Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Viejos fantasmas
Editorial Diario La Hora - 26 de enero de 2005

Bien se dice que no hay peor cuña que la del mismo palo y ello puede apreciarse ahora cuando en forma orquestada los católicos más dogmáticos en materia económica están bajándole el cuero a los obispos de Guatemala por el debate alrededor del tema minero, levantando viejos fantasmas como si la Iglesia estuviera inventando ahora su doctrina social o como si la misma no tuviera suficiente fundamento en los mismos Evangelios. Puede más el dogmatismo a favor de la economía de mercado llevada a ultranza y que ha sido condenada abiertamente por el mismo papa Juan Pablo II por deshumanizada, que la misma fe que dicen profesar.

En nombre de los católicos "ofendidos" por la postura de los obispos, varios comentaristas han lanzado vituperios en contra de los pastores de la Iglesia. Con el cardenal Quezada Toruño tratan de ser menos agresivos y "sólo" lo tildan de desconocedor y de haberse dejado manipular en medio de su desinformación sobre la materia, pero con el obispo de San Marcos los ataques son frontales y le colocan como una especie de obispo rojo, a un paso de la subversión comunista. No reconocer el motivo de la preocupación de la Iglesia es inaudito, porque no se trata de atacar la inversión privada, sino simplemente aquella que no deja beneficios para el país y sí muchos perjuicios, como es el caso de lo que ocurre con esas concesiones.

Y vuelve a llamarnos la atención que esos mismos dogmáticos defensores de la corriente neoliberal, que no escatimaron palabras para atacar al gobierno anterior, no reparen en que la famosa concesión de la minería que ahora defienden a capa y espada fue negociada y pactada por los "tenebrosos funcionarios de Portillo". No deja de ser un gran misterio por qué en todos los demás casos lo hecho por los ministros y funcionarios del gobierno anterior huele a corrupción, mientras que ese caso de la concesión minera es considerado absolutamente transparente y beneficioso para el país, no obstante que las regalías son una migaja inferior inclusive a lo que se ha negociado en otros países y que Guatemala no tiene mecanismos de control para impedir la contaminación ambiental.

Hay católicos que quieren curas y obispos que simplemente hagan de la religión un auténtico opio para adormecer conciencias; curas y obispos que se conformen con pedir a los pobres resignación "porque de ellos es el reino de los cielos", dejando así que los otros católicos puedan explotarlos tranquilamente sin que les remuerda la conciencia. La sombrilla del catolicismo siempre ha sido muy grande, pero esa manipulación de la fe que reniega de los obispos que se preocupan por los hijos de Dios es inaudita.


Fuente: www.lahora.com.gt

 

Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.