Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Construcción de hidroeléctrica Xacbal genera descontento en población Ixil
Por Louisa Reynolds - Guatemala, 24 de julio de 2007

• Hidroeléctrica está en terrenos donde persiste conflicto de tierras ancestral

• Pueblos indígenas reclaman mayores beneficios para sus comunidades y un proceso de consulta adecuado


• Diálogo entre sociedad civil, empresa hidroeléctrica y gobierno queda engavetado

Con una capacidad de 94 megavatios, la hidroeléctrica Xacbal en San Gaspar Chajul, Quiché, será la mayor hidroeléctrica que se construirá en los últimos 20 años, después de Chixoy. Sin embargo, los pobladores de las aldeas chajulenses cercanas a la hidroeléctrica, cuyo inicio de operaciones está previsto para 2010, señalan que el proyecto fue autorizado sin un proceso de consulta adecuado. Los pueblos indígenas del área enfatizan que no se oponen al proyecto per se, sino que reclaman mayores beneficios para sus comunidades, las cuales carecen de servicios básicos y sufrieron algunas de las peores masacres cometidas durante el conflicto armado. La empresa Hidro Xacbal S.A. insiste en que la construcción de la hidroeléctrica fue aprobada por las autoridades municipales con el consenso de la población y que ha hecho todo lo posible para satisfacer las demandas de las comunidades y contribuir al desarrollo de la zona. Tras la cancelación de un diálogo entre el gobierno, la sociedad civil y la empresa hidroeléctrica, los pueblos indígenas temen, en un ambiente tenso, que sus demandas queden engavetadas indefinidamente y albergan pocas esperanzas de que pueda negociarse un acuerdo.

PODEROSOS INTERESES DETRÁS DEL PROYECTO. Detrás de la proyectada hidroeléctrica confluyen intereses de poderosos actores económicos que se entrelazan con una larga historia de violencia y conflictividad.

El proyecto fue inicialmente ideado en 2000 por la familia Arenas Menes , propietarios de la finca cafetalera hoy conocida como Finca La Perla y Anexos S.A., en San Gaspar Chajul, Quiché. Ante la caída del precio de café y la dificultad de transportar los productos agrícolas desde la finca debido al aislamiento de la zona, la familia Arenas Menes se vio obligada a darle un nuevo uso a la finca y reorientarse a la provisión de servicios.

En 2001, se realizó un estudio de impacto ambiental pero el proyecto hidroeléctrico no fue ejecutado por temor a una reacción adversa por parte de la población, ya que los linderos de la finca La Perla han sido objeto de una prolongada disputa entre esa familia y las poblaciones aledañas (ver cuadro I).

Por lo tanto, en 2004, la familia decidió vender parte de la finca a la empresa Hidro Xacbal S.A., la cual fue inscrita en el Registro Mercantil en diciembre de ese año con el hondureño John Stephen Padgett Lara como uno de los representantes legales de la empresa. Padgett Lara es miembro del consejo administrativo de Hidro Xacbal S.A., y ha sido parte del Consejo Hondureño de la Empresa Privada ( COHEP ).

El costo total de la construcción de la hidroeléctrica es de US$227 millones. Hidro Xacbal, S. A., que será financiado con un préstamo de US$182 millones proveniente de un grupo de bancos locales e internacionales.*

La empresa Hidro Xacbal S.A., es parte del Grupo Terra de Honduras, el cual abarca inversiones en energía, petróleo, químicos, telecomunicaciones, infraestructura, inmobiliaria y servicios. Su presidente, Fredy Nasser Selman , es uno de los empresarios más poderosos de Honduras**. La obra está a cargo de la empresa israelí Solel Boneh, la cual opera conjuntamente con la Compañía Extractora Minera de Occidente por su experiencia en la construcción de las hidroeléctricas Canadá y Montecristo, obras realizadas conjuntamente por ambas empresas en el departamento de Quetzaltenango ( Inforpress 1700).

La Compañía Extractora Minera de Occidente, integrante del Grupo EMO de Guatemala, también ha trabajado, entre otras empresas, con Montana Exploradora de Guatemala, subsidiaria de la minera canadiense Gold Corp., la cual desarrolla el proyecto Marlin de extracción de oro en San Miguel Ixtahuacán y Sipacapa, San Marcos.

