Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Los ojos en educación
Por la redacción de La Hora - Guatemala, 23 de julio de 2005

Ayer se presentó un esfuerzo de varias personas que representan a distintos sectores, para promover un impulso a la educación en el país de manera que se puedan definir políticas de Estado que sean ejecutadas por sucesivos gobiernos, sin que se repita la eterna historia de ir truncando los esfuerzos de cada administración porque las que llegan pretenden reinventar todo el sistema. Nos parece que cualquier esfuerzo que se haga por superar las deficiencias y carencias de la educación en Guatemala es loable porque sin una inversión sostenida y de calidad en ese campo, el país no tiene futuro.

La Hora ha apostado desde hace mucho tiempo por la inversión en el desarrollo humano como único camino para Guatemala y en ese sentido la necesidad de establecer políticas de inversión que nos permitan superar los evidentes problemas que tenemos en materia de formación de nuestra gente. Somos uno de los países más atrasados en el mundo entero en materia educativa y lejos de revertir la situación, vemos que se va agudizando como resultado de la ausencia de una estrategia nacional que nos permite asumir compromisos de largo plazo.

Guatemala es un país que tiene que definir una política de inversión con base en sus verdaderas necesidades. Es obvio que si queremos apostar al desarrollo integral del país, educación y salud son los aspectos prioritarios. No podemos entender cómo es que un país que ha salido de un costoso conflicto armado que fue producto de la inequidad social y de la falta de oportunidades, sigue manteniendo una vigorosa inversión en el aparato militar en vez de destinar sus recursos en aquello que permita a la población mejorar su calidad de vida mediante la posibilidad de mejoras sostenidas que no pueden cimentarse sino en la educación.

El gasto en seguridad es compresible si se traduce en combate a la criminalidad que es lo que agobia a la población, pero gasto improductivo como el que se hace en las fuerzas armadas que no tienen ni oficio ni beneficio debe reconsiderarse con toda seriedad. Y nos alegra saber que existe intención de aumentar vigorosamente la inversión en educación durante los próximos años, porque entendemos que hasta la paz social del país está en íntima relación con las oportunidades que podamos brindar a nuestra población. Y no hay mejor oportunidad que la de dotarla de las herramientas que le permitan ser gestores de su propio bienestar mediante la capacidad para desempeñarse mejor en la vida. Ojalá que no quede todo en un buen discurso, sino que el Gobierno, ahora que definirá sus prioridades para el resto del período, entienda que eso tiene que traducirse en inversión en desarrollo humano.

Fuente: www.lahora.com.gt - Editorial - 220705


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.