principalmente en el manejo mercantilista de las frecuencias radioeléctricas (aunque también hay casos con causas políticas).

Así lo manifestó a Inforpress la periodista Ileana Alamilla, directora del Centro de Reportes Informativos sobre Guatemala (CERIGUA ) y columnista de Prensa Libre .

«¿Qué más antidemocrático que poner las frecuencias de radio a subasta?» preguntó la entrevistada, al referirse a la situación en Guatemala, argumentando que de esta forma el recurso radial se vuelve exclusivo para grupos con fuerte capital.

El monopolio de la televisión abierta en el país –todos propiedad del empresario mexicano Ángel Gonzáles - también es una situación que criticó Alamilla , quien argumentó que son los grupos de las áreas rurales quienes más se ven afectados con esta realidad pues están excluidos de recibir información y se les limita su acceso a dar información.

Los partidos gobernantes también han tenido conflictos políticos con medios de comunicación sin que eso haya desatado una controversia como la que actualmente se da en Venezuela. 1988, durante el gobierno de Vinicio Cerezo (1986-1990), se decidió la clausura del telenoticiero Aquí El Mundo del periodista Mario David García, tras acusársele de estar involucrado de acciones golpistas contra el gobierno y usar ese medio televisivo para apoyar a los militares involucrados denominados Oficiales de la Montaña (Inforpress 16/6/88, 6/7/89 y 16/11/89).

A ese caso, se agrega otro durante el gobierno de Álvaro Arzú (1996-2000) cuando se intentó acallar a varios medios radiofónicos y escritos vía el «estrangulamiento económico» ejercido por el gobierno contra anunciantes de ciertos medios. La Revista Crónica fue una de las víctimas, al cerrar tras varios años de publicar análisis políticos. Otros medios sufrieron iguales presiones: Prensa Libre, elPeriódico y el radiodiario Guatemala Flash.

Asimismo, en Nicaragua, durante 2002, cuando gobernaba el derechista Enrique Bolaños , se cerró la estación de Radio La Poderosa y se confiscaron sus equipos sin ningún proceso judicial. Dicho medio era crítico de la gestión gubernamental de ese entonces.

En este país también impera el monopolio de los medios de comunicación. La familia Chamorro, de la que proviene la ex presidenta Violeta Barrios de Chamorro , tiene acciones en todos los medios escritos de distribución masiva que hay en el país. Esto devela el compromiso de dichos medios con un sector político liberal, que es opositor al gobierno de Ortega .

En Honduras, la decisión del presidente Zelaya de transmitir en cadena una hora al día, ha sido vista como un atentado a la libertad de expresión. El periodista Edgardo Escoto , reportero de la radioemisora opositora Circuito Radial Voces , ha denunciado que no se le permite la palabra para preguntar, y se le esconde la agenda del gabinete ( Radio La Primerísima 30/5/07).

Este país también se caracteriza por una concentración de medios en pocas familias. El diario La Tribuna , pertenece a la reconocida familia de empresarios Faccussé. La familia Canahuati es propietaria del diario La Prensa y el Heraldo , y tiene vínculos con la familia Sikaffy , que posee varios canales de radio y televisión.

En el resto de países de Centroamérica, la situación no es muy diferente. Con excepción de Panamá, donde se muestra alguna desconcentración de los medios de comunicación, todos los países cuentan con medios que son propiedad de familias de empresarios con una similar visión política en la que se excluye la voz de fuerzas sociales emergentes. La legislación no regula los monopolios y avala el predominio del capital sobre las frecuencias, lo cual veta el acceso a la población de contar con radios comunitarias.

En El Salvador, la familia Esersky es propietaria de los canales que concentran la mayor audiencia. La familia del presidente Antonio Saca posee más de la mitad de los canales de radio, mientras su antecesor, Francisco Flores , también posee otras frecuencias.