HIDROELÉCTRICA CREA INCONFORMIDAD. Los pobladores de las aldeas cercanas a la hidroeléctrica, como Ilom y Sotzil, en su mayoría indígenas del pueblo Maya Ixil, no se oponen a la construcción de la hidroeléctrica per se pero exigen que se resuelva el conflicto de propiedad de tierras en torno a la finca La Perla y reclaman mayores beneficios para la zona.

El hecho de que la obra se está llevando a cabo en un terreno que ha sido objeto de una disputa ancestral ha resultado altamente contencioso. En un manifiesto publicado en mayo de este año, la Coordinadora Nacional Indígena y Campesina ( CONIC ) señaló: «Los terrenos donde se ubica la hidroeléctrica, han sido usurpados a las comunidades. El alcalde actual del municipio de Chajul, señor Manuel Asicona ha firmado un convenio con la empresa, pero nunca consultó a las comunidades. Es lamentable que la empresa esté comprando tierras para entregar a las familias que están a favor de la empresa, sin embargo, son tierras usurpadas anteriormente a nuestros abuelos.»

Además, el municipio de Chajul, donde se desarrolla la hidroeléctrica Xacbal, se caracteriza por sus condiciones de extrema pobreza. Una de los problemas que viven es la falta de luz eléctrica. Actualmente, la subestación eléctrica más cercana al área Ixil se encuentra en el municipio de Sacapulas, y debido a la distancia (unos 50 km de carretera), el servicio es caro, de baja calidad y no llega más allá de la cabecera municipal, Chajul. Por lo tanto, la Mesa Regional Ixil, la cual aglutina a 36 organizaciones sociales de Nebaj, Chajul y Cotzal,*** considera una ironía que la electricidad producida por Hidro Xacbal sea para abastecer a la subestación La Esperanza, localizada en Quetzaltenango. Francisco Velasco Marroquín , de la Mesa Regional Ixil, dijo a Inforpress: «Se necesita ese servicio. Pero lo contradictorio es que se lo quieren llevar a otro lugar».

El sacerdote Nicolás Gómez, de la aldea Chel, ha propuesto la creación de una subestación eléctrica en Chajul que pueda proporcionar un servicio de calidad y a un precio asequible para todo el área Ixil. Bajo esta propuesta, la electricidad sería distribuida por una cooperativa creada por la comunidad.

Sin embargo, Hidro Xacbal ha rechazado la propuesta argumentando que esto representaría un costo demasiado elevado para la empresa. Erwin Hernández , gerente de Hidro Xacbal, señala que aunque la empresa no puede satisfacer esta petición sí creará una subestación que pueda abastecer a unas 10 aldeas: « Lo que podemos hacer es aportar una red básica de alta tensión para que las redes allí se conecten, una subestación que permita que se hagan algunas conexiones. Es una oportunidad para arrancar el desarrollo, para que más tarde se complemente con el Plan de Electrificación Rural».

Hernández añadió que la empresa reconoce la importancia de la responsabilidad social empresarial pero que la provisión de energía eléctrica para toda el área Ixil es responsabilidad del Estado y no de una empresa privada.

Otro tema contencioso ha sido la creación de un camino para el transporte de los materiales necesarios para la construcción de la hidroeléctrica. Según los pobladores, el Estudio de Impacto Ambiental aprobado por el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales ( MARN ), el 9 de abril de 2002, contempla un camino de unos 5 km . que no pasaría por las aldeas vecinas al proyecto pero que el camino que ahora se está construyendo pasa por varias aldeas sin que sus habitantes hayan sido consultados al respecto o hayan sido adecuadamente compensados por la pérdida de sus terrenos.****

Los pobladores sostienen que los afectados han recibido una compensación de unos Q3,000 que consideran irrisoria. Sin embargo, la empresa sostiene que los pobladores pedían una compensación de Q5,000 por metro cuadrado, una demanda que era imposible satisfacer y que entre 350 y 400 familias recibieron un pago según el valor de sus terrenos. Además, Hidro Xacbal sostiene que gracias al camino las aldeas chajulenses están saliendo de su aislamiento y señala que en 2006 se efectuó un pago de US$2.2 millones a la municipalidad de Chajul para una serie de proyectos de desarrollo que incluyen la provisión de energía eléctrica para escuelas y centros de salud.

