Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Intrigas políticas rodean reestructuración de la SAE
Por Louisa Reynolds - Guatemala, 12 de junio de 2007

• Carmen Ortiz, cercana a vicepresidente Stein, nombrada nueva secretaria

• Institución, presa de vaivenes políticos bajo el gobierno de Óscar Berger

La Secretaría de Análisis Estratégico (SAE), producto de los Acuerdos de Paz, comenzó a funcionar como una instancia civil durante el gobierno de Alfonso Portilllo. Su función, según el Acuerdo sobre Fortalecimiento del Poder Civil y Función del Ejército en una Sociedad Democrática (AFPC) es «informar y asesorar al Presidente de la República a manera de anticipar, prevenir y resolver situaciones de riesgo o amenaza de distinta naturaleza para el Estado democrático.» Desde su creación, la SAE se ha visto en el centro de las intrigas y pugnas políticas de los gobiernos de turno, particularmente durante el gobierno de Berger. Bajo la presente administración, la SAE ha tenido cuatro secretarios y ha oscilado entre la facción dura del ex ministro de Gobernación, Carlos Vielmann y la tendencia del vicepresidente, Eduardo Stein.

CAMBIOS EN LA SAE. Con el despido de 15 funcionarios de la Secretaría de Análisis Estratégico ( SAE ) el pasado 7 de mayo, se inició una «depuración» de la dependencia. Carmen Ortiz ahora sustituye a Jorge Rolando Sequén Monroy como titular de la Secretaría y tiene a su cargo un diagnóstico de la institución con el objetivo de evaluar su desempeño hasta la fecha y transformarla en una nueva Secretaría de Inteligencia Estratégica del Estado (SIEE).

El recién nombrado secretario técnico del Consejo Nacional de Seguridad ( CNS ), Julio Balconi , dijo a Inforpress que con estas medidas se busca «revisar la estructura de la SAE y su capacidad para producir inteligencia» y que la institución comenzará a funcionar como SIEE a finales de octubre. La transformación de la SAE obedece a un conjunto de propuestas presentado al Ejecutivo por el Consejo Asesor de Seguridad (CAS) en marzo recién pasado.

La propuesta se formuló tras la crisis de seguridad provocada por el asesinato de tres diputados salvadoreños y su chofer y la posterior ejecución de los cuatro agentes policiales sindicados del crimen.

La propuesta del CAS busca sentar las bases de un nuevo Sistema Nacional de Seguridad. Estas medidas se enmarcan en la nueva Ley del Sistema Nacional de Seguridad pendiente de aprobación en el Congreso (Inforpress 1696).

Sin embargo, Elisabeth Ávalos , directora de medios de la SAE hasta 2004 y analista del Centro de Estudios Estratégicos y de Seguridad para Centroamérica ( CEESC ) señala que la transición de SAE a SIEE podría resultar problemática: «La no aprobación de la Ley Marco del Sistema Nacional de Seguridad en su tercera lectura, debido a cambios introducidos tanto por actores gubernamentales como de grupos civiles en esta última etapa, hace pensar que tampoco será aprobada la ley que dé vida a la SIEE, debido a la finalización del actual periodo de sesiones del Congreso y al inicio de la campaña electoral, que retrasa el trabajo parlamentario. (...) Pero, crear una SIEE respaldada en un acuerdo gubernativo no le dará solidez para institucionalizarla en próximos gobiernos y se dejará en manos de la voluntad política del nuevo Ejecutivo su destino y consolidación» (La Hora, Suplemento Político, 24/05/07).

¿A QUÉ SE DEBEN LOS CAMBIOS? Balconi dijo que era necesaria una reestructuración de la SAE, ya que durante los últimos años la institución «no ha tenido ningún protagonismo» y ha quedado marginada y en el olvido.

Estos señalamientos no son nuevos. Varias organizaciones de derechos humanos resaltaron la supuesta falta de incidencia de la SAE sobre las decisiones del Ejecutivo. En 2006 Carmen Aída Ibarra , de la Fundación Myrna Mack, dijo: «Desde los inicios del gobierno [la SAE] no cumplía con la labor de asesoría para el presidente en la anticipación de eventos. Eso ha quedado en el olvido».

En ese entonces, Ibarra también dijo que Berger escuchaba a militares y a círculos cercanos de empresarios y hacía caso omiso a las recomendaciones de la SAE : «La inteligencia se está produciendo fuera del Estado y es manejada por militares en situación de retiro que trabajan de la mano con civiles experimentados», ( Prensa Libre , 7/08/06).

Como evidencia de la poca relevancia de la SAE , se señaló la reducción de su presupuesto de Q27.5 millones entre 2004- 2005 a Q16.3 millones en 2006.

Sin embargo, el ex canciller Edgar Gutiérrez, quien fungió como titular de la SAE entre enero de 2000 y diciembre de 2002 bajo la administración de Alfonso Portillo , criticó con vehemencia los cambios al aparato de seguridad impulsados por el CAS , incluyendo la reestructuración de la SAE : «Los cambios de la SAE son una suerte de pago político al silencio de alguna gente del CAS, que en su momento no dijo, sabiendo, lo que ocurría en Gobernación y en cambio ayudó a lavarle la cara ante la sociedad civil y la comunidad internacional.»

Gutiérrez explicó que al hablar de « lo que ocurría en Gobernación» se refería a la supuesta existencia de escuadrones de la muerte que operaban desde la cartera del Interior bajo el mando del asesor Víctor Rivera y del antiguo jefe de la Policía Nacional Civil ( PNC ), Erwin Sperisen , asunto que salió a la luz tras el asesinato de los parlamentarios salvadoreños ( Inforpress 1694 y 1695 ).

