Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Empezar por lo básico
Por la dirección editorial de La Hora - Guatemala, 19 de noviembre de 2005

Analizar lo que está ocurriendo en Guatemala a nivel general, es suficiente para poder atemorizar a los ciudadanos, generar desconfianza, fortalecer la apatía y obliga a una preocupada meditación sobre lo que nos ha colocado en una situación tan delicada.

En seguridad, política, comercio, social, etc., hemos demostrado que no somos un Estado que utilice los puntos básicos para iniciar, a partir de allí, su desenvolvimiento en favor de los ciudadanos.

Recordamos aquellos momentos en que se daba la Moral y Urbanidad como materia académica y que hoy no será más que escenas de una película antigua que nos recuerda ideales que no son practicados más.

Es normal que una sociedad anárquica se desenvuelva en las bases del egoísmo. Claro que es el resultado de la falta de generación de oportunidades reales para los ciudadanos en donde la esperanza del futuro los comprometa con el presente.

Guatemala se encuentra ante un escenario del huevo y la gallina. Es común escuchar a los ciudadanos comentar sus razones para no involucrarse en el desarrollo del país porque "aquí nada va a cambiar".

Son afirmaciones que simplemente trasladan la responsabilidad a las autoridades e instituciones estatales y que permite una evasión perfecta para mantenerse como víctimas del sistema y no como factores de cambio.

Si queremos buscar un nuevo panorama para el país es necesario el concurso de todos aquellos que estemos cansados de las bases en que están fundadas las estructuras del Estado. No podemos esperar el resultado de la gestión pública.

El cambio depende exclusivamente de actitud y regresando a los más básicos principios de compromiso personal, comunitario y con nuestra nación, iniciaremos el camino que nos lleve a un futuro mejor.

El derecho a la vida, la dignidad, la justicia, al decoro, a la competencia leal, respeto a los mayores, a la mujer, a la niñez, solidaridad con los más desposeídos, etc., son herramientas necesarias en el momento que vive el país.

Si cada uno de los guatemaltecos, asumiendo sus principios básicos de convivencia, empieza a cumplir la función social que genere satisfacción individual, permitiremos que el país vaya para adelante en un trabajo hormiga que marque la pauta para las grandes decisiones de nación.

Guatemala, con todo lo que lleva el nombre de nuestra patria, merece un mejor futuro. Cuando revisamos el estado del país que entregaremos a las futuras generaciones, debemos sentir esa culpabilidad de una función mal hecha. Es momento de dejar de repartir culpas y empezar a asumir responsabilidades.

El cambio real del país está en las manos de todos nosotros. Regresemos en el camino para retomar esos principios básicos que, pareciera, hemos escondido todos los días permitiendo la violencia, injusticia y que ha hecho que lo ilegal e inmoral cada día lo aceptemos como legítimo.


Fuente: www.lahora.com.gt - Nota editorial


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.