Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Alza en el maíz impacta la ya débil seguridad alimentaria
Por Louisa Reynolds - Guatemala, 3 de junio de 2007

• Precio del maíz aumenta 78% durante primer trimestre de 2007 debido a creciente demanda de etanol

• Sociedad civil: «DR-CAFTA vulnera al país respecto a fluctuaciones en el mercado internacional»

• Gobierno prioriza «asistencia alimentaria» por encima de las causas estructurales de la inseguridad alimentaria

La creciente demanda de maíz para la producción de etanol ha provocado un acelerado aumento en el precio internacional de este grano. Esto, a su vez, ha tenido un impacto sobre los precios de maíz en Guatemala y otros países de la región mesoamericana donde el maíz es una parte fundamental de la dieta, sobre todo para población rural. La Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés), ha advertido que el incremento de los precios del maíz combinado con el cambio climático, representa un serio riesgo para la seguridad alimentaria de los pequeños productores en las zonas más pobres del país. Los detractores del Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana (DR-CAFTA, por sus siglas en inglés) argumentan que la entrada en vigor del Tratado ha aumentado la vulnerabilidad del país a la presente tendencia de alza provocada por la demanda de etanol. Mientras tanto, el gobierno ha reorientado el enfoque de la política de seguridad alimentaria hacia la nutrición y la asistencia, dando menor énfasis a las causas estructurales de la pobreza rural y la inseguridad alimentaria.

MAÍZ ALACANZA PRECIOS EXORBITANTES. Debido a la creciente demanda de maíz para la producción de etanol, los precios del maíz blanco y amarillo han impuesto nuevas marcas. Durante el primer trimestre de 2007, el precio por tonelada del maíz blanco en Guatemala pasó de US$180 a US$320, un aumento de 78%. El precio del maíz blanco en el mercado internacional subió de US$134 en enero de 2006, a US$224 a fines de febrero de 2007, un alza de 67%. El maíz amarillo experimentó un incremento similar – la tonelada aumentó de US$125 a US$188 (un aumento de 50.4%) en el mismo período.

El alza del precio del grano ha incidido en la inflación doméstica, ya que los derivados de este grano, especialmente la tortilla, presionaron con fuerza el Índice de Precios al Consumidor (IPC) –cuadro I-. Esto, sumado a los aumentos en los combustibles, hizo que la inflación alcanzara una variación interanual de 7.02%, cifra superior a la meta de 5% establecida por la Junta Monetaria para este año (Siglo Veintiuno, 19/4/07).

El aumento del precio del maíz ha sido atribuido a la creciente demanda del grano en Estados Unidos (EEUU) para la producción de biodiésel, lo cual ha hecho que países consumidores experimenten aumentos de precios, perjudicando el consumo y la distribución.

Según la FAO, la producción de etanol en EEUU se ha cuadruplicado en lo que va de este milenio, y se estima que en 2006 absorbió 20% de la cosecha de maíz amarillo, incidiendo en el precio internacional. China, además, ha construido cuatro importantes fábricas de bioetanol, con un consumo de entre tres y cinco millones de toneladas del grano al año, una tasa de producción con un crecimiento anual de entre 10% y 15% (Inforpress 1688).

CAFTA EN LA MIRA. Los detractores del Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana (DR-CAFTA) argumentan que no hay suficientes salvaguardias en éste para garantizar que la asimetría entre las economías de Centroamérica y de EEUU no afecte de forma negativa a la región. Por lo tanto, sostienen que la agricultura, en particular el cultivo de maíz, se ha visto perjudicado por los gigantescos cultivos mecanizados de ese producto en EEUU. Ahora que han subido los precios en el mercado mundial debido a la demanda de maíz para producir etanol, agregan, Guatemala se ha hecho más vulnerable a las fluctuaciones en el mercado mundial tras la entrada en vigor del DR-CAFTA.

La Red Nacional por la Defensa de la Seguridad y Soberanía Alimentaria (REDSSAG)*, señala que «aun cuando se protegió el maíz blanco, éste entra dentro del esquema del libre comercio, con un incremento de la cuota de importación de forma continua que si la producción se estanca con el tiempo puede llegar a ser un porcentaje significativo de la demanda local en menos de 15 años, si no se toman medidas para paliar dichos impactos.» Además, la REDSSAG argumenta que aunque se protegió el maíz blanco, «el arancel aplicado es relativamente bajo» y que a pesar de dicha protección no se logró su exclusión y se aplicará la desgravación estableciendo cuotas de importación con un crecimiento anual permanente para los próximos 20 años.

Otra crítica de este colectivo es que Guatemala renunció a la aplicación de la Salvaguardia Agrícola Especial como mecanismo de protección tomando en cuenta el bajo nivel de los aranceles aplicados. En el caso del maíz amarillo, se abrirá el mercado en 10 años, y se activará el mecanismo de protección en el caso de que las importaciones rebasen en 15% la cuota establecida. Pero dicha protección es temporal y sólo afecta los períodos en donde se rebajen las cuotas impuestas.

