Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 13 - 2016

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Una gran noticia: continua la esperanza
Por Kajkoj Maximo Ba Tiul - Guatemala, 27 de octubre de 2016
ajpop2004@yahoo.es

En medio de la incertidumbre, la oscuridad, la desesperanza, siempre se encuentran algunas luces de esperanza. Así, hemos recibido la gran noticia del día de hoy, cuando el Juzgado de Mayor Riesgo C decidió ligar a proceso a Benedicto Lucas García, por el proceso relacionado al caso Molina Theissen. Lucas García, es el quinto implicado en este caso, por el que ya fueron ligados a procesos los siguientes cuatro militares: Francisco Gordillo, Edilberto Letona, Hugo Zaldaña y Manuel Callejas y Callejas. Todos ellos enfrentan cargos por delitos contra los deberes de la humanidad, desaparición forzada y violaciones sexuales.

Todos ellos participaron en la desaparición del menos Marco Antonio Molina Theissen. Todo comenzó el 27 de septiembre de 1981, cuando en Santa Lucia Utatlán, Sololá, fue detenida Emma Guadalupe Molina Theissen, en un retén militar. Supuestamente lleva escondida propaganda de estudio y discusión política. Al ser detenida, la trasladan a la Zona Militar de Quetzaltenango, donde fue torturada y violada, logrando escapar nueve días después.

El 6 de octubre del mismo año, tres elementos del ejército vestidos de particular, llegaron a la casa de la familia Molina Theissen, en la colonia La Florida y se llevan al hermano de Emma; Marco Antonio. En el año 2004 el Estado de Guatemala, reconoce s responsabilidad ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos. En esa fecha la Corte condena al Estado y ordena buscar a la víctima, investigar y sancionar a los responsables materiales e intelectuales del hecho.
Después de 10 años el MP investiga y aportando medios de prueba, peritajes de expertos, derecho internacional humanitario, declaraciones, testimonios y responsabilidad individualmente a cada uno de los militares, quienes ahora están ligados a proceso.

Con esto se vuelve a abrir una esperanza más, para esclarecer los hechos suscitados durante los 36 años de conflicto armado en Guatemala, en donde el Estado y todas las estructuras del Ejército, Patrullas de Autodefensa Civil, Comisionados Militares, amparados bajo la doctrina de la Seguridad Nacional, se dieron a tarea de desparecer, torturar, violar y asesinar a cientos de víctimas inocentes. No olvidemos que Benedicto Lucas García y otros militares más, también están acusados por las más de 600 osamentas encontradas en la Zona Militar No. 21 de Cobán, Alta Verapaz, en el caso conocido como CREOMPAZ.

Esta decisión del Tribunal, está demostrando, que cuando las víctimas del genocidio guatemalteco, piden Justicia, no es igual a venganza. Sino porque la mejor forma para sanar las heridas causadas por la bestialidad del poder, es conocer quiénes fueron los hechos intelectuales y materiales de esta barbarie. Desde aquí, mostramos nuestra solidaridad con la familia Molina Theissen y les decimos que la lucha sigue, hasta encontrar JUSTICIA.

Por los desaparecidos de ayer y de hoy… que nadie más falte en GUATEMALA

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.