Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Candidatura de Menchú reconfigura proceso electoral
Por Louisa Reynolds - Guatemala, 17 de febrero de 2007

• Premio Nobel en pláticas con dos partidos políticos

• Unificación de la izquierda abre posibilidad de crear una tercera fuerza política


• Daniel Matul considera que proceso con el electoral cambiará el gobierno pero no las estructuras de poder

El lunes 12 de febrero se dió a conocer el Movimiento Político Winaq, el cual impulsará la candidatura a la presidencia de la Premio Nobel de la Paz Rigoberta Menchú Tum. El contexto electoral ha estado marcado por el profundo descrédito de las organizaciones políticas tradicionales, la crisis del sistema bancario y por una creciente ola de violencia política. Durante los últimos días, la Premio Nobel ha sostenido una serie de reuniones con los dirigentes de Encuentro por Guatemala (EG) y la ex guerrillera Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG), quienes buscan su participación como candidata presidencial de sus respectivos partidos. Una nueva propuesta que plantea aglutinar a Winaq, EG y el recientemente creado Movimiento Amplio de Izquierda (MAIZ), el cual incluye a la URNG y a las principales organizaciones sindicales y populares del país, en una sola alianza política; abre la posibilidad de crear un bloque izquierdista que surja como tercera fuerza política en la contienda electoral. El pensador maya Daniel Matul advierte que los candidatos indígenas elegidos dentro de un marco de poder dominado por los intereses económicos oligarcas permanecen «rehenes de un paradigma etnocéntrico» y tienen posibilidades limitadas de lograr cambios transformadores.

EL MOVIMIENTO POLÍTICO WINAQ. Winaq fue dado a conocer tras una semana de intensa especulación mediática sobre la posible participación de Menchú en las próximas Elecciones Generales a efectuarse este septiembre.

Durante las negociaciones con EG, Menchú ha exigido «cuotas de poder que van más allá de la candidatura presidencial,» ( EFE , 10/02/07).

Amílcar Pop, integrante del equipo que está impulsando la candidatura de Menchú explicó a Inforpress que Winaq «busca la reconstrucción del Estado guatemalteco para hacer cambios estructurales y erradicar todas las expresiones de racismo institucionalizado.»

La propuesta es una apertura de espacios por parte del partido de centro-izquierda, que darían a Winaq el 50% de los diputados y alcaldes.

Nineth Montenegro, dirigente de EG , calificó esta demanda como «razonable» pero dijo que su partido aún está analizando la viabilidad de dicha petición.

El 14 de febrero surgió una nueva propuesta: aglutinar a Winaq, EG y el recientemente creado Movimiento Amplio de Izquierda ( MAIZ ), el cual incluye a la URNG y a las principales organizaciones sindicales y populares del país, en una sola alianza política.

Menchú ha anunciado que de no aceptar ninguna de estas propuestas, Winaq, un movimiento que se viene gestando desde hace tres años, será la plataforma que la llevará a las elecciones por la Presidencia en 2011 (cuadro). Desde junio del año pasado, la prensa ya especulaba sobre la posible creación de un partido indígena liderado por Menchú quien declaró que estaría completamente dispuesta a liderar un partido ya que hacía falta «un instrumento político que lleve a los indígenas al poder» ( Inforpress 1663 ).

RECONFIGURACIÓN DEL PANORAMA ELECTORAL. De momento, existen cuatro posibles escenarios: la postulación de Menchú como candidata de EG , la postulación de Menchú como candidata del MAIZ , una alianza entre Winaq, EG y MAIZ con la Premio Nobel como candidata o un rechazo por parte de Menchú de estas tres opciones.

El Instituto Centroamericano de Estudios Políticos ( INCEP ), señala que la postulación de Menchú a la presidencia alteraría la situación actual de las candidaturas, restándole apoyo a Álvaro Colom , de la Unidad Nacional de la Esperanza ( UNE ), quien ha encabezado las encuestas de intención de voto desde 2005.

El análisis de INCEP plantea: En 2003, Colom ganó en toda el área occidental, en los departamentos con mayoría indígena y es precisamente en esas áreas donde Menchú tendría más posibilidades de éxito.

Una unión entre Winaq y EG conllevaría una pérdida aún mayor para Colom . Según Luis Ochoa , analista del INCEP : «Encuentro por Guatemala tiene su base en la Ciudad de Guatemala,, que representa el 14% de los votos. En las pasadas elecciones, ANN logró seis diputaciones, cinco en el distrito central gracias a Nineth Montenegro. Entonces Colom perdería en las áreas indígenas y en el área central».

Bajo este esquema, el debilitamiento de la candidatura de Colom beneficiaría al Partido Patriota y a su candidato Otto Pérez Molina , actualmente en segunda posición y en menor medida a la Gran Alianza Nacional ( GANA ), liderada por Alejandro Giamattei .

POSIBLES ESCENARIOS. Algunos ven en EG , un partido «nuevo y débil» por lo cual la candidatura de Menchú se plantea como una oportunidad de consolidar su organización.

Sin embargo, una unión con EG podría resultar una opción arriesgada para Menchú ya que EG se enfrenta este año a su primer proceso político y con una afiliatura altamente volátil.

Según el citado analista, una integración con el MAIZ implicaría un riesgo menor, ya que este bloque incluye a la URNG , partido que cuenta con «una militancia más fiel» y «una estructura organizativa más estable», a pesar de que en los comicios de 2003 no logró el mínimo número de votos para mantener su registro como partido político y otras estructuras como el Movimiento Político y Social de Izquierdas ( MPSI ) y las agrupaciones del Colectivo de Organizaciones Sociales ( COS ), las cuales tienen presencia en todo el país.

