Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Bigotes de Dalí
Por Lucía Escobar - Guatemala, 1 de junio de 2007
lucia@elperiodico.com.gt

Todo ese tipo de cosas me deprimen.

He madurado en muchas cosas, pero en una en la que de plano voy tarde es la de entrarle a los juegos políticos electoreros. He estado pensándolo y de plano soy incrédula con todos y todas (incluyente soy). No me convence eso de votar por el menos peor y, aunque suene a blasfemia, si ese día me despierto temprano y no hay cola en la mesa electoral, talvez me anime a ejercer mi voto, pero pictórico. Voy a ir ponerles bigotitos a los candidatos. Algo así como profetizar los cambios de look que tendrán cuando salgan por las fronteras con los maletines llenos de pisto robado. Mi libre albedrío reducido a escoger entre varias docenas de oportunistas o ingenuos sin planes de gobierno concretos ni sentido común. Hasta mi hijo de cuatro años se sintió agredido con la propaganda electorera.

Todo ese tipo de cosas me deprimen. Tanto hablar de política hace que mi cabeza se llene de pelitos grises y blancos. Trato de imaginarme cómo será un gobierno con Colom, Pérez Molina o Giammattei, y me dan ganas de reanudar mis citas con la sicoanalista. Eso, o diversificar mi consumo de drogas.

Pero mi actitud tiene que ser otra. Al fin y al cabo, estos puestos son casi simbólicos, el poder real en Guatemala se mueve en otras esferas y está tan enraizado, que va tomar un poco más de tiempo
arrancarlo.

Lo más sensato es encontrar un buen lugar para pasar el invierno. Un lugar con mucha luz y poco ruido, donde la lluvia no caiga ácida sino dulce. Y que los niños jueguen mucho, que se llenen las manos de lodo y sus risas resuenen llenas de dulce de leche y chocolate.

Los adultos, mientras tanto, tratemos de hacer un buen trabajo, cualquiera que sea este, hacerlo con amor y dedicación, con vocación y entusiasmo para no aburrirnos. Hacer política limpia en el día a día, tampoco nos caería mal un poco de alegría.

Fuente: www.elperiodico.com.gt - 300507


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.