Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 3 - 2006

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Sentimientos encontrados
Por Kimy de León - Guatemala, 15 de septiembre de 2007

Pensaba hoy en la mañana en esas personas de izquierda y revolucionarias, compas, hombres y mujeres, jóvenes, chujes, mames, kanjobales, jacaltecos, kekchies, kakchiqueles, la lista es larga, también gente mestiza, que creen y hacen política por compromiso de vida, por convicción, con una moral y ética distinta.

Me contaba Eduardo Velásquez, candidato a alcalde por La Libertad, Petén, promotor histórico de salud que con poquisimos recursos se iba a realizar su trabajo de campaña sin parar, con la confianza que, de esa manera estamos contribuyendo a cambiar la situación ya jodida en la que vivimos, porque somos luchadores de toda la vida, me dijo y esta es una tarea más.

Se ganaron alcaldías lamentablemente en pocos municipios donde la organización comunitaria y la construcción de poder popular es tangible, donde el proceso electoral es también un ejercicio de la defensa de los derechos por la vida misma, por los recursos naturales, por la tierra, incasablemente trabajaron en este proceso electoral, con pocos recursos, visitando aldeas, realizando asambleas, hablando con la gente.

Sin embargo tenemos que analizar y profundizar sobre la manera que las izquierdas estamos haciendo política, para revitalizarla, para transformarla.
Los resultados en general para las dos expresiones de izquierda son los mismos, no me refiero al número de votos, ni a si se logró un diputado mas uno menos, la marginalidad de la izquierda en la vida nacional parece ser una realidad que continuará como hasta ahora, la lejanía con esa realidad de la gente sigue estando presente. Las prácticas excluyentes de los pequeños grupos de siempre, no suman, solo restan.

El proyecto de la izquierda no puede ni debe continuar definiéndose sin que esté protagonizado por los pueblos indígenas PUES FUERON ELLOS Y ELLAS en su mayoría, quienes con su esfuerzo y trabajo lograron y dieron a las izquierdas lo que hoy se consiguió, como por ejemplo: un diputado ladino donde la organización política de la izquierda es mayoritariamente indígena.

Son muchas las lecciones que hay que aprender, las reflexiones y análisis no deben partir de la rivalidad entre nosotros y nosotras mismas, sino de las posibilidades y capacidades que hemos tenido de “competir” en un sistema de partidos diseñado para favorecer a los sectores económicamente poderosos.

Sin embargo la lección mas importante es que la organización político revolucionaria, no puede darse sin el protagonismo de las mujeres, de la juventud, de los pueblos indígenas, no puede darse si no es incluyente, si no parte desde las perspectivas y experiencias comunitarias, donde el proyecto debe ser desde el nivel local y municipal, en donde la campaña electoral no es más que una oportunidad para generar conciencia, para hablar con la gente y fortalecer el proyecto revolucionario.

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.