Aunque sería difícil unificar a tres organizaciones con agendas distintas (el proyecto indígena Winaq, la agrupación socialista MAIZ y el naciente partido socialdemócrata EG ), si llegara a concretarse esta propuesta, el MAIZ podría convertirse en una tercera fuerza política.

Como candidata tanto de MAIZ como de EG , Menchú contaría de dos estructuras partidarias, lo cual le proporcionaría una estructura organizativa eficiente, un mayor número de afiliados, y más recursos económicos.

Incluso no se descarta la idea de que una izquierda unificada pudiera recibir el apoyo económico del proyecto bolivariano del presidente venezolano Hugo Chávez , quien busca avanzar su proyecto socialista a nivel latinoamericano y apoyó la candidatura de Daniel Ortega en Nicaragua.

Hasta ahora, la presidencia ha sido alcanzada por candidatos que han participado en tres campañas (como Portillo , Berger y posiblemente Colom ); en el caso de Menchú , podría ser la campaña más larga de empezar ahora, pero también la más efectiva si gana en el proceso electoral de 2011.

¿PRESTIGIO O IDEOLOGÍA? En una entrevista con Inforpress, Nineth Montenegro dijo desconocer los valores y ejes programáticos de Winaq y no pudo señalar puntos de coincidencia entre su partido y esta agrupación.

También cabe señalar que de acuerdo con Montenegro , fue un equipo indígena de EG el que fue a buscar a Rigoberta Menchú y que esta iniciativa posteriormente fue respaldada por otros sectores no indígenas del partido.

Por otra parte, Héctor Nuila , secretario general de la URNG dijo a Inforpress que era demasiado pronto para hablar de políticas específicas que su partido compartiera con Winaq pero señaló la defensa de la soberanía nacional, la proteccion de los recursos naturales, la necesidad de iniciar un proceso de desarrollo rural tocando el tema de la tierra y garantizar la soberanía alimentaria, como ejes en los cuales ambas partes habían encontrado coincidencia.

Rigoberto Quemé, ex alcalde de Quetzaltenango (1999-2003) fue brevemente cortejado por la GANA como posible candidato el año pasado.

Tras esta experiencia, Quemé señaló que muchos partidos políticos buscan candidatos indígenas con el único propósito de ganarse el voto de este sector: «siempre será inconveniente ir de invitado en un partido que ya tiene estructuras bien formalizadas porque es muy difícil cambiar la lógica que tienen los partidos políticos,» opinó.

«Los partidos siguen siendo lo mismo a pesar de los cambios mediáticos que hacen propiciar la participacion indígena. Aún los partidos de izquierda no son susceptibles a la multiculturalidad. No aceptan una participación indígena de primera línea y entonces llaman a un personaje pero no a un movimiento político», añadió.

MEDIOS: LA CORTINA DE HUMO. Desde que Menchú anunció su posible participación en el proceso electoral hace seis meses, los medios de comunicación se han concentrado en discutir sobre si la creación de un partido con una base identitaria indígena implicaría una lógica de segregación.

Esto se ha convertido en una «cortina de humo» que ha evitado un verdadero debate sobre las propuestas de la Premio Nobel , de las cuales aún se conoce poco, ya que Menchú ha manifestado que no profundizará sobre los ejes programáticos de Winaq hasta que concluyan sus pláticas con EG y la URNG .

Claudia Samayoa, del Movimiento Nacional de los Derechos Humanos ( MNDH ), señaló: «todo lo que se ha escrito sobre Rigoberta Menchú es pura bulla » y añade que «los medios de comunicación no han jugado su rol y no nos han permitido escuchar la propuesta de la candidata .» A su criterio, la viabilidad de la candidatura de Menchú «no es tan importante como lo es su propuesta de gobierno,» ( www.albedrio.org , 14/02/07).

Se cita que mucho del apoyo de Menchú, reside en la identificación con alcaldes indígenas, auxiliares, y líderes comunitarios en los Consejos Comunitarios de Desarrollo, temas que aún no llegan a la agenda mediática.

MÁS ALLÁ DE LA COYUNTURA. Daniel Matul, director de la Liga Maya plantea un análisis macro que trasciende la coyuntura del panorama electoral. De acuerdo con el pensador maya, el Estado guatemalteco se encuentra en crisis, lo cual se evidencia en la existencia de partidos sin candidato y candidatos sin partido.

Matul opina que a 10 años de la firma de los Acuerdos de Paz, «no hemos podido transitar a la construcción del Estado pluricultural» y señala que «los partidos políticos carecen de ideología, no tienen identidad ni sustento doctrinario acerca de qué es la nación y qué es el Estado.» En otras palabras, es necesario medir las limitaciones de la participación de una candidata o candidato indígena en un sistema de partidos políticos que continúa siendo «excluyente, discriminatorio e impositivo.»

De acuerdo con Matul , los comicios de septiembre cambiarán el gobierno de turno pero no las estructuras de poder. Por lo tanto, candidatos indígenas elegidos dentro de un marco de poder dominado por los intereses económicos oligarcas permanecen «rehénes de un paradigma etnocéntrico» y tienen posibilidades limitadas de lograr cambios transformadores ya que «el acceso al gobierno no necesariamente permite el acceso al poder de mando.»

«¿Es favorable la correlacion de fuerzas para que los pueblos indígenas participemos en la competencia para asumir el gobierno? ¿Cuál es el anhelo de los pueblos indígenas? ¿Modificar nuestra posición dentro del Estado o modificar el Estado para iniciar una nueva época republicana con la presencia de los cuatro pueblos en la toma de decisiones?» pregunta Matul .

En cooperación con Inforpress Centroamericana - Inforpress C.A. es una revista semanal de análisis que cubre la región centroamericana, y depende de suscripciones para sus ingresos. www.inforpressca.com

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.