Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Ayau y la propiedad privada
Por Lucía Escobar - Guatemala, 8 de junio de 2005
lucia@elperiodico.com.gt

A mí también, al igual que a Rigoberto Juárez Paz, el artículo sobre la propiedad privada del señor Manuel Ayau Cordón me recordó una anécdota. Ayau, para los que no lo saben, es el gurú de los neoliberales, una especie de líder espiritual para la derecha guatemalteca y asiduo defensor, “en teoría”, de la propiedad privada. La historia que contaré ilustra cómo en la práctica no es así. Todo sucedió hace cinco años en San Marcos La Laguna. Ahí, muy cerquita del lago, tenía yo un terreno al que llegaba con cierta regularidad. Un día me enteré que mi vecina de enfrente (Isabel Ayau) había mandado a construir un cerco sobre mi zanja perimetral: había invadido impunemente mi terreno.

Con el afán de apropiarse de todas sus vecindades, Isabel recurrió a una práctica común en Atitlán: invadir la propiedad que se desea, mandar a hacerse papeles falsos y luego intentar negociar con los verdaderos dueños, quienes generalmente al conocer lo engorroso que puede llegar a ser un juicio de esa naturaleza prefieren vender, por unos centavos, que meterse a eternos litigios. Isabel logró su cometido, pues yo, al ver cómo en la audiencia las autoridades del M., recibieron con halagos y abrazos a Manuel Ayau, confirmaba mi percepción de que la balanza de la ley se inclinaría por ellos. Eso, a pesar de tener testigos de que yo era la legítima propietaria y que Isabel ya había intentado hacer lo mismo a otro de sus colindantes.

Meses después, ella le confesó a un amigo en común que si nos hubiéramos ido a juicio, yo habría ganado, pues mis papeles eran los verdaderos.

Así que como dice Manuel Ayau, si “el derecho a la propiedad es la base de la civilización”, eso explica por qué somos un país de incivilizados.

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.