Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Salir del clóset
Por Lucía Escobar - Guatemala, 29 de junio de 2005
lucia@elperiodico.com.gt

Y si no se asumen como gays...

En Guatemala ya se está discutiendo acaloradamente sobre los matrimonios entre personas del mismo sexo. Religiosos y diputados se han apurado a crear e intentar aprobar una ley que prohíba este tipo de uniones. Todo esto me parece algo precipitado y paranoico, tomando en cuenta que en Guate, la mayoría de los homosexuales no se asumen como tal. Por lo tanto es como que no existieran ya que viven dentro de un clóset. Muchos disfrazan a su pareja sentimental como un simple amigo(a) ante la sociedad e incluso con los familiares más cercanos. Y si no se asumen como gays, qué van andar queriendo casarse con todo lo que implica ese “solemne acto”.

Ese tipo de discusiones se dan seriamente en países europeos como España, Francia y Dinamarca, donde la comunidad gay es fuerte porque se ha asumido, son solidarios entre ellos, prefieren los comercios, restaurantes, hoteles y hasta barrios que exhiban la banderita multicolor.

Tienen representantes asumidos en el Congreso, la justicia y en posiciones de poder como el alcalde de París, Bertrand Delanoe, homosexual declarado. La última Gay Parade en París llegó a reunir a 700 mil participantes y 250 mil observadores.

En Guatemala no llegan a mil los que acompañan la marcha del Día del orgullo gay-lésbico. Así que legislar contra los matrimonios gays es tan surrealista y fuera de lugar como la mayoría de cosas que suceden en el Congreso.

Ayer en una carta de lectores, un señor bastante ofendido por el artículo de Vargas Llosa, decía que en este tema no hay medias tintas. Cómo se ve que no aprecia la magia de un arcoiris. En estos tiempos, yo regreso a un pensamiento de Virginia Woolf escrito hace 80 años: No hay un ser humano que no oscile de un sexo a otro, y a menudo sólo los trajes siguen siendo varones o mujeres.

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.