Pero según los pobladores esta donación se realizó en una manera poco transparente y sostienen que la municipalidad les ha negado acceso a los documentos financieros en los que se detalla cómo los fondos fueron ejecutados. Cabe notar que se han hecho varios señalamientos de corrupción contra el alcalde de Chajul, Manuel Asicona Rivera, quien tomó posesión de la alcaldía en 2000.

Asicona Rivera, quien ha sido elegido dos veces por el Frente Republicano Guatemalteco ( FRG ) y recientemente se cambió a la Gran Alianza Nacional ( GANA ), desmintió estos alegatos y dijo que habían sido hechos «por razones políticas».

Cabe señalar que la municipalidad de Nebaj también apoya el proyecto hidroeléctrico, lo cual se explica por la firma de un acuerdo entre las autoridades municipales y la empresa que autoriza el traslado de la electricidad a través de líneas de interconexión que irán de Xacbal a la estación de Huehuetenango y llegan finalmente a la subestación La Esperanza en Quetzaltenango. La municipalidad de Nebaj, situada entre Chajul y Huehuetenango, recibió Q200 mil por el derecho de paso.

La Mesa Regional Ixil argumenta que no se ha realizado un proceso de consulta sobre las obras que se realizan en el área a pesar de que el convenio 1-2006 firmado con el gobierno de la República reconoce a esta coordinadora civil como un interlocutor válido de los pueblos indígenas de la región.

Por otra parte, Hidro Xacbal insiste en que todas las obras se están realizando con la aprobación de los alcaldes auxiliares de cada aldea, quienes han llevado a cabo las correspondientes consultas al interior de sus comunidades. Asicona Rivera , quien defiende la postura de la empresa, argumenta que la comuna es autónoma y que la Mesa Regional Ixil «es desconocida a nivel de poblaciones».

El 15 de junio de este año, el gobierno invitó a representantes de la Mesa Regional Ixil y la empresa Hidro Xacbal a reunirse el 25 de junio. Sin embargo, el 22 de junio, la presidencia de la República anunció la cancelación de la reunión «por causas de fuerza mayor» . Los pueblos indígenas de la región y las organizaciones que los representan temen que esto pueda significar que sus demandas queden engavetadas indefinidamente.

I. La familia Arenas, la Finca La Perla y las masacres en el Triángulo Ixil *

La Finca La Perla, la cual tenía en 1896 un total de 22 caballerías ( 990 hectáreas ), ha venido acaparando la tierra de las comunidades. Actualmente, la finca tiene, según un estudio registral de la Comisión Presidencial de Resolución de Conflictos sobre la Tierra ( CONTIERRA ), una superficie inscrita de 62 caballerías ( 2,790 hectáreas ).

Sin embargo, el terreno que en realidad pertenece a la finca La Perla es mucho más amplio. Según estimaciones preliminares, la finca cuenta actualmente con 130 caballerías (5,850 hectáreas), mientras que el promedio de lo que tiene una familia en las cuatro comunidades es menos de 0.5 hectáreas

Por otro lado, según el registro de propiedad, un total de 812 hectáreas (18 caballerías) pertenecen a la comunidad Sotzil, y a la comunidad Ilom un terreno de 1,407 hectáreas (31.3 caballerías). Según el registro, cada una de las 405 familias de la comunidad Ilom debería tener unos 3.5 hectáreas , y cada una de las 195 familias de la comunidad Sotzil debería contar con un promedio de más de 4.1 hectáreas . Pero en realidad, las comunidades indígenas ni siquiera disponen de la tierra que, según el registro vigente, les pertenece.

Al conflicto de tierras se agregó el político-militar. En 1975, el Ejército Guerrillero de los Pobres ( EGP ) se había extendido por las montañas de la zona norte de los municipios de Nebaj y Chajul. Como parte de su estrategia, el EGP comenzó a ejecutar los llamados ajusticiamientos con los cuales la población indígena y campesina supuestamente se identificaría con el movimiento insurgente, motivando así su incorporación a sus filas.

