Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

 Elecciones: poder económico dividido; Congreso clave en nuevo gobierno
Por Louisa Reynolds - Guatemala, 8 de octubre de 2007

• En un Congreso fragmentado, los partidos pequeños serán actores clave

• UNE apuesta por la continuidad mientras que el PP presenta más interrogantes


• Grupos empresariales dividen su apoyo entre el PP y UNE

La integración del Congreso de la República fue el resultado del voto cruzado, es decir, por segunda vez consecutiva no habrá «aplanadora». Al no haber ganado una mayoría avasalladora, los partidos mayoritarios se verán obligados a formar alianzas con los pequeños, y ya comienzan a vislumbrarse posibles alianzas. Los analistas prevén que en el próximo Congreso, los partidos minoritarios actuarán como bisagras y cobrarán importancia e influencia como elementos que pueden inclinar la balanza hacia un lado (la Unidad Nacional de la Esperanza –UNE) u otro (el Partido Patriota – PP). En el gobierno entrante muchos temas importantes recaerán sobre el Congreso, ya que desde el Hemiciclo se tendrán que formular leyes que podrán ser o no aprobadas por el Ejecutivo, y la legislación que se apruebe dependerá en gran medida de la calidad de las alianzas que puedan surgir. Algunos analistas consideran que ambos partidos están comprometidos con los intereses de la derecha empresarial y prevén que los acuerdos y consensos irán en función de los grandes megaproyectos a realizar. En cuanto a la composición del futuro gabinete existen más interrogantes. Los grupos de poder empresariales han dividido sus apoyos entre ambas opciones políticas.

CONGRESO: PARTIDOS PEQUEÑOS INCLINARÁN LA BALANZA. Después de dos experiencias de «aplanadoras» en el Congreso - con el Partido de Avanzada Nacional (PAN), durante la administración de Álvaro Arzú, en 1996-1999, y el Frente Republicano Guatemalteco (FRG), durante la administración de Alfonso Portillo, en 2000-2003, surge una tendencia de voto cruzado*.

La actual legislatura, elegida en 2003, tiene una distribución en pesos muy similar. En los anteriores comicios, la Gran Alianza Nacional (GANA), el FRG y la UNE sumaron 121 votos. La GANA logró la mayor cantidad de sufragios en la primera vuelta, con Óscar Berger , y el FRG representaba el oficialismo.

Este año parecería repetirse el patrón. La UNE , partido que lideró las elecciones presidenciales en la primera vuelta, será la mayor fuerza en el Congreso, seguida de la GANA , el actual partido oficial; y luego, por el PP . En conjunto, los tres partidos obtuvieron 120 escaños, es decir, el 76%.

Según el informe «Ganadores y perdedores de la primera vuelta», publicado por el Instituto Centroamericano de Estudios Políticos (INCEP), el 27 de septiembre recién pasado, «el nuevo escenario político-ideológico que privará en el hemiciclo parlamentario, es el predominio de 8 partidos de ideología de derecha, 2 de centro político y 1 de izquierda».

Esto significa que en un Congreso fragmentado en el que ningún partido tiene una mayoría avasalladora, los partidos pequeños tendrán un papel importante ya que podrían ser actores clave en posibles alianzas con los partidos mayoritarios. Como señala el analista Carlos Hoffmann, «los partidos pequeños serán estratégicos porque inclinan la balanza de un lado u otro» (ver cuadros I y II). Según el analista, el posible desgaste de la UNE y el PP podría resultar en escisiones en ambos partidos que engrosen los partidos pequeños.

Sobre este punto cabe abrir un paréntesis y señalar que ya comienzan a evidenciarse posibles rupturas en ambos partidos. Por una parte, fuentes internas de la UNE, cuyas pugnas internas han sido muy difundidas en los medios de comunicación, aseveran que el diputado Manuel Baldizón tiene intenciones de postularse como presidenciable para 2011 y podría encabezar un movimiento disidente. A esto se suman roces entre el asesor de campaña Hugo Peña (quien también trabajó con el ex presidente Alfonso Portillo ) y los dirigentes del partido, lo cual generó preocupación entre algunos financistas como el maderero Carlos Meany y el empresario de telecomunicaciones y transporte aéreo Gregorio Valdez . Peña finalmente dejó su cargo de asesor de imagen y estrategia de la UNE y abandonó el partido, según se dio a conocer la semana pasada.

