Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 18 - 2021

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Sin importar el grito de justicia
Por Kajkoj Máximo Ba Tiul(1) - San Cristóbal Verapaz, 4 noviembre de 2021
ajpop2004@yahoo.es

Un gobierno corrupto y sin vergüenza y un sistema de justicia totalmente corrompido, se vuelven a ensañar contra comunidades del pueblo Maya Q’eqchi’, solo para quedar bien, con un grupo de desalmados y salvajes finqueros, crueles y asesinos empresarios de minas y otras.

Estos últimos días, después de haber instalado la fiscalía contra la usurpación, se han realizado varios desalojos de comunidades, ejemplos: San Valentín, Purulha, Baja Verapaz, El Estor, Izabal, y ahora la comunidad Se’Inup, ubicado en el Chal, departamento de El Petén. Pero no se desaloja a terratenientes, finqueros, empresarios, mineras, etc.

No les importa el llanto de niños, mujeres, ancianos. Ni los problemas de salud, ni la pandemia, ni la educación, ni la alimentación. El protocolo de desalojos que, es bien claro, al decir, que se debe tener condiciones para albergar a los desalojados, que no solo implica el lugar, sino alimentación, educación de los niños, salud, condiciones por el COVID19, etc.

comunidad

Foto: proporcionada por un miembro de la comunidad


No les importó lo que dicta el Juez de Primera Instancia Penal y de Narcoactividad del Departamento de Petén, el 19 de octubre de 2021, que dice: “la parte agraviada deberá tomar nota de las deficiencias mencionadas por el ente coordinador del desalojo y de la Procuraduría de los Derechos Humanos, con respecto al albergue proporcionado para los desalojos. Por lo que, en el día y hora de la diligencia, específicamente en el punto de reunión, se establecerá si la parte agraviada ya cumplió en tener todos los complementos necesarios que humanamente se necesita para la estadía de los desalojados. Caso contrario se resolverá a lo derecho corresponde”.

comunidad

Foto: proporcionada un miembro de la comunidad


Y sin tomar en cuenta lo resuelto por el Juez y habiendo aún recursos pendientes por resolver, en las instancias judiciales correspondientes, hoy más de 500 policías, llegaron a desalojar a la comunidad y como siempre con fuerza y prepotencia. Lo triste de esto, es que la misma PDH corroborá que es desalojada la “comunidad Maya Q’eqchi’ de Se’Inup”2, entonces si es comunidad porque se le desaloja. Si es una comunidad, esto quiere decir que tiene derechos históricos sobre la tierra. Y ¿el albergue?, sigue siendo como siempre, techos de nylon y sin condiciones para dormir. Pero como siempre, vale más el dinero del patrón que el grito de justicia de los empobrecidos.

comunidad

Foto: Prensa Comunitaria


Y mientras esto se da en las comunidades mayas de Guatemala; en donde estamos gobernados por un pacto de corruptos y criminales, que siguen con su ambición imparable, porque los indios seguimos siendo un problem. En Glasgow se debate sobre la vida del planeta, pero lo que menos les importa es la vida, lo que les importa es como terminar con los recursos que hay en los territorios indigenas.


1) Maya Poqomchi, antropólogo, filósofo, teólogo, profesor universitario de Guatemala.

 

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.
. En donde todos juntos nos tomemos de la mano, sin distinción de ninguna clase.

Este proceso que estamos viviendo hoy, no debe concluir en una mesa de diálogo entre mudos y sordos, por eso no al diálogo, este debe terminar con que todos y todas, nos propongamos a avanzar hacia nuestra emancipación. Se respira y se siente que algo nuevo puede pasar, pero necesita de todos y de todas nosotros y que los otros y otras, deben que los demás se unan. Decimos con Benedetti, “lento pero viene, el futuro se acerca despacio, pero viene”.

(1) Tomado del poema de Mario Benedetti.