Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

La gusanera
Por Lucía Escobar - Guatemala, 1 de agosto de 2007
lucia@elperiodico.com.gt

Manolito tiene a su servicio un grupo de sicarios.

Podríamos empezar a explotar los realitys shows, nos saldrían con un dejo nostálgico, tipo Alfonso Sayas y el Caballo Rojas. “Aventuras en La Gusanera” se filmaría toda en el Congreso de la República, con los mismos diputados como estrellas.

Imagínense la escena del joven diputado narco y metrosexual que va en su Hommer amarillo por la sexta avenida, hablando por el celular y con el radio a todo volumen. Es dueño de un banco en su Jutiapa querida, tiene caballos pura sangre que rifa en las ferias, y nadie que le dispute su próximo puesto como alcalde, pues misteriosamente todos sus contrincantes han muerto de un balazo en la cabeza. Manolito tiene a su servicio un grupo de sicarios con placa y uniforme en planilla del Gobierno, por lo que se da el lujo de planear la ejecución de varios diputados, colegas salvadoreños, desde su curul en el Congreso. Usa su celular último modelo para ultimar detalles, porque sabe que la impunidad es su mejor coartada.

A su alrededor, los demás diputados de diferentes partidos o carteles confabulan para tapar un agujero más grande aun que el del barrio San Antonio. Con excusas baratas que exaltan el patriotismo mas hipócrita y la soberanía en la que no creen, se atreven a negar la creación de un ente internacional que ayude a desarticular al crimen organizado, porque a estas alturas de la lica, ya es obvio que narcos y rufianes actúan igual que policías o ladrones.

Lo peor de estos programas es que siempre tienen segundas partes. Y si nos basamos en las encuestas para predecir nuestro futuro inmediato, solo veremos más de lo mismo: narcotraficantes, militares, mafiosos y empresarios.

De las mujeres en paños menores no se preocupen, seguramente una de esas empresas oligárquicas y transnacionales se ofrece a patrocinar las edecanes que siempre animan los buenos eventos.

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.