Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

La gramática
Por Luis Aceituno - Guatemala, 8 de febrero de 2005
laceituno@elperiodico.com.gt

Leyes como resultado de la incapacidad lingüística.

Una duda que desde hace algún tiempo me inquieta es de dónde surge ese estilo farragoso, incoherente e irrespetuoso de las más elementales reglas gramaticales con que los diputados redactan las leyes ¿Será algo aprendido? Es decir, ¿los obligan a llevar un curso que bien podría llamarse “Estilística parlamentaria?” ¿O es simplemente el resultado del galopante analfabetismo funcional que afecta a nuestro país?

La respuesta más socorrida es que así se han escrito siempre las leyes, aún en los momentos en que para ser congresista se necesitaba un mínimo de ilustración y escolaridad. A esta afirmación, a todas luces contundentes, bien podríamos oponer si no será ésta realmente la causa de que ninguna constitución ni legislación nos hayan funcionado en Guatemala. La razón por la cual todo el mundo entiende las cosas como le da la gana.

En el fondo, este particular estilo de redacción pareciera ser una herencia de regímenes autoritarios y dictatoriales, en donde la ambigüedad legislativa era la norma y uno podía ir a parar frente al pelotón de fusilamiento por la más mínima falta. Actualmente, por ejemplo, el solo hecho de llevar un tatuaje, hacer señas con las manos o pararse frente a una iglesia obstruyendo el paso de los feligreses podría ser penado con tres o cuatro años de cárcel si la iniciativa de ley contra las maras llegara a aprobarse.

Quisiera creer que este tipo de medidas no son el resultado de una falta de espíritu democrático ni un deseo de restringir las libertades civiles, sino simple incoherencia sintáctica o pura incapacidad lingüística. Porque, a decir verdad, quién diablos entiende párrafos tipo: “Incurre en falta de formación de pandillas quienes se encuentren en casas o sitios deshabitados, abandonados, formando maras o pandillas o asociaciones de hecho” (Sic).

Tomado de www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.