Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

El urbanismo de Chamalé
por Jorge Sierra - 25 de junio de 2004
mondosonoro@yahoo.com.mx

Su voz le sale con actitud, entrega y franqueza. Nada del otro mundo, pero con lo que tiene le basta. Amén de que sus canciones las carga con mensajes propios y convicciones personales. Con estos primeros ingredientes se articuló la música que José Chamalé, presentó junto a su banda el viernes 18, en Azul, centro cultural y café bar de la zona 1.

Temas como Cuando pienso en vos, Midernik, Pachanga digital, Compinche Camarón, Ruta BP, Futuro sin enganche, son el pretexto de Chamalé para darle rienda suelta a su posición de testigo social y humano, como lo hizo en el pasado como trovador, sólo que esta vez formulada en términos de rock, que por ratos se antoja predecible, moldeable y blando, pero con contrastes y pequeñas audacias.

Entiendo que el grupo (integrado por Chamalé en la voz y guitarra acústica; Maco Luna, al bajo; Thomas Castella, a la guitarra; David Morales, batería; y René Calderón, cajón y bajo) se anuncia como rock urbano debido a sus devaneos con el rap y lo mestizo, y por la temática de las canciones, y no porque utilicen loops, sintetizadores o samples.

Es menester advertirlo para no crear confusión ni falsas expectativas.

Ahora bien, en un futuro, se agradecería que el grupo se pusiera callejero y peleón. E igual, su guitarrista, el alemán Castella, debería de ser, más que un buen acompañante, un solista capaz de desencadenar riffs rotundos. Su sonido no le ayuda mucho. Suele ser opaco. Su batería, David Morales, de pronto surge con buenas ideas, pero que a veces sorprende con su pérdida de beat. Su bajista, un viejo lobo de mar, Luna, apoyado en sus tantas experiencias pasadas en el rock, es quien más claro tiene lo buscado. Sus arreglos lo demuestran. Y el quinto elemento, Calderón, debe integrarse e imponerse más.

La conjugación original de elementos ya está hecha, sólo falta moldear mejor la autenticidad alcanzada. De lograrlo, será una maravilla.

Tomado de www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.