Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

MASECA y el monopolio de la agroindustria harinera
Por Louisa Reynolds - Guatemala, 16 de diciembre de 2007

• Concentración de importaciones en manos de MASECA se agrava bajo DR-CAFTA

• Alza del maíz obliga a MASECA a negociar con productores locales

• MASECA busca levantar restricciones sobre cultivos transgénicos

Un reciente estudio sobre la transnacional mexicana MASECA, dedicada principalmente a la producción, comercialización, distribución y venta de harina de maíz, tortilla empacada y harina de trigo, describe como esta poderosa empresa ha incursionado en los mercados centroamericanos a partir de los años setenta, ejerciendo prácticas monopólicas sobre la producción y comercialización de harina de maíz. Según el estudio, realizado por la investigadora Susana Gauster, de la Coordinadora de Organizaciones No Gubernamentales y Cooperativas (CONGCOOP) en ninguno de los cinco países del istmo en los que se produce o comercializa MASECA, hay más de tres empresas que producen o venden harina de maíz tendencia que se ha agravado con la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica, la República Dominicana y Estados Unidos (DR-CAFTA) a mediados de 2006. El Tratado ha beneficiado enormemente a las grandes empresas, que ahora gozan de excenciones arancelarias, con fuertes repercusiones sobre los precios pagados a los productores locales y los precios pagados por los consumidores, lo cual presenta un serio riesgo para la soberanía alimentaria de la región.

EL IMPERIO MASECA INCURSIONA EN CA. Fundado en 1949, el Grupo MASECA (GRUMA), es uno de los productores más grandes de harina de maíz y tortillas a nivel mundial. Como la originariamente mexicana GRUMA tiene subsidiarias en varias regiones del mundo, podría considerarse como lo que la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) denomina una empresa translatina. Con marcas líderes en la mayoría de sus mercados, GRUMA opera principalmente en los Estados Unidos, Europa, México, Centroamérica, Venezuela, Asia y Oceanía y exporta a 50 países.

En 2005, GRUMA reportó ventas netas de US$2,500 millones, de las cuales la mitad provinieron de las operaciones en Estados Unidos. En el mismo año, GRUMA adquirió CHS Inc., productora y distribuidora de tortillas, ubicada en Minesota, Estados Unidos, por US$39,437 millones; Tapatía Narcal, productora y distribuidora de tortillas en San Francisco por US$4,725 millones; Agroínsa de México, productora de harina de maíz y trigo, por US$43.1 millones y Maíz Industrializado de Centroamérica ( MINSA ) por US$42.9 millones.

A finales de 2006, el empresario Roberto González Barrera y familia controlaban directa o indirectamente el 47% de las acciones de GRUMA. Archer-Daniels-Midland (ADM), una de las corporaciones agroalimentarias más grandes del mundo, controlaba el 27% y otros accionistas el restante 26%.

La incursión de GRUMA en el istmo comenzó a principios de los años setenta, cuando entró al mercado costarricense. En 1987, GRUMA expandió sus operaciones en el sur de la frontera de México, instalando plantas en Honduras en 1987, y en El Salvador y Guatemala en 1993.

GRUMA Centroamérica, basada en Costa Rica y con operaciones en Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Ecuador, es 100% propiedad del Grupo MASECA . Centroamérica, que cuenta con 11 plantas de procesamiento de harina de maíz, y con capacidad para producir 126 mil toneladas (TM) de harina por año, representó el 5% de las ventas de GRUMA en 2005.

PRÁCTICAS MONOPÓLICAS. Según el estudio de CONGCOOP*, en ninguno de los cinco países centroamericanos en los que se produce (Guatemala, Honduras, El Salvador