Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 18 - 2021

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Abajo y a la izquierda (camino para refundar el Estado)
Por Kajkoj Maximo Ba Tiul(1) - San Cristóbal Verapaz, 9 de marzo de 2021
ajpop2004@yahoo.es

(documento para el debate)


La patria del criollo sigue en el limbo, en la gran oscuridad. No encuentra el camino claro para salir del fango, aunque festeje con actividades folclóricos el bicentenario de la Patria del Criollo, que para algunos es una muletilla(2) repetirlo, pero la insistencia es para que al final comprendamos que ésta es la república del criollo, del burgués, del oligarca, del criminal, del sinvergüenza, porque no es la republica de los indios, ni mucho menos de los mayas y nos convenzamos porqué hay que refundarlo y cambiarlo de raíz.

No podría ser una república de otro tipo, porque es heredera de los principios teóricos de la ilustración, el positivismo, el romanticismo, el liberalismo europeo. Esta república, por estar afincada sobre el sistema capitalista, es heredera del patriarcado y del pensamiento del patrón y a los pueblos originarios se le consideró un problema a resolver, esta idea será transversal para la república hasta hoy.

Lo que está pasando hoy en esta república, por un lado la elección de magistrados de la Corte de Constitucionalidad, siendo la institución que tiene como función: “ser el tribunal permanente de jurisdicción privativa, cuya función esencial es la defensa del orden constitucional. Además actúa como Tribunal Extraordinario de Amparo”(3), solo es un ejemplo más; de cómo los criminales y sinvergüenzas que se han abrogado el derecho de autoridad para conducir está república, quieren seguir con su plan para acomodar nuevamente la república a sus dueños: genocidas, corruptos y criminales (militares, empresarios, políticos, religiosos, etc.) y no permitir la construcción de una nueva.

En la república del criollo, las decisiones de las autoridades son una farsa, porque de hecho es un falso sistema. “Bajo el disfraz de legalidad se blindan notorios corruptos, se concede fácilmente habeas corpus a políticos acusados de ilegalidades y hasta de crímenes y permanecen impunes los centenares de feminicidios y ofensas e incluso asesinatos de los LGBTI”(4)

Un ministro que se gasta casi un millón, para iniciar las actividades del bicentenario y paga más de un millón para que pinten un cuadro alusivo a la misma fecha, y con todo el cinismo manifiesta que se gastará casi 100 millones para todas las actividades de ese dichoso bicentenario(5). Un presidente que inaugura llamados hospitales para covid19, sin ser hospitales, sino lugares públicos con arreglos para hospital. La fuga de un ministro que tenía guardado en su casa 122 millones. Un corrupto diputado hijo de uno de los últimos oligarcas del país, justificando la elección de magistrados a la CC, como el primer paso para recuperar la más alta corte(6) Un diputado acusando a la sociedad civil de criminales. Un rector y un ex rector en la cárcel. Manoseo y clientelismo para elegir a magistrado en la CC, utilizando recursos del Estado(7)

Estos son últimos ejemplos de cómo se posicionan estos políticos para cumplir con el compromiso que adquirieron con las grandes mafias, al estilo de los “intocables” que han hecho de la patria del criollo su gran finca. Con razón, Leonardo Boff, al citar a Pedro Domo, manifiesta: «Nuestra democracia es escenificación nacional de refinada hipocresía, llena de leyes “bonitas”, pero hecha siempre en última instancia por la élite gobernante para que le sirva de principio a fin. Nuestra democracia refleja crudamente la “lucha por el poder” en el sentido más maquiavélico de lucha por los privilegios. Los políticos sin privilegios son figuras espurias en nuestro escenario; de entrada son personas que se caracterizan por ganar mucho, trabajar poco, hacer negocios poco claros, emplear a familiares y asociados, enriquecerse a costa de las arcas públicas, entrar en el mercado por arriba. Pero hay excepciones que confirman la regla(8).

Quienes tienen el poder, defienden “su democracia”, su concepto de “libertad”, “soberanía”, “independencia”. Porque claro, cuando los empobrecidos del país se levantan y quienes sueñan con una patria más digna, estos que saben que el sistema ya no se aguanta, no lo aguantan los campesinos, no lo aguantan los trabajadores, no lo aguantan las comunidades, no lo aguantan los Pueblos… Y tampoco lo aguanta la Tierra, la hermana Madre Tierra(9)”, entonces comienzan a sacar su ponzoña como cualquier animal salvaje y criminal. Cuando está en juego sus intereses, como cuando los de abajo salen a la calle a reclamar derechos, utilizan la consigna de Estado de Derecho y Democracia, pero cuando todo va viento en popa a su favor, sin empacho dicen que no tienen nada que juzgar y criticar, se hacen los neutrales(10).

