Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Calenturas
Por Lucía Escobar - Guatemala, 28 de noviembre de 2007

Madre y virgen a la vez.

¡Qué lejana aquella época de oro!, quizá eran los tiempos de Sodoma y Gomorra cuando no existían las enfermedades de transmisión sexual y todo era placer, felicidad, libido y alegría.

Pero a nosotros, humanos del siglo XXI, nos tocaron tiempos perversos, donde por una parte se estimula hasta el hartazgo el deseo sexual y se exaltan los valores sensuales, pero se señala con el dedo y el desdén a quienes hacen uso sin complejos de sus facultades amatorias. Y encima, tenemos la amenaza siempre latente de las ETS y el VIH/Sida.

Hoy en día, las mujeres son empujadas por la publicidad y la televisión a ser bombas sexuales casi antes de cumplir los 12 años; y por otro lado, son presionadas socialmente por la pureza milagrosa de la Virgen María, la imposible por excelencia: madre y virgen a la vez.

¿Qué rutas tenemos para vivir nuestro cuerpo y sexualidad sin culpabilidades ni hipocresías?

He visto cómo la sociedad entera hace lo imposible por evitar que los jóvenes tomen decisiones con base en sus propios valores, sueños e ilusiones, negándoles constantemente información seria y verdadera sobre derechos sexuales. Mantener en una burbuja de ignorancia a los adolescentes es una trampa mortal; es querer negar la esencia de una edad donde las hormonas tienen más poder real que los diez mandamientos de papá y mamá. La castidad no se puede imponer, es una decisión personal y casi siempre temporal.

Las calenturas son las calenturas, y alguien sin información tiene más posibilidades reales de adquirir VIH/Sida que una persona conocedora de las consecuencias de sus actos.

¡Que se regalen condones en las escuelas, colegios y universidades! ¡Que liberen de impuestos los anticonceptivos! ¡Que la información sea más promiscua! ¡Que a nadie le dé vergüenza proponer y/o exigir el condón en una relación! ¡Que se extingan los irresponsables en la cama y los neuróticos sexuales!

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.