Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Tributo de Adictos
Por Jorge Sierra - Guatemala, 2 de septiembre de 2005
mondosonoro@yahoo.com.mx

Tras este pantagruélico menú sonoro, hubo tarea de días y horas por parte de los anfitriones que prepararon, además, un estupendo audiovisual proyectado ese día. Van desde estas sencillas líneas, mis felicitaciones a Los últimos adictos, la historia del rock y yo se los agradecemos.

Rock de los más diversos calibres se dejó escuchar el sábado 27, en el antiguo local de Skate Track, sobre la calzada Roosevelt, cuando los sobrevivientes del grupo Los últimos adictos le rindieron un tributo al rock nacional, quisieron decir, a las bandas del rock de los años 80 para acá. En una jornada que duró casi cuatro horas y ante un poco más de 2 mil personas, subieron al escenario 16 figuras representativas de cada agrupación.

Como buenos anfitriones con vocación, Rolando López en la guitarra, Sergio Fernández Taz en la batería, y Jorge Espaderos en el bajo, apoyados por Toño Aragón en los teclados, sirvieron con arreglos valiosos en bandeja de plata, el fondo efectivo para cada uno y en sus términos, fuese ska, hard rock, rock pop, etnorock o psicodelia.

Sólo resaltaré lo más destacado. La aparición de Mauri Gutiérrez, del grupo Stygma, significó un rock de mestizaje con el rap, una propuesta atractiva llevada con una voz filosa y clara. Luego, Gilberto Lemus, del grupo Fábulas, dueño de una voz con nervio y personalidad, con un estilo rítmico y una actitud que ayudan a cincelar un real rock chapín. Otro fue Luilly Donis, de Radio Viejo, quien ofreció buenas canciones pero con bajo desempeño vocal, pese a ello, logró buen contacto con el público. La Tona fue bien recordado por su ex guitarrista Germánico Barrios, cantó impúdico y con emoción. Tal parecía que revivía los mejores años de su vida. Razones de Cambio, estuvo en la voz de Juan Aguirre, que exento de efectismo abona también a moldear rock chapín. Apareció Omar Méndez, de Viernes Verde, el único al que por consenso se le reclamó más música. Y por último, desmelenó al personal, Roberto Mora, ex voz de Extinción, quien con alientos de sicodelia y acelerados fragmentos, picoteó una época y un estilo diferente.

Tras este pantagruélico menú sonoro, hubo tarea de días y horas por parte de los anfitriones que prepararon, además, un estupendo audiovisual proyectado ese día. Van desde estas sencillas líneas, mis felicitaciones a Los últimos adictos, la historia del rock y yo se los agradecemos.

Decepciones y fallas: Entre los desengaños, está Fernando Varela, se justificó de cantar solo porque el licor le impidió llegar a los ensayos. Cantó sin atinar el tono y el compás; la ausencia de Ernesto Neco Arredondo, de La Tona, por residir en Australia; y de Giovanni Pinzón, de Bohemia, al parecer, el ‘divo’ no quiso asistir. Y en los desaciertos, supuso un desperdicio de tiempo escuchar al telonero Diciembre 7. La ecualización y mezcla de sonido no permitió la escucha correcta. Y haber iniciado hora y media más tarde de lo anunciado. ¿Será que en el futuro esto se pueda corregir?

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.