No les interesa y ni es de su interés que el pueblo se esté muriendo. Ni les importa que los informes de organismos internacionales, digan que en América Latina, como en Guatemala, “persisten las brechas entre grupos de población: la pobreza es mayor en áreas rurales, entre niñas, niños y adolescentes; indígenas y afro-descendientes; y en la población con menores niveles educativos. Agrega que el aumento de los niveles de pobreza y pobreza extrema sería todavía mayor sin las medidas implementadas por los gobiernos para transferir ingresos de emergencia a los hogares(11).

¿De dónde vendrán los cambios? ¿Quiénes harán el cambio? ¿Debemos cambiar nuestras formas organizativas? ¿Qué relación debe haber entre movimiento social y sociedad en movimiento? ¿Cuál es el futuro que nos espera, con este modelo?. El Papa, dirá a los movimientos sociales “que el futuro de la humanidad está en sus manos”. Y que los cambios debe nacer en “la capacidad de organizarnos y promover alternativas creativas, buscando en la cotidianidad las tres T: Techo, Tortilla y Trabajo”(12). Este mensaje, está en sintonía con la idea de Mariátegui, “socialismo ni copia ni calco, sino construcción creadora”. Es decir, no solo salir a las calles, no solo pensar en comunicados o en foros, tampoco quedarnos como el “revolú-zoom”, sino ir más allá. Como hemos afirmado desde hace mucho tiempo, “volver nuestros pies a la realidad”, esto implica, hacer un proceso de autocrítica a nuestras estructuras organizativa, si lo que estamos haciendo está apuntando hacia el cambio de modelo, o solo lo estamos haciendo para hacerlo re-funcionar, que es lo que al final están haciendo los criminales y sinvergüenzas que saben que ésta república aunque esté en crisis, puede salir fotalecida.

Cuando se afirma que no solo es cuestión de movimientos sociales, de grupos progresistas o de partidos políticos progresistas, es porque debemos de hacer conciencia en todos, para que se planteen conscientemente las siguientes preguntas: ¿Qué puedo hacer yo, cartonero, catadora, pepenador, recicladora frente a tantos problemas si apenas gano para comer? ¿Qué puedo hacer yo artesano, vendedor ambulante, transportista, trabajador excluido si ni siquiera tengo derechos laborales? ¿Qué puedo hacer yo, campesina, indígena, pescador que apenas puedo resistir el avasallamiento de las grandes corporaciones? ¿Qué puedo hacer yo desde mi villa, mi chabola, mi población, mi rancherío cuando soy diariamente discriminado y marginado? ¿Qué puede hacer ese estudiante, ese joven, ese militante, ese misionero que patea las barriadas y los parajes con el corazón lleno de sueños pero casi sin ninguna solución para sus problemas?(13)

Ningún cambio vendrá de arriba, sino de abajo y a la izquierda, aunque para algunos eso de ser de izquierda ya está fuera de lugar, pero es porque algunos grupos y personas de izquierda, han perdido la idea de que sí estas en contra de la derecha y la extrema derecha “eres de izquierda”. O porque ya no tienen ética ni moral de izquierda, piensan como neoliberales y de derecha. Alguien por allí dice; “es que el brazo izquierda de la UNE, o de Semilla”, sobre el que pongo mis dudas, porque hasta ahora, ni la URNG, ni Winaq pueden tener discursos de izquierda pero con actitudes y acciones de derecha, es más quienes hasta ahora se plantean el Estado Plurinacional, están pensando creo yo, en términos de un modelo “intercultural”, neoliberal.

Para ello; se ¿debe construir una nueva ética y moral de ser de izquierda en Guatemala?, se debe dejar de ser izquierda de cafetín, de hoteles, de zoom, de comunicados, de foros, de pantuflas, de fines de semana, de ONG, de Hilux, vehículos de doble cabina, de reality show. Dejar los reduccionismos o los esencialismos (feminismo, indigenismo, campesinado, etc.). Estos reduccionismos pueden crear un movimiento de tipo infantil o movimiento narcisistas, que los lleva a pensar que solos pueden hacer todo o que lo que están haciendo es lo mejor. En el caso de Guatemala, esto lleva mucho tiempo, en donde cada movimiento hace su propio proceso sin tomar en cuenta a los demás o bien producimos y reproducimos espacios y se trata de multiplicar procesos o actividades, haciendo creer que son espacios diferentes pero no es así y muchas veces son los mismos dirigentes y la misma base social.

