Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Eufemismo
Por la redacción de La Hora - Guatemala, 16 de septiembre de 2005

El lenguaje diplomático es muchas veces engañoso y encubridor. Este día, al conocerse la decisión de Estados Unidos en cuanto a la certificación de los países que luchan contra el tráfico de drogas, encontramos un eufemismo digno de ser analizado en lo que a Venezuela se refiere, puesto que según las informaciones internacionales, el gobierno del señor Bush dispuso hacer una excepción en cuanto a las sanciones derivadas de la falta de certificación y que impiden todo tipo de ayuda económica a los países sancionados.

Y es que en Venezuela Estados Unidos va a seguir invirtiendo en proyectos de "fortalecimiento de la democracia", según los cables, lo que para el entendido significa que se seguirá financiando a la oposición al gobierno de Chávez con la intención de que la misma cobre la fuerza suficiente para acabar con el régimen que se autoproclama como bolivariano. En otras palabras y para no caer en los eufemismos del lenguaje diplomático, lo que hará Estados Unidos es financiar la conspiración contra el gobierno de Venezuela, sobre todo luego de la bandeada que el mismo Chávez le pegó a Bush al pronunciar su discurso en el seno de la Asamblea General de las Naciones Unidas, entidad a la que calificó de poco útil a la luz de la burla que Washington hizo del Consejo de Seguridad en el caso de Irak.

El tema de la permanencia de Hugo Chávez en el poder en Venezuela debiera ser asunto de los venezolanos, pero evidentemente se trata de una de las cuestiones medulares de la política internacional porque es evidente que hay esfuerzos sostenidos y financiados por países extranjeros para acabar con su gobierno. Los guatemaltecos, que en 1954 supimos de cómo es que opera el sistema para abortar cualquier gobierno que decide "desalinearse", debemos entender claramente el mensaje que envía la Casa Blanca con las calificaciones que extiende en materia del combate contra las drogas, mismas que son resultado de decisiones puramente subjetivas y de carácter político. La Casa Blanca no podía pedir la descertificación para ninguno de los países con los que recién se aprobó el Tratado de Libre Comercio y eso nos valió a nosotros para librarnos del estigma.

Pero en el caso de Venezuela, la sanción moral no va acompañada de la sanción económica, porque ello ataría las manos de Washington para patrocinar movimientos "democráticos" en contra del gobierno constitucional.


Fuente: www.lahora.com.gt - Nota editorial


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.