Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Flores para Ana
Por Lucía Escobar - Guatemala, 20 de julio de 2005
lucia@elperiodico.com.gt

Leerla me confirma que yo nunca seré poeta.

Mi primer trabajo me lo dieron gracias a una entrevista que le hice a Ana María Rodas. Me quedó tan bonita que cuando la leyeron en el Siglo no dudaron en contratarme. ¿Cómo no? Si habíamos pasado horas hablando de los temas más variados. Recuerdo que llevaba una lista de preguntas que se quedaron cortas. Ese día, hasta salí de su casa con un gatito (Teodoro Navas), pero su historia no viene al caso hoy.

Ana María fue mi catedrática en la universidad y es hasta el día de hoy una maestra de la vida. Leer la poesía de Rodas es como recibir una clase intensiva de feminismo, erotismo, filosofía y literatura. Treinta y dos años después de haberlos escrito, sus poemas siguen siendo igual de innovadores, modernos y contundentes, por eso talvez es que a la autora la reciben como a las grandes en el Festival de Poesía de Berlín y en casi cualquier lugar al que llega.

La revolución que Ana María hizo con su poesía no la logró ningún otro guerrillero guatemalteco con sus armas. Estoy segura de que si su obra se leyera en las escuelas públicas y en los colegios, habría menos muertes de mujeres y más relaciones igualitarias. Así de imponente son sus palabras. Ahora mismo busco en su libro, un poema para reproducir, pero todos son tan buenos que no me decido. Leerla me confirma que yo nunca seré una poeta.

Lo que a mí me hubiera gustado decir ya lo escribió ella antes de que yo naciera y, sin lugar a dudas, mil veces mejor.

La literatura guatemalteca está de fiesta hoy, ya que se presenta en un solo libro la trilogía de sus Poemas de la Izquierda Erótica.Los mismos que hace años fueron ilustrados con la magnífica pluma de Ramírez Amaya, ahora le deben a otro gran dibujante, Alejandro Azurdia, la portada. ¡Felicitaciones y abrazos para Ana!

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.