Mientras, en el PP , según fuentes internas, existe descontento entre diputados electos y cuadros medios debido a una supuesta rigidez e imposición de directivas por parte de los dirigentes del partido, que incluso llega al extremo de la amenaza contra quienes disienten** (FUNDADESC, 1/10/07- Informe Guatemala 76).

Según el INCEP , la UNE , el PP y la GANA «tienen la opción de convertirse en los partidos políticos «eje» sobre los cuales podrían girar las líneas de trabajo de la producción legislativa» , lo cual «está en correspondencia con la capacidad de liderazgo que pueden desarrollar cada una de estas fuerzas políticas».

El INCEP argumenta que debido a su experiencia legislativa, el FRG y la GANA podrían convertirse en «piezas clave en el Congreso» y que si el PP no logra ganar la segunda vuelta, tendrá un papel opositor «que hasta el presente, nadie ha jugado en el Congreso, desde hace dos períodos legislativos».

El INCEP plantea que el papel que pueda jugar la GANA en el Congreso dependerá del PP y que «ambas fuerzas podrían estar negociando la conducción de la Junta Directiva del Legislativo, para tener ‘controlada' a la bancada de la UNE» .

I. Composición del Congreso:

UNE 51
GANA 39
PP 30
CASA 3
FRG 13
PU 7
EG 4
UCN 5
URNG-MAIZ 2
PAN 3
UD 1
TOTAL 158

Las negociaciones estratégicas girarían en torno a las siguientes áreas temáticas: Constitución de la Junta Directiva; el presupuesto de ingresos y egresos de la nación, leyes en materia de seguridad; megaproyectos, concesiones y licitaciones sobre la exploración y explotación de recursos minerales, distribución del presupuesto para obras públicas a nivel local y el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea.

Sin embargo, esta alianza, aunque lógica debido a la coincidencia programática entre ambos partidos, no sería fácil. El presidenciable oficialista Alejandro Giammattei inicialmente declaró que no apoyaría a la UNE ni al PP , calificando a ambos como «dos enfermedades terminales» , para luego decantarse por el PP , un cambio de postura que le ha valido fuertes críticas de una buena parte de la militancia de su partido.

Además, como señala el analista Alfredo Ankermann* existen viejas pugnas entre el PP y la GANA: «Las dificultades del binomio del PP para negociar con la dirigencia de la GANA y con el propio candidato son evidentes. Giammattei había sido fundador de ese partido, de donde a codazos y empujones fue defenestrado y expulsado. Complementa el cuadro el hecho de que Pérez Molina se forja una enemistad con la cúpula de la GANA durante el primer gobierno, al ser purgado y expulsado luego de ocupar por pocos meses el altísimo cargo de Comisionado de Seguridad».

Ankermann agrega que Ricardo Castillo Sinibaldi, vicepresidenciable del PP , tras haber sido integrante de la GANA, tuvo fuertes enfrentamientos con los dirigentes del partido en 2005, particularmente los cuadros cercanos a Óscar Berger, en una disputa por el control y la candidatura presidencial del partido, lo cual motivó su salida. Estos viejos rencores, señala el analista, podrían obstaculizar un acercamiento entre los dos partidos.

En cuanto a posibles alianzas entre el próximo gobierno y los unionistas, también existen muchas interrogantes. Por una parte, existe una enemistad entre los grupos de poder detrás del «clan» Arzú y los grupos empresariales que apoyan a Pérez Molina, que haría improbable una alianza entre el PP y el PU . La familia García-Granados , emparentados con el alcalde capitalino Álvaro Arzú, son adversarios de los Gutiérrez-Bosch, propietarios del consorcio Multi Inversiones y de la producción avícola a través de la marca Pollo Rey ya que Jorge García-Granados es el principal importador de piezas de pollo estadounidense en las marcas Tyson y Hudson , lo cual genera competencia para Avícola Villalobos, casa matriz de Pollo Rey .

Aunque Arzú no ha expresado oficialmente una preferencia por ninguno de los dos candidatos que se disputarán la segunda vuelta, Ankermann hace notar que el alcalde capitalino habló más cálidamente de Colom , calificando como «muy eficiente» (elPeriódico , 12/09/07) su gestión al frente de FONAPAZ durante su mandato presidencial.

