Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Nebaj
Por Lucía Escobar - Guatemala, 24 de agosto de 2004
lucia@elperiodico.com.gt

En sobrevivivir, los ixiles tienen experiencia.

Para llegar a Nebaj se necesita de horas de camino y un carro de doble tracción. El paisaje, como todo en Guatemala, es sublime. Se atraviesa la Sierra de las Minas; se suben, se bajan montañas y se llega al área Ixil. Antes yo lo llamaba el Triángulo Ixil, pero me han contado que es un término militar, utilizado en tiempos de guerra y que le trae muy malos recuerdos a los lugareños. La zona incluye los municipios de Chajul, Cotzal y Nebaj.

Las mujeres en Nebaj usan uno de los trajes ceremoniales más lindos de todo el país. Me han dicho que en Semana Santa el mercado se vuelve una fiesta de colores y olores. Incluso, en este época las calles huelen a incienso y copal. Durante los días que estuvimos por allí, faltó la luz eléctrica todo el tiempo.

En uno de los comedores me contó la cocinera que tuvo que tirar diez libras de pollo porque se le descompusieron. Comer a la luz de las velas puede ser muy pintoresco para los turistas, pero es un gran impedimento para el progreso. Esto sucede todas las semanas sin previo aviso. Aún así, los ixiles sobreviven. ¿Cómo no? Si en eso tienen experiencia. Ya que fue uno de los pueblos más golpeados y diezmados por la contrainsurgencia.

Casi todos tienen una historia trágica que contar. Los jóvenes tienen mucha conciencia social y muchas cosas que enseñarle al mundo. Como los campos de concentración guatemaltecos, llamadas “aldeas modelos”. Allí trasladaban a los ixiles que no mataban, y les daban un carné para salir y entrar. Tenían que pedir permiso, incluso para llevar más de tres tortillas entre el morral. Todo muy trágico.

Sin embargo, Nebaj está renaciendo, hay mucha gente haciendo cosas buenas y las mujeres están muy bien organizadas. Y aunque los rostros de las personas se ven duros y en muchos casos tristes, los ixiles saben compartir y luchar por lo que quieren.

Tomado de www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.