En este contexto cabe recordar que el CAS tuvo poca incidencia en la formulación de la política de seguridad nacional y el presidente Berger mostró poca voluntad para atender sus recomendaciones hasta que la crisis de seguridad que desembocó en la remoción del ex Ministro de Gobernación Carlos Vielmann , obligó al mandatario a recurrir al este grupo asesor. Vielmann había sido hostil hacia el CAS y fue instrumental en su marginación política. Es por esta razón que algunos analistas han acusado al CAS de «oportunismo» ( Inforpress 1700 ).

Gutiérrez también señala que a su criterio, el nuevo personal de la SAE «no tiene las cualidades profesionales para los cargos» y que el gobierno ha despedido a «gente de experiencia en la cual el Estado mismo había invertido en cursos en el exterior.» Según el ex secretario, los últimos despidos son «un contrasentido: justamente cuando el Estado necesita los mejores cuadros para encarar la crisis de seguridad.» El ex funcionario cuestiona particularmente el nombramiento de Carmen Ortiz , a quien describe como «una rígida burócrata», como nueva titular de la SAE (ver cuadro).

SAE ATRAPADA ENTRE INTRIGAS Y PUGNAS POLÍTICAS. Mientras que los actores que impulsan la reestructuración de la SAE consideran nulo el papel que la institución ha jugado desde la firma de los Acuerdos de Paz, Gutiérrez defiende a la instancia y considera que se le pueden atribuir «Quitar el monopolio de la inteligencia estratégica del servicio militar en la Presidencia de la República y formar, aunque con suerte diversa, un contingente de jóvenes civiles en la doctrina de la seguridad democrática.» Sin embargo, señala Gutiérrez , « son logros que no se potencian y se tiran por la borda como esta vez, con los despidos de valiosos profesionales.»

Bajo la dirección de Gutiérrez (enero 2000-diciembre 2002), la SAE tuvo una influencia considerable sobre el Presidente Portillo . Esto no fue visto con buenos ojos por el ala ortodoxa del entonces gobernante Frente Republicano Guatemalteco ( FRG ), que buscó la disolución de la dependencia ( Inforpress 1434 ).

Durante el actual gobierno, la SAE ha tenido cuatro secretarios y se ha visto en medio de una pugna entre el vicepresidente Eduardo Stein y el ex ministro Vielmann . La primera cabeza en rodar fue la de Edmundo Urrutia , quien dejó la SAE en enero de 2005, después de que elPeriódico publicara que el funcionario supuestamente había obligado a uno de sus subalternos a mentir en una denuncia del robo de un vehículo de la institución. Sin embargo, algunos analistas, entre ellos Gutiérrez y Héctor Rosada , vieron detrás de la salida de Urrutia una lucha interna entre la facción «dura» de Vielmann y la visión de seguridad democrática de Stein, que sufrió un revés con la salida del secretario ( elPeriódico , 2/02/05).

CUADRO: El trasfondo político del nombramiento de Carmen Ortiz

Julio Balconi dijo a Inforpress que el CAS recomendó al Ejecutivo una lista de personas que a su criterio reunían las cualidades y experiencia necesarias para ser el titular de la SAE, entre las cuales se encontraba Carmen Ortiz: politóloga egresada de la Universidad Rafael Landívar, ex analista de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales ( ASIES ) y columnista del diario Siglo Veintiuno .

Ortiz resultó elegida, según Balconi , debido al papel que desempeñó a cargo del Sistema de Alerta Temprana Para la Prevención de Conflictos de la vicepresidencia. Puesto en marcha en junio de 2005 con el apoyo de la cooperación internacional, el programa monitoreó «temas de interés nacional» en cinco departamentos del país y su función era detectar y solucionar conflictos sociales antes de que surgiera una confrontación que pudiera presentar una amenaza a la gobernabilidad.

La nueva Secretaria de Análisis Estratégico describe el proyecto como «un concepto basado en la prevención de conflictos sociales con un sentido de orientación de transformación del conflicto para dar paso a la construcción de una cultura de paz.» (Diario de Centroamérica, 7/05/07).

Sin embargo, Edgar Gutiérrez ve este proyecto -poco divulgado en los medios de comunicación- como «una suerte de aparato paralelo de inteligencia que no está en ningún organigrama oficial, financiado por la comunidad internacional.»

El entonces Comisionado contra el Terrorismo Julio Godoy Anleu, fue considerado como sustituto de Urrutia , pero el Ejecutivo finalmente se decantó por Juan Carlos Villacorta , ya que Anleu era mal visto por las organizaciones de derechos humanos. Godoy Anleu luego fungió como viceministro de Seguridad, y recientemente esta plaza vacante fue ocupada por Carlos Vinicio Gómez Ruiz con la renovación de la plana mayor de la cartera del Interior llevada a cabo por Adela de Torrebiarte (Inforpress 1699).

Villacorta no fue del agrado del CAS ya que fue acusado de llevar asesores militares a la cartera de Gobernación en violación a los Acuerdos de Paz. El funcionario fue sustituido por el entonces viceministro de Trabajo Jorge Sequén Monroy, ahora relevado por Carmen Ortiz , quien trabajó en el círculo de Stein como directora del Sistema de Alerta Temprana Para la Prevención de Conflictos.

En cooperación con Inforpress Centroamericana - Inforpress C.A. es una revista semanal de análisis que cubre la región centroamericana, y depende de suscripciones para sus ingresos. www.inforpressca.com

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.