En Guatemala, siempre se dice que urge una izquierda autentica que debe luchar en contra de la explotación laboral, del despojo de tierras y territorios, en contra de todo tipo de agresión, luchar en contra del poder y dominio del capitalismo neoliberal y principalmente luchar en contra de esos criminales y sinvergüenzas que han hecho del Estado, el instrumento para criminalización, la represión, la judicialización de las luchas sociales, el femicidio, el epistemicidio, el genocidio, el ecocidio y para apoyar la opresión que emana de las clases burguesas y militares, también es el refugio de las mafias que nos gobiernen para hacer de la república y del Estado un espacio mafioso y criminal.

Una izquierda que desmonte el poder capitalista neoliberal, dirigido por las oligarquías, las burguesías y el crimen organizado. Aunque no hay ninguna diferencia entre burgueses, oligarcas y crimen organizado, porque son las mismas o se confunden. Estos grupos, mantienen desde hace muchos años una competencia férrea y a veces amistosa, para adueñarse de los recursos que hay en los territorios de pueblos originarios.

Eso implica pasar de la resistencia a la rebeldía,(14) porque una resistencia simbólica no es resistencia, es decir una resistencia con alternativa(15), alternativas coherentes, incluyentes y viables. Alternativas que tengan como objetivo, terminar con el dominio del poder oligárquico y no solo alternativas de acciones de aguante a los males del orden social existente. Una alternativa que no solo plantee la refundación, como es el caso de las propuestas de Estados Plurinacionales que hasta ahora hay en el país(16). Plantearse el desmonte del modelo capitalista neoliberal.

Deben ser alternativas que tengan como objetivo “rehacer todo desde abajo y a la izquierda, desde las necesidades y las múltiples miradas de los muy variados oprimidos, como afirma el EZLN. Porque los problemas o las situaciones hay que resolverlos desde la raíz y con miradas diferentes de hacer gobierno y comunidad. Otra forma de hacer política. Otra forma de hacer que el Otro o la Otra asuma con conciencia su compromiso de cambiar el mundo, cambiar su territorio. Como lo hemos afirmado innumerables veces, nuevas formas culturales(17). Esto implica, cambiar el discurso y la imagen de la víctima y que se convierta en sujeto y no en cliente, como ha sido hasta ahora la práctica de los programas asistencialista que ejecutan el gobierno, las ONG e incluso algunos movimientos sociales. En una palabra, cambiar el modelo “zanahoria”(18).

El papa Francisco, al hablarle a los movimientos sociales, les dice: Empiecen por ustedes mismos, es decir, las multitudes deben salir a las calles y las plazas y votar para echar a los que les secuestran las oportunidades de ser gente y de sentirse con un mínimo de dignidad y alegría de vivir. Esperamos que suceda eso. Sólo después de sentirse amenazados, los dominantes se adhieren. Si no tenemos cuidado, se apropian de la energía emergente para sus propios fines privados. Pero aquello que debe ser tiene fuerza: la destitución de quien conduce una política necrófila y enemiga del propio país(19).

Debe haber una relación entre sociedad en movimiento y movimientos sociales. Dos factores fundamentales para hacer los cambios que deben complementarse. Porque, los movimientos sociales sin los pueblos, sin las comunidades, sin los barrios, sin los grupos, sin las asociaciones, etc., no existen, pero esta multiplicidad de actores y sujetos, requieren de espacios y estructura por donde canalizar sus demandas y que estas sean llevadas y transportadas para generar cambios radicales. Porque es al Estado a quien hay que demandar, como lo dice De Sousa Santos; “cuando vino la pandemia, la gente no pidió ayuda a los mercados, sino al Estado, por lo que hay que fortalecer la parte democrática del mismo y empezar un debate abierto y claramente anticapitalista, en el que se propongan políticas de transición. Las organizaciones sociales, las universidades, los partidos políticos de izquierdas tienen que ver en esto que ha ocurrido una posibilidad de cambio y darse cuenta que vivir en una crisis permanente es una trampa, porque el único fenómeno que nunca está en crisis es ella misma”(20).

De tal suerte, que quienes hoy salen a manifestar en contra de la corrupción, la impunidad, en contra de que se elijan magistrados corruptos, quienes están encausando su demandas para que se restaure la institucionalidad del país, de la república y el Estado criollo, también deben pensar, que esta lucha es ideológica, porque la izquierda y la derecha no tienen las mismas premisas de democracias, de derechos humanos, de la migración. “La barrera que va a separar a la izquierda de la derecha a partir de ahora va a ser en qué posición se ubiquen. Para la derecha la naturaleza nos pertenece, y para la izquierda nosotros pertenecemos a la naturaleza, así que si hay izquierdas que van a asumir la primera postura estarán ocupando el papel de la derecha. Cualquier lucha contra la injusticia y la discriminación tiene que incluir a la madre Tierra, la naturaleza, como uno de los seres no humanos más discriminados, silenciados y humillados(21).