Lo que sí es seguro es que el voto unionista se regirá por intereses económicos más que ideológicos. Como señala Hoffmann , el PU mantendrá cierta independencia de ambos partidos y «será una bisagra con la cual la UNE y el PP tendrán que negociar» .

¿CAMBIO O CONTINUIDAD? Los analistas coinciden en que bajo un gobierno de la UNE se vislumbran pocos cambios estructurales y se favorecerá la continuidad con la presente administración.

Tras la renovación de la plana mayor de la cartera del Interior que se efectuó tras la crisis de seguridad provocada por el asesinato de tres diputados salvadoreños, se especuló que los cambios tenían como objetivo rescatar la credibilidad de las instituciones de seguridad para los meses que quedaban de la administración de Óscar Berger y entrar con una mejor imagen en el nuevo gobierno. Fuentes cercanas al gobierno incluso indicaron en ese tiempo que la familia Berger-Widmann estaba financiando la campaña de Colom y que el nuevo equipo de la ministra de Gobernación, Adela de Torrebiarte , estaba diseñando la política de seguridad de la UNE .

Cuando De Torrebiarte asumió como ministra de Gobernación se rumoreó que estaba diseñando la política de seguridad de la UNE y la misma ministra ha admitido una vinculación con la UNE en los comicios anteriores (Inforpress 4/4/07). Por ello, varios analistas han señalado que es muy probable que De Torrebiarte continúe en su puesto bajo un gobierno uneísta o que un funcionario cercano a ella como el viceministro de Seguridad, Carlos Vinicio Gómez Ruiz , funja como Ministro de Gobernación (Inforpress 1699).

En cuadros en los que Colom se apoya en materia de seguridad son el abogado Adolfo Reyes , ex ministro de Gobernación, los ex militares Enrique Mendoz, Mario Terraza, Carlos de León Cabrera y Alan Salazar , Carlos Quintanilla, jefe de seguridad personal de Colom, Gustavo Solano y el ex capitán Osman Herrera.

También se ha mencionado al general Lionel Sisniega Otero Barrios, cuyo padre intentó postularse como presidenciable del Partido Socialdemócrata Guatemalteco (PSG) pero quedó fuera de la contienda debido a problemas legales, como aspirante al ministerio de la Defensa. (elPeriódico, 25/08/07). Sisniega Otero (padre), de tendencia ultraconservadora, tuvo un papel prominente en la contrainsurgencia y estuvo vinculado al ahora desaparecido partido Movimiento de Liberación Nacional (MLN), el cual se autoproclamó como «el partido de la violencia organizada».

Otros nombres que se mencionan como posibles integrantes de un gabinete uneísta son el diputado Manuel Baldizón , quien ha propuesto revivir la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL); Óscar Figueroa , quien trabajó en la elaboración del plan de gobierno de ese partido; Edgar Barquín , ex intendente de Verificación Especial, y René de León Escribano , secretario de Planificación durante la administración de Alfonso Portillo (elPeriódico , 25/08/07).

En el campo de la educación, tema que ha sido un foco de conflictividad durante el gobierno de Berger, han habido acercamientos entre los dirigentes de la UNE y el controversial sindicalista Joviel Acevedo , pero aún se desconoce si éste podría ocupar un puesto en un gabinete uneísta. En cuanto al PP, en cambio, se habla de continuar con Carmen Aceña como ministra.

II. Posibles alianzas o combinaciones:

1. UNE-PAN-UCN-EG-FRG-PU-URNG = 86 votos
2. PP-GANA-CASA-PU-UD = 81 votos
3. UNE-GANA-PP-FRG = 131 votos Fuente : INCEP

En un gobierno del PP , se vislumbran más cambios y una figura que se ha mencionado extraoficialmente como posible aspirante a un puesto en el gabinete patriota es Jorge Lavarreda , director del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN), tanque pensante de corte neoliberal ligado fuertemente a la Universidad Francisco Marroquín que ha ido aumentando su influencia en la formulación de políticas públicas durante los últimos años.

