Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 3 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Los partidos y los bancos
Por la dirección editorial de La Hora - Guatemala, 25 de enero de 2007

En Guatemala nos quejamos constantemente por la falta de partidos políticos que actúen como tales todo el tiempo y no sólo como máquinas electoreras. Sin embargo, algunos de los que más critican a los políticos y a los partidos pegan el grito en el cielo cuando sobre un tema tan delicado como el de los bancos esas entidades de derecho público no sólo opinan sino que actúan de conformidad con sus posibilidades y niveles de representación en el Congreso.

Creemos que es imperativo y útil para el país que el tema de los bancos se convierta en tema electoral porque es de las cuestiones que requieren que los ciudadanos reflexionen para entender si el sistema funciona o si requiere cambios. Es preciso que los partidos digan si dentro de su agenda política está seguir buscando la forma de financiar a los ladrones de bancos haciendo que la sociedad se haga cargo del desfalco, o si por el contrario van a proponer mecanismos diferentes y si van a hacer algo serio respecto a la impunidad.

No se puede hablar de los escándalos en los bancos sin abordar el tema de la impunidad porque cabalmente lo que ha alentado a muchos a robar, quizá por aquella premisa de que en arca abierta hasta el más justo peca, es que está demostrado que aquí el ladrón de cuello blanco puede pasearse tranquilamente en su carro último modelo, dirigir como si nada las empresas que recibieron los créditos vinculados y, de ajuste, gozar de la pleitesía de la sociedad que a ese tipo de delitos los ve, si mucho, como negocios fallidos, pero nunca como estafa o robo descarado. Todos sabemos de negocios que han florecido gracias a los financiamientos obtenidos en abuso de la confianza de los clientes de un banco, pero a nadie se le ocurre señalar con el dedo a esos "empresarios" como sinvergüenzas.

De suerte que si queremos partidos políticos que actúen como tales, es preciso que se manifiesten sobre el tema de los bancos y es un absurdo y una estupidez decir que el tema no se debe politizar. Porque se trata de una cuestión de política nacional que demanda acciones y definiciones de nuestros políticos. Algunos ignorantes suponen que los políticos sólo deben hablar de las elecciones y no de la problemática nacional porque hacerlo es caer en actitudes "populistas", simplemente porque son temas que interesan a toda la población. Obviamente somos un país de contrasentidos, porque queremos políticos serios, pero que no toquen los temas serios. Queremos partidos institucionalizados, pero que no hablen ni opinen sobre los temas más candentes. Queremos democracia, pero si la misma se limita al día de las elecciones para que los borregos vayan a emitir el sufragio. Dios libre al partido que tenga la osadía de meter su cuchara en el tema de los bancos porque los dioses de la opinión pública no se los van a tolerar.

Fuente: www.lahora.com.gt - Nota editorial


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.