El Instituto de Estudios Agrarios y Rurales de la Coordinación de ONG y Cooperativas (CONGCOOP) ha denunciado que desde la vigencia del DR-CAFTA, las importaciones de maíz aumentaron entre enero y septiembre de 2006, en comparación con el mismo período en 2005, y que Guatemala, de un país autosuficiente en maíz en 1985, se ha convertido en uno dependiente, ya que actualmente más de un tercio del consumo nacional es importado** (Cuadro II).

Ronnie Palacios, integrante de REDSSAG dijo a Inforpress: «Estamos de acuerdo en que haya producción para exportar porque hay un sector del país que tiene la capacidad de ser competitivo. Pero también hay un sector de la población que tiene un modelo de producción de subsistencia y no lo tendríamos que haber incluido en un TLC

Sin embargo, el viceministro de Seguridad Alimentaria, César Fión, insistió en que «el DR-CAFTA no ha tenido ningun impacto sobre el precio del maíz» ya que este cultivo está sujeto a una desgravación lenta por medio de salvaguardias para evitar aumentos repentinos en importaciones y, por lo tanto, «la liberación de aranceles comenzará en el 2015 para acabar en 2020».

Fión añadió que el encarecimiento del maíz se agravó por el contrabando de miles de quintales de maíz blanco hacia México. Actualmente, el maíz es más caro en los departamentos del norte y occidente como consecuencia del trasiego ilegal del grano en San Marcos, Huehuetenango, Quiché y Petén, fronterizos con México.

SEGURIDAD ALIMENTARIA EN PELIGRO. Según el Sistema Mesoamericano de Alerta Temprana para la Seguridad Alimentaria (MFEWS, por sus siglas en inglés), el precio alto de maíz tendrá un impacto más severo durante el período anual de escasez de alimentos que ha iniciado en abril, cuando los hogares pobres tienen dificultades para la obtención de alimentos y dependen de la compra de éstos. Este período normalmente concluye en agosto o septiembre, con la salida de las cosechas de primera, y demanda mano de obra temporal. El MFEWS estima que los productores de subsistencia tendrán reservas hasta mayo de este año.

Además, hay indicaciones de que la estación lluviosa iniciará tardíamente, como efecto del fenómeno climático de El Niño , lo cual podría causar pérdidas o reducción en los rendimientos de la próxima cosecha, afectando la disponibilidad de alimentos en los hogares de producción de subsistencia a partir de agosto.

El MFEWS advierte que la época anual de acceso reducido a alimentos a nivel de hogar está por empezar en la zona de oriente, y en mayo/junio empezará en el resto del país. Esto significa que «el acceso a los alimentos es más difícil para los hogares pobres en esta época del año, resultado de la terminación de reservas de granos básicos y por la poca demanda de mano de obra no cualificada, que es la fuente de ingreso más importante para la población pobre en todo el país.» Este año, la compra de alimentos será aún más difícil, ya que la subida del precio del maíz se suma a un aumento en la inflación y de los precios de los productos básicos debido al alza del precio del petróleo crudo.

El maíz y el frijol son los granos más importantes y constituyen la dieta de muchos hogares pobres en la época de acceso reducido. Las estadísticas del MFEWS muestran que el precio del frijol «presenta un comportamiento típico» , aunque su alza empezó uno o dos meses antes que en años anteriores.

Sin embargo, el aumento del precio del maíz podría resultar en una menor cantidad de grano comprado, sin que pueda ser sustituido por el frijol o el arroz, ya que los precios están por encima del de maíz. El precio del arroz no ha variado durante el año, pero su precio está alto en comparación con años anteriores. Esto posiblemente se debe, según el MFEWS, a que «la producción de arroz en los EEUU ha sido desplazada por la de maíz, reduciendo así la oferta del arroz e incrementado su precio

El representante de la FAO en Guatemala, Ian Cherret, dijo a Inforpress que el incremento de los precios del maíz combinado con el cambio climático, representa un serio riesgo para la seguridad alimentaria de los pequeños productores en las zonas más pobres del país. «Si junta esos dos elementos, puede ser catastrófico,» dijo Cherret.

Cabe recordar que, según la Encuesta Nacional Agropecuaria 2006 (ENA 2006) realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el 58.1% de total de 758,614 productores agropecuarios individuales en el país, corresponde al grupo de trabajadores de infrasubsistencia. Del total de 7.7 millones de manzanas cultivables del país, este grupo sólo usa 4.8% e integra productores que se caracterizan por un alto índice de analfabetismo, condiciones de pobreza extrema y limitado acceso a recursos productivos como tierra y créditos.

El grupo de subsistencia (34.9% de los productores) usa el 25.5% de las tierras agrícolas del país y el, el grupo de agricultura excedentaria (4.4%) usa el 17.9% de las tierras mientras que la agricultura de producción comercial (2.6%) ocupa el 51.8% de la tierra agrícola.

