Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Silencio oficial
Por la redacción de La Hora - Guatemala, 9 de septiembre de 2005

Los más altos funcionarios de gobierno están actualmente en un gabinete móvil en el occidente del país, pero creemos que dada la enorme trascendencia e importancia del informe sobre Desarrollo Humano que fue divulgado esta semana, sería de vital importancia una declaración oficial sobre tan dramático contenido. Como somos los guatemaltecos, lo más probable es que el lunes próximo ya hayamos olvidado que recibimos una terrible calificación y que nuestra vida continúe como si tal cosa, sin poner la menor atención a la ausencia de políticas para promover el desarrollo de los habitantes del país.

Sinceramente creemos que la próxima reunión de gabinete tendría que dedicarse al estudio del informe y mejor si fuera con base en interpretaciones que pudiera hacer la Secretaría de Planificación Económica para que todos los miembros del Organismo Ejecutivo pudieran digerir adecuadamente las cifras y ponderarlas en su verdadera dimensión. No puede ser que dicho informe quede simplemente como una referencia estadística, sin que provoque reacciones en los cuadros de dirección del país. Es más, en nuestra opinión no sólo el Gobierno sino la sociedad tendría que realizar intensas jornadas de estudio para asimilar las cifras.

Cuando una sociedad sabe aprovechar sus oportunidades, hasta de resultados tan patéticos puede obtener logros. El Gobierno podría realizar una intensa campaña para hacer conciencia entre la población sobre la magnitud de nuestro atraso y de esa forma comprometer a todos los sectores para que iniciemos un proceso de recuperación. La experiencia nos dice que alentar esa esperanza es utópico y quizá hasta torpe, porque nunca se ha hecho absolutamente nada tras la presentación de los informes y los mismos no han tenido efecto práctico para nuestro país. Pero aunque sigamos majando en hierro frío o arando en el mar, tenemos que insistir en que Guatemala necesita atender ese informe como un serio llamado de atención.

Al menos tres países centroamericanos que estaban en peores condiciones que nosotros en informes de hace una década, nos han superado y ahora nosotros somos el último de los países de la región. Siquiera por vergüenza y elemental sentido de orgullo patrio, debiéramos estudiar las causas de ese retroceso y buscar acciones que nos permitan enfrentar el problema con determinación.

Dejar que las cosas queden como están y sentarnos a esperar el próximo informe, para ver qué efecto tiene la inercia que llevamos sin introducir nuevas fuerzas capaces de cambiarla, es irresponsable. El silencio oficial sobre este informe no puede aceptarse y más que una declaración, hace falta un compromiso que evidencie intención de hacer que todos los sectores de la sociedad se involucren en acciones para revertir el retroceso.


Fuente: www.lahora.com.gt - Nota editorial


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.