Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Si cada gremio actuara…
Por la dirección editorial de La Hora - Guatemala, 19 de diciembre de 2005

Los pilotos de autobuses, que no son por lo general ejemplo edificante por su forma de tratar al usuario, están ahora actuando de forma tal que envían una clara lección al resto de la población.

Agobiados por el ataque persistente de pandilleros y la pérdida de vidas entre el gremio, paralizan el servicio en los lugares más conflictivos para obligar a las autoridades a incrementar su presencia para mejorar la seguridad. Si todos los gremios y sectores de la población emprendiéramos acciones de ese tipo, posiblemente el país se vería paralizado porque la violencia no hace distingos y todos los guatemaltecos la hemos sufrido de alguna manera.

El incremento de la violencia plantea la necesidad de que el ejemplo de los pilotos de autobús sea seguido por los guatemaltecos en general, porque es claro que las autoridades no reaccionan frente a la ola de criminalidad y que apenas logran articular algunas acciones bajo la presión de un pueblo que muestra su desesperación. El mismo Director de la PNC se vio obligado a abordar los buses en un esfuerzo por devolver algo de confianza a la población, lo que demuestra que cuando se exige, más de alguna respuesta se obtiene.

Y es tiempo de que organizadamente los guatemaltecos abandonemos nuestra actitud timorata y reclamemos del Estado que cumpla con su principal obligación que es la de asegurar la vida y la pacífica posesión de sus bienes a todos los habitantes del país. Nuestra indiferencia y falta de solidaridad es un elemento que alienta a los criminales y facilita la indolencia de las autoridades que no investigan ni siquiera un mínimo porcentaje de los crímenes que diariamente se cometen en el país.

Si cada gremio actuara solidariamente cuando alguno de sus miembros es afectado por el crimen, seguramente que pondríamos en jaque a las autoridades para obligarlos a establecer como prioridad la seguridad ciudadana. Pero mientras sigamos conformándonos con pedirle a Dios que nos libre individualmente del crimen y volvamos la vista a otra parte cuando vemos que alguien más es víctima de los criminales, no esperemos solución al problema.

El problema número uno del país es la falta de seguridad y sobre eso no podemos tener ya más paciencia ni tolerancia. Es momento de aprender de los choferes de camioneta, para poner ejaque a las autoridades hasta que reaccionen en forma adecuada para cumplir con su mandato constitucional. Y si no lo pueden hacer, justo es que se vayan con su música a otra parte porque su incapacidad está costando no sólo la pérdida de bienes, sino la pérdida de valiosas vidas.

Fuente: www.lahora.com.gt - Nota editorial


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.