El 72.2% de los 6.7 millones de quintales de maíz amarillo y el 45.2% de los 26 millones de quintales de maíz blanco producidos en 2005-2006 fueron utilizados para el consumo propio por los agricultores.

GOBIERNO REDEFINE PRIORIDADES. El Consejo Agropecuario Centroamericano ha planteado una serie de políticas para hacer frente al encarecimiento del maíz en la región que incluyen: aumentar la producción de maíz de manera significativa, gradual y sostenida; establecer un sistema de intercambio de información sobre existencias, producción, comercio y precios de granos; fortalecer la oferta de seguros para la agricultura en el sector financiero; y establecer mecanismos regionales para comprar semillas y otros insumos.

Palacios dijo que a su criterio el intercambio de información era «una buena idea» y recalcó la necesidad de asegurar que esta información «esté disponible a los consumidores organizados.» Los seguros, señaló el activista, «son una medida importante pero sólo aplican para los grandes comerciantes.» En cuanto a la compra de semillas, Palacios expresó las siguientes objeciones: «Guatemala es uno de los lugares con mayor diversidad de maíz en Mesoamérica. Tenemos el recurso genético necesario para tener un elevado rendimiento pero estamos desaprovechándolo introduciendo híbridos que están desplazando a las semillas nativas.» Según el activista, las empresas semilleristas «están creando dependencia en el agricultor» porque además de vender las semillas, venden todos los insumos necesarios para su uso.

El actual gobierno se precia de haber dado prioridad a la seguridad alimentaria por medio de proyectos para estimular la productividad agraria y apoyar a los pequeños productores con insumos y semillas. Sin embargo, Palacios señaló : «Hay varios programas del MAGA que están incentivando el cultivo del maíz, pero parece un poco contradictorio tener un TLC que permite el ingreso de maíz y, por otro lado, incentivar la produccion

El activista añadió que los proyectos del MAGA se han concentrado en las zonas cálidas con una altura menor de 1,500 metros , principalmente en la Costa Sur y Petén, mientras que «en la zona alta donde está asentada la población más vulnerable no hay políticas de estímulo a la producción del maíz.»

II: Importaciones de maíz de EEUU, en toneladas métricas (2002-2006).

Cantidades por año

2002
2003
2004
2004
2006

556,133
494,112
542,811
5659,967
757,942
Fuente: United States Department of Agriculture ( USDA ).

También cabe señalar el nuevo rumbo que el gobierno de Óscar Berger ha dado a la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional (SESAN). Creada tras la aprobación de la Ley de Seguridad Alimentaria, en abril de 2005, y dotada con un presupuesto de Q12 millones, esta entidad tiene como función la coordinación y planificación técnica de los esfuerzos del Ministerio de Salud, la Secretaría de Planificación Económica y Social (SEGEPLAN) y diversas organizaciones no gubernamentales (ONG) y agencias de cooperación internacional que trabajan el tema de la seguridad alimentaria en Guatemala.

El 31 de mayo, el titular de la SESAN, Andrés Botrán, renunció a su cargo debido, según dijo, a una diferencia de opinión con el presidente Berger sobre la asignación de recursos dentro de la Secretaría. Botrán explicó a Inforpress que el mandatario tiene la intención de enfocar el trabajo de la SESAN puramente en la nutrición, lo cual dejaría a un lado temas más amplios como el impacto de DR-CAFTA sobre la agricultura de subsistencia que se dirigen a las causas estructurales de la inseguridad alimentaria.

El ex-funcionario dijo a Inforpress : «No estaba de acuerdo porque la seguridad alimentaria, tiene que ver con otros factores además de la desnutrición. No podemos desvestir un santo para vestir otro

Llama la atención que los temas estructurales como el impacto del libre comercio, la tenencia de tierras, etc., a los cuales ahora se dará menos atención, son los temas espinosos que representan una amenaza para el sector latifundista y las élites del país.

Las diversas organizaciones de la sociedad civil representadas en el Consejo Nacional de Seguridad Alimentaria (CONASAN), ven con preocupación la dimisión de Botrán y el nuevo enfoque que se ha dado a la SESAN. «El problema nutricional es más que ayuda alimentaria. Hay causas estructurales que se deben tocar», dijo Palacios .

Según el activista, el gobierno se encuentra «en un aprieto», por una parte, defendiendo los supuestos beneficios del DR-CAFTA para el sector agrícola y, por otra, adoptando medidas para paliar problemas agrarios, que de acuerdo con la sociedad civil se han visto agravados tras la entrada en vigencia del Tratado. Palacios calificó el nuevo enfoque de la SESAN como «una política asistencialista

En cooperación con Inforpress Centroamericana - Inforpress C.A. es una revista semanal de análisis que cubre la región centroamericana, y depende de suscripciones para sus ingresos. www.inforpressca.com

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.