En Costa Rica, el empresario Willy Gómez posee canales de radio, televisión y prensa escrita. Seis de los siete canales de televisión se concentran en dos grupos empresariales. Una empresa de cable también es propietaria de una similar en Guatemala.

La familia Jiménez es propietaria de los medios escritos La Nación y Al Día , y posee acciones en La Prensa Gráfica de El Salvador y Siglo Veintiuno y Al Día de Guatemala. A propósito de los periódicos guatemaltecos mencionados, en éstos posee acciones el poderoso empresario Juan Luis Bosch quien, al igual que su hermano Felipe, es un abierto crítico de Chávez ( Inforpress 1665).

Los entretelones de la SIP

La Sociedad Interamericana de Prensa ( SIP ) es una asociación que reúne a varios directores de diarios, periódicos y agencias informativas del Continente americano. Su creación data del año 1943 cuando, luego de varios encuentros internacionales de periodismo, se logró constituir una Comisión Permanente que dio vida al organismo.

En 1950, la actual SIP habla de « la etapa más importante» de su historia, cuando la instancia «se volvió independiente» y que no responde más « a ningún gobierno ni interés especial».

En tanto, el periodista español Pascual Serrano , creador de la página digital de información alternativa Rebelión , aseguró que quienes impulsaron esta nueva etapa de la SIP fueron Jules Dubois, Joshua Powers y Tom Wallace .

Serrano ha señalado a los primeros dos como agentes de la Agencia Central de Inteligencia ( CIA , por sus siglas en inglés), y al tercero como agente del Departamento de Estado. El edificio en Miami, Florida, que alberga la SIP lleva el nombre de Dubois .

Según el periodista, la SIP rechazó en su momento la propuesta de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura ( UNESCO , por sus siglas en inglés) de debatir sobre el control de la información por parte de los países más poderosos del mundo.

La SIP ha evidenciado su línea anticomunista en épocas como las del presidente Salvador Allende , en Chile, cuando promovieron la intervención militar en contra de dicho gobierno, por lo cual el mandatario se vio en la necesidad de señalar « la falta de autoridad moral» de la instancia de prensa.

En lo últimos años se han caracterizado por señalar la falta de libertad de expresión en países gobernados por la izquierda como Cuba, Venezuela, Bolivia y Ecuador.

Desde 1976 hubo diversos círculos de periodistas, incluyendo sindicatos, que discreparon con la dinámica de la SIP y se agruparon en un nuevo ente denominado Federación Latinoamericana de Periodistas ( FELAP ) que está asociada a la UNESCO.

Actualmente esta entidad asegura representar a más de 80 mil periodistas en la región. El presidente de la FELAP , Juan Carlos Camaño dijo en una entrevista a la cadena radial venezolana YVKE Mundial: «La SIP, como bien sabemos es la organización de los barones de la información y la comunicación y sus gerentes. Y ahora están dedicados a mellar las bases de sustentación del gobierno democrático del presidente Hugo Chávez Frías. Pero es histórico que los dueños de los medios de comunicación, los dueños del dinero, vivan preocupados, en un caso como el de Venezuela, donde se ha producido, desde la llegada del presidente Chávez, una verdadera transformación social y económica y una clara disputa sobre el eje comunicacional, acerca de para qué y para quiénes deben ser los medios de comunicación .»

El diputado boliviano del Movimiento al Socialismo ( MAS ), Iván Canelas Alurralde se refirió a la SIP como un ente con «visión empresarial» y opinó que: «Los empresarios sólo tienen una forma de ver esa libertad de expresión, desde la visión de la libertad de empresa y no del derecho que tiene todo ciudadano, no sólo a emitir libremente sus opiniones, sino al derecho a la información y comunicación» ( Bolpress 4/10/06).


En cooperación con Inforpress Centroamericana - Inforpress C.A. es una revista semanal de análisis que cubre la región centroamericana, y depende de suscripciones para sus ingresos. www.inforpressca.com

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.