Pensemos que el capitalismo aunque aparenta su crisis, cada vez se fortalece, la pandemia quedó como anillo al dedo al sistema para fortalecerse, “hay que tener en cuenta que el capitalismo es un sistema cambiante y complejo, capaz de captar y nutrirse de corrientes culturales, políticas y sociales contrarias al propio sistema”(22), se puede incluso alimentar de todos los sectores (feminismo, maya, campesino, juventud) de izquierda.

El capitalismo es capaz de encontrar su fortaleza en todas las manifestaciones de la lucha en las calles, cuando asumimos conceptos del capitalismo, por ejemplo: Estado de derecho, democracia, desarrollo, etc., o como sucede muchas veces cuando se asume posturas que emanan desde la embajada gringa o de sus fundaciones, como la idea de la “otra política”, que surgió durante las manifestaciones del 2015 en contra de la corrupción, o cuando avalamos políticas ambientales capitalista(23), como las que están implementando incluso ONGS indígenas en todo el continente o cuando incorporamos categorías del mercado capitalista como: el modelo de empoderamiento, que es uno de los modelos de los empresarios indígenas(24) en Guatemala.

Un sistema tan perverso también se fortalece con la práctica espiritual de los indígenas, por ejemplo, el supuesto reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas por la OIT o la ONU, solo son actitudes de buenas prácticas del capitalismo, pero que no llevaran a la liberación total de los pueblos originarios, así, pasó con los sindicatos, igual pasa con los movimientos de jóvenes o de mujeres, como lo dirá Nancy Fraser; “durante las décadas posteriores a la segunda ola la contestación feminista se descohesionó y la organización social capitalista incorporó selectivamente parte de su relato ya desmembrado”(25), para muestras más comunes, la ventas de cosas con la foto del Che Guevara, la utilización de frases propias de las luchas revolucionarias del siglo pasado, etc.

El capitalismo neoliberal, “para acercarse al consumidor y aumentar las ventas, las empresas transnacionales se adaptan a un contexto concreto”(26). El imperialismo es capaz de inventarse o reinventarse atrayendo incluso a la persona más de izquierda del mundo, haciendo creer que resolverán nuestras crisis existenciales.

Los movimientos sociales, deben de entender que la esencialización de sus luchas puede ser presa fácil del capitalismo. Ningún movimiento de izquierda que se crea como el “mesías” va a poder sobrevivir ante el capitalismo, sino está bien agarrado de la sociedad y de los pueblos. Porque esto, es muy bien estudiado por los tanques de pensamiento del capitalismo y por eso dividen y rompen las relaciones que hay entre los movimientos y los sujetos, por ejemplo: la celebración del bicentenario, en donde realizan una “supuesta ceremonia”, dirigido por representantes indígenas de Guatemala. El 8 de marzo Giammettei, emite valoraciones positivas a favor de la Fiscal del Ministerio Publico y la Presidente de la Corte Suprema de Justicia, sabiendo que dentro de la sociedad son dos personas no aceptadas por sus resoluciones a favor del crimen organizado.

En ese sentido, la historia como método revolucionario debe ser un instrumento importante para las luchas y demandas de los movimientos de izquierda. Servirá para problematizar la realidad, a fin de avanzar hacia la constitución de un modelo mucho más favorable a los más desposeídos.

En conclusión; ante un sistema que muta cada vez más con el COVID19, los cambios solo pueden venir de abajo y hacia la izquierda, no pueden ver cambios a medias, no podemos ir a cambios de lunes o somos blancos o negros, como dicen nuestros abuelos: “son cuatro caminos; rojo, negro, blanco, negro”, estamos allí o no somos nada y por lo consiguiente los movimientos de izquierda no podrán seguir para delante, si no existe una sociedad en movimiento.

 

(1) Maya Poqomchi, antropólogo, teólogo y filósofo de Guatemala.

(2)https://www.plazapublica.com.gt/content/1821-la-independencia
-desde-los-pueblos-indigenas-en-guatemala, visto última vez el 4 de marzo de 2021

(3)https://es.wikipedia.org/wiki/Corte_de_Constitucionalidad
_de_Guatemala, visto última vez el 4 de marzo de 2021.