Para determinar quiénes serían las personas objeto de ajusticiamiento, el EGP atendía las quejas que recibía de la población. Entre los seleccionados se encontraban Guillermo Monzón, comisionado militar del Ixcán y José Luis Arenas Barrera, conocido como «Tigre de Ixcán» , quien fundó el Partido de Unificación Anticomunista ( PUA ) en 1952.

Arenas, el mayor terrateniente del área del Ixcán, fue denunciado ante el EGP por tener conflictos de tierra con las poblaciones vecinas y por cometer abusos contra sus trabajadores.

El 7 de junio de 1975, Arenas se encontraba en la oficina de la finca La Perla, para pagar el salario quincenal a los trabajadores. Cuatro miembros armados del EGP se mezclaron entre los campesinos reunidos frente a las oficinas y abrieron fuego sobre Arenas.

Después del ajusticiamiento de Arenas, las aldeas de Ilom, Ixtupil, Sajsivan y Sotzil, vecinas de la finca La Perla, incrementaron su apoyo al movimiento guerrillero.

La presencia del EGP en la aldea de Chel, empezó a notarse en 1977 y el Ejército respondió fijando un destacamento militar permanente en la finca La Perla en 1981. Posteriormente ocurrieron varias masacres, entre ellas las de Chel e Ilom ( CEH, casos ilustrativos 59, 60 y 61).

*Fuentes :
-Informe de la Comisión para el Esclarecimiento Histórico ( CEH ), Guatemala: Memoria del Silencio , 1999, Anexo 1 Volúmen 2.

-Food First Information and Action Network, Los conflictos agrarios y laborales, la justicia y el derecho a la alimentación, noviembre de 2005.

-TIERRA, IDENTIDAD Y CONFLICTO EN GUATEMALA . Carlos Camacho Nassar , Bettina Durocher, Juan Antonio Fernández Gamarro y José Vinicio Letona Zuleta . Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales ( FLACSO -Guatemala), Misión de Verificación de las Naciones Unidas ( MINUGUA ) y Dependencia Presidencial de Asistencia Legal y Resolución de Conflictos sobre la Tierra ( CONTIERRA ). 2003.

* Las entidades prestamistas son el Royal Bank Trinidad & Tobago ( RBTT ) Merchant Bank, el mayor grupo financiero del Caribe, el cual aportará US$25 millones, GTC Bank de Panamá el cual aporta US$15 millones, el Banco Centroamericano de Integración Económica ( BCIE ), que aportará US$90 millones, y la Compañía Holandesa para la Financiación del Desarrollo ( FMO , por sus siglas en inglés) que aportará US$30 millones a 15 años plazo.

** El Grupo Terra fue fundado en 1978, tiene cuatro divisiones que reflejan sus intereses: energía; petróleo y químicos; telecomunicaciones; e infraestructura inmobiliaria y servicios (http://www.terra.hn/). En los últimos cinco años, Grupo Terra ha realizado inversiones por más de US$315 millones y proyecta invertir más de US$270 millones en energía térmica. Nasser Selman Está casado con una hija de Miguel Facussé Barjum , empresario de la industria textilera y uno de los más poderosos de Honduras, y presidente de la Corporación Cressida , líder del mercado de productos de consumo, con presencia comercial en Centroamérica, Panamá y México.

*** La Mesa Regional Ixil de Víctimas Sobrevivientes por la Paz , está integrada por 36 organizaciones pro-derechos humanos, de huérfanos y viudas y tiene como objetivo velar por el cumplimiento de los Acuerdos de Paz.

****Además, el gobierno proyecta una carretera asfaltada que baja de la finca La Perla hasta la finca San Luis Ixcán, propiedad de los seis hermanos Arenas Menes.

En cooperación con Inforpress Centroamericana - Inforpress C.A. es una revista semanal de análisis que cubre la región centroamericana, y depende de suscripciones para sus ingresos. www.inforpressca.com

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.