9
Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Antídoto perfecto contra la bulla electoral
Por Luis Aceituno - Guatemala, 28 de agosto de 2007
laceituno@elperiodico.com.gt

¿Por qué los políticos desdeñan la cultura? ¿Por qué, salvo honrosas e inteligentes excepciones, lo cultural se encuentra ausente de esos lineamientos tétricos y parvularios que los partidos llaman pomposamente “programas de Gobierno”? La verdad, es como preguntarse por qué a los esquimales no les gustan los frijoles parados con queso. Las razones son obvias, aunque a nosotros puedan parecernos absurdas y delirantes.

Intentando una respuesta, es posible que haya algo de esa costumbre tan rabiosamente guatemalteca de despreciar todo aquello que no se comprende o, peor, todo aquello que no produce enriquecimiento económico inmediato. En ese sentido, en un país donde la corrupción es parte inseparable de cualquier ejercicio político, la cultura puede ser cualquier cosa menos un atractivo para los aspirantes a ejercer el poder.

Pero hay algo más que, desde los aciagos tiempos del anticomunismo, hace de la cultura un territorio minado y amenazador para cualquier político criollo. La cultura, tal como la entendieron los pensadores de la Ilustración, es por naturaleza anti-autoritaria y necesita para su evolución y desarrollo de un pensamiento libre de dogmas, de un eminente sentido crítico frente a la realidad, de una constante puesta en cuestión de toda verdad hecha y todo lugar común. Es decir, el antídoto perfecto contra el mercadeo electoral.

En su carrera por entronizarse en el poder, los políticos no apelan, al menos que sean suicidas, a la razón y a la inteligencia de los ciudadanos. Recurren, más bien, para seducirlo, a la superstición, al fanatismo, a la sensiblería, al resentimiento, a todo lo que impide, como decían los filósofos de antes, la verdad y el conocimiento.

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.