(4)https://amerindiaenlared.org/contenido/19111/hoy-
la-democracia-como-farsa-y-las-instituciones-comodisfraz/, visto última vez el 5 de marzo de 2021.

(5)https://es-la.facebook.com/crfger/videos/279015110419210/, visto última vez el 5 marzo de 2021

(6)https://lahora.gt/arzu-reconoce-que-la-corrupcion-no-es-el-tema-es-la-ideologia-expresa/, visto última vez el 5 de marzo de 2021.

(7)https://www.soy502.com/articulo/pdh-denuncia-acarreo-votantes-colegio-abogados-5313, visto última vez el 5 de marzo de 2021.

(8)https://amerindiaenlared.org/contenido/19111/hoy-la-
democracia-como-farsa-y-las-instituciones-comodisfraz/, visto última vez el 5 de marzo de 2021.

(9)http://latinoamericana.org/2016/info/docs/CartillaMovsPopular
esPapaFranciscoBolivia.pdf, visto última vez el 5 de marzo del 2021.

(10)https://lahora.gt/cig-sobre-eleccion-de-la-cc-no-somos-
quien-para-juzgar-o-no-juzgar-a-los-candidatos-electos/, visto última vez el 6 de marzo de 2021.

(11)https://www.cepal.org/es/comunicados/pandemia-provoca-
aumento-niveles-pobreza-sin-precedentes-ultimas-decadas-impacta, visto última vez el 5 de marzo de 2021.

(12)http://latinoamericana.org/2016/info/docs/CartillaMo
vsPopularesPapaFranciscoBolivia.pdf, visto última vez el 5 de marzo de 2021.

(13)http://latinoamericana.org/2016/info/docs/CartillaMovsP
opularesPapaFranciscoBolivia.pdf, visto última vez el 5 de marzo de 2021.

(14)https://cpo.org.gt/2019/?p=175, visto última vez el 8 de marzo de 2021.

(15)Boaventura de Sousa, https://rebelion.org/tengo-
miedo-porque-el-pueblo-no-sale-a-protestar-a-la-calle/, visto última vez el 8 de marzo de 2021.

(16)Me refiero a las tres propuestas que existen en Guatemala: CODECA, CPO Y WAQIB KEJ.

(17)Aquí no estamos hablando de cambiar la cultura maya o dejar de ser maya, sino cambiar nuestra conciencia política-social, dejar de pensar como pequeño burgueses o consumidor.

(18)No con enseñar a sembrar zanahorias, rábanos, cilantro, etc., el camino para la economía familiar y comunitaria, así como ir pensando que no es porque me tomo una foto en una comunidad donde se está repartiendo víveres, como la imagen de revolucionario o revolución. Se hace revolución haciendo que la víctima y el damnificado tome conciencia de ser sujeto histórico-político.

(19)https://amerindiaenlared.org/contenido/19111/hoy-la-democracia
-como-farsa-y-las-instituciones-comodisfraz/, visto última vez el 8 de marzo del 2021.

(20)De Sousa Santos, Boaventura, https://rebelion.org/
tengo-miedo-porque-el-pueblo-no-sale-a-protestar-a-la-calle/ , visto última vez el 8 de marzo de 2021.

(21)Ibídem

(22)https://ecuadortoday.media/2021/03/08/21167/, visto última vez el 8 de marzo de 2021.

(23)https://sotzil-guatemaya.org/#about, visto última vez el 8 de marzo de 2021.

(24)https://guatemala.gob.gt/suscriben-acuerdo-de-cooperacion-con-la-red-global-de-empresarios-indigenas/, visto última vez el 8 de marzo de 2021. https://www.prensalibre.com/economia/la-red-de-empresarios-indigenas-que-transforma-vidas-a-traves-de-los-negocios/, visto última vez el 8 de marzo de 2021.

(25)https://ecuadortoday.media/2021/03/08/21167/, visto última vez el 8 de marzo del 2021.

(26)ibídem

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.
. En donde todos juntos nos tomemos de la mano, sin distinción de ninguna clase.

Este proceso que estamos viviendo hoy, no debe concluir en una mesa de diálogo entre mudos y sordos, por eso no al diálogo, este debe terminar con que todos y todas, nos propongamos a avanzar hacia nuestra emancipación. Se respira y se siente que algo nuevo puede pasar, pero necesita de todos y de todas nosotros y que los otros y otras, deben que los demás se unan. Decimos con Benedetti, “lento pero viene, el futuro se acerca despacio, pero viene”.

(1) Tomado del poema de Mario Benedetti.