Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Reitero, Belice no es Guatemala
Por Luis Fernando Levi - Guatemala, 6 de septiembre de 2005

Es importante que para opinar acerca del diferendo entre Guatemala e Inglaterra por Belice, obtengamos información fidedigna y bien documentada para comprender cómo y por qué de la pérdida del territorio. Primeramente debemos olvidar los tratados entre España e Inglaterra hasta 1821 y el tratado de amistad y comercio entre México e Inglaterra de 1826 en virtud del tratado de 1859 entre Guatemala e Inglaterra y el arreglo suscrito al Artículo VII de aquel tratado en 1863, no ratificado por los ingleses.

El tratado de 1859 era la base de los reclamos guatemaltecos en el diferendo territorial con Inglaterra, que continuó hasta el 23 de abril de 1938 con el dictamen aprobado unánimemente por la Asamblea Legislativa. Los reclamos ante la corona inglesa durante 79 años, en particular los memorandos de la propuesta del 16 de septiembre de 1936 y la propuesta del 21 de julio de 1937 para que el presidente norteamericano F. D. Roosevelt fuese el árbitro en el diferendo y no las cortes de la Haya; muestran la incompetencia, intransigencia y falta de visión por parte de nuestras autoridades.

La mayor desventaja es que Guatemala no tuvo la representatividad internacional en sus dictadores y gobiernos militares, para hacer valer sus derechos territoriales en Belice. Razón de sobra para que los ingleses se sintieran a sus anchas en el diferendo.

Si para 1938 era claro que los ingleses no cumplirían con las estipulaciones de la Convención de 1859 y la Asamblea Legislativa así lo daba a entender en su dictamen, ¿por qué no enviaron entonces al Ejército de Guatemala para hacer valer los derechos e intereses guatemaltecos acerca de Belice, como se insinuaba en aquel dictamen?

Hoy ya es demasiado tarde para tales reclamos, Belice es un país libre, soberano e independiente con representación ante la ONU y la OEA. Ahora nos urge arreglar el diferendo limítrofe con Belice, no sea que terminemos perdiendo más territorio nacional.

Fuente: www.elperiodico.com.gt - Sección de lectores


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.