Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Policías sin rostro
Por la dirección editorial de La Hora - Guatemala, 16 de diciembre de 2005

Desde hace varios días se publican fotografías de supuestos agentes de la Policía Nacional Civil con el rostro cubierto con gorras pasamontañas para evitar que sean identificados, lo que evidentemente está en la línea de los jueces sin rostro que propuso el Ministro de Gobernación. El tema más preocupante es que bajo un gorro pasamontañas igual se puede esconder un agente de la autoridad o un secuestrador, lo que coloca a la ciudadanía en una situación de mayor peligro e inseguridad.

Nótese que se trata de agentes vestidos de particular que no portan identificación alguna como miembros de las fuerzas del orden y, dadas las condiciones de corrupción en que se encuentra la misma Policía Nacional Civil, reconocida por sus autoridades, debe decirse que es insensato el procedimiento de ocultar a los agentes. Si con el rostro descubierto hacen desmadre y medio, cuánto más si sus jefes les autorizan a operar con el rostro cubierto.

Rechazamos de manera tajante ese proceder de la PNC porque no hace falta mucho análisis ni mucho razonamiento para concluir que no sólo es ilegal la actitud, sino que compromete seriamente la escasa y precaria seguridad de los ciudadanos. Si se vuelve norma que los agentes anden encapuchados, cualquier ciudadano honrado puede verse sorprendido por una pandilla cuyos miembros usen pasamontañas para realizar asaltos o secuestros y la gente no sabrá si se trata de maleantes o de fuerzas del supuesto orden.

¿Qué harían los guardaespaldas del Presidente si en determinado momento se topan con un grupo de supuestos agentes de la PNC con el rostro cubierto con pasamontañas? Y no digamos uno de ciudadano. Si a los policías con rostro se les teme porque pueden ser miembros de una pandilla de rufianes, cuánto más a policías sin rostro. Si son agentes de investigación que por la naturaleza de sus funciones actúan de incógnito, no pueden ser ellos quienes hagan las capturas y las mismas tienen que encomendarse a agentes uniformados para no comprometer más la ya endeble seguridad ciudadana.

En otros países se ha visto ese proceder lo cual no lo justifica. Pero en el caso de Guatemala hay que entender que nuestra PNC está penetrada hasta los cimientos por el crimen y encapuchar a los agentes es darles carta blanca para fortalecer la impunidad.

La Constitución establece toda una serie de garantías para los ciudadanos y entre ellas se establece que nadie puede ser sometido a registro si no es por agentes uniformados. Mayor razón para que las capturas las hagan policías uniformados y no elementos con planta de facinerosos.

Fuente: www.lahora.com.gt - Nota editorial


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.