En el PP se observan tres corrientes integradas por militares cercanos a Pérez Molina , empresarios y políticos que se conocen informalmente como los «Milicos», los «Yuppies» y los «Filiales» (elPeriódico , 26/8/07). Según esa fuente periodística, en la corriente militar, Los Milicos , destacan el general retirado Ricardo Bustamante , ex jefe del Estado Mayor de la Defensa en este gobierno; Luis Fernández Ligorría , ex oficial de inteligencia (emparentado con el diputado Oliverio García Rodas y vinculado con el Sindicato , una fraternidad del Ejército a la que también pertenece Pérez Molina y que ha sido ligada al crimen organizado) – Inforpress 14/4/94, 20/10/94, 26/1/95, 16/2/95 y 2/11/95-. También se menciona a Otto Noak , a cargo de la Portuaria Santo Tomás de Castilla, como una figura de influencia indirecta.

En el grupo empresarial, Los Yuppies, responsable de atraer financistas al partido, destaca el director de campaña Alejandro Sinibaldi Aparicio, empresario del sector de servicios y publicidad, ex director del Instituto Guatemalteco de Turismo (INGUAT) y emparentado con el vicepresidenciable patriota Ricardo Castillo Sinibaldi . En el tercer grupo, Los Filiales , integrado por políticos, se menciona a Jorge Herrera , alias «el Tanque», ex militante de la guerrilla, y luego colaborador del Ejército.

En un gobierno uneísta se vislumbra continuidad con la presente administración, mientras que un gobierno patriota presenta algunas interrogantes, aunque Hoffmann advierte que «quede quien quede todo está comprometido presupuestariamente ». Sin embargo, el analista también hace notar que en el plan de gobierno del PP se contempla una reforma constitucional, lo cual le permitiría «un mayor margen de maniobra», mientras que la UNE considera una reingeniería (no transformación) del Estado, que incluiría una posible subdivisión del Ministerio de Gobernación para crear un nuevo Ministerio de Seguridad que se enfoque en las áreas estrictamente relacionadas con ese tema.

Pero ya sea bajo un gobierno de uneístas o patriotas, Hoffmann advierte que «hay agendas que se imponen por encima de ellos» como el Plan Visión de País. Según el analista, la élite empresarial continuará impulsando estos acuerdos aunque la falta de consenso sobre el tema económico y fiscal dificulta seriamente la viabilidad del proyecto: «A la élite le preocupa el tema [fiscal]. Lo han dejado hasta lo último artificialmente ».

Como la UNE presenta más posibilidades de continuidad, FUNDADESC señala: «En un sentido el status quo se siente más cómodo con Colom, porque es manejable; en cambio Pérez Molina, aunque lo conocen desde sus reportes privados de guerra de los años 80, sigue siendo para ellos una incógnita: un político-militar ávido de poder que, una vez conquistado, podría resultar poco manejable, sobre todo teniendo al Ejército bajo su entero dominio» ( Informe Guatemala 76 ).

Sin embargo, FUNDADESC advierte que el status quo no es monolítico y que algunos de los principales grupos de poder, como el consorcio Multi Inversiones , han dividido su apoyo. Mientras que la rama Bosch se ha distanciado del PP , debido a las acusaciones hechas por Pérez Molina contra el ex ministro de Gobernación, Carlos Vielmann y el asesor de seguridad Víctor Rivera , sindicado de involucramiento en escuadrones de la muerte y operaciones de limpieza social, la rama Gutiérrez continúa apoyando al PP . Las familias azucareras, encabezadas por el grupo Leal Pivaral , también favorecen al candidato patriota.

*En 1985 cuando el candidato democratacristiano Vinicio Cerezo ganó las elecciones también hubo «aplanadora» en el Congreso.

** Según FUNDADESC , funcionarios del actual gobierno se quejan también de extorsión: financiamiento de campaña a cambio de no publicar o exponer en el Congreso supuestos actos anómalos en la administración del presupuesto público.

***El Observador Electoral No 5, «Escenarios, actores y realidades en la negociación de la segunda vuelta electoral del 4 de noviembre».

 


En cooperación con Inforpress Centroamericana - Inforpress C.A. es una revista semanal de análisis que cubre la región centroamericana, y depende de suscripciones para sus ingresos. www.inforpressca.com

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.