Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Chantaje inaceptable
Por la redacción de La Hora - Guatemala, 21 de julio de 2005

Las comunidades del occidente del país se han quejado insistentemente por el pésimo servicio que reciben de la empresa española encargada de la distribución eléctrica en la región y por la indiferencia con que su situación es vista por las autoridades. Como se sabe, en el gobierno de Álvaro Arzú, en el marco de la nueva Ley General de Electricidad, se produjo la privatización del servicio que antes prestaba el INDE y Unión Fenosa, empresa española con grandes intereses en América Latina, se benefició con esa medida y tiene a su cargo el suministro de electricidad.

Al llegar al Congreso las quejas, porque la Comisión Nacional de Energía Eléctrica dice que no puede hacer nada para atender los miles (literalmente hablando) de reclamos que reciben por las fallas en el servicio público, los personeros de Unión Fenosa dicen que ellos invirtieron en el país bajo ciertas reglas y que las mismas no pueden ser modificadas porque, como reza la eterna cantaleta, se estaría desestimulando la inversión extranjera.

El chantaje es inaceptable, porque las pruebas de la deficiencia en el servicio están a la vista y han sido corroboradas por los diputados al Congreso de la República. De suerte que si la legislación y reglamentos actuales no permiten a la CNEE actuar para corregir el problema, es obligado que el Estado de Guatemala asuma su responsabilidad con los habitantes del país y establezca normas que obliguen a los inversionistas extranjeros a cumplir con elementales y mínimas normas para garantizar la eficiencia y continuidad en la prestación del servicio público.

Nos parece abusiva e inaceptable esa postura de chantaje que siempre apela a la necesidad de "reglas inamovibles" para asegurar la inversión extranjera, cuando está visto que los inversionistas están obteniendo su beneficio, pero el usuario no y eso tiene que corregirse. Porque la Constitución Política de la República de Guatemala privilegia el bien común y el mismo está siendo afectado por los inversionistas extranjeros que usan esa calidad como escudo para hacer lo que les viene en gana y reírse de las necesidades de la población.

Creemos en la inversión extranjera, pero una inversión que aporte al país y que no sea un simple saqueo con el agravante de que causa más perjuicio que beneficio. Unión Fenosa tiene que asumir su responsabilidad y cumplir con sus usuarios, puesto que el ser inversionistas extranjeros no los coloca al margen del Estado de Derecho ni esa calidad debe seguirse usando como elemento de chantaje para justificar la mala atención al público, bajo el argumento de que si se les exige prestar un buen servicio se están variando las condiciones originales de su inversión.

Fuente: www.lahora.com.gt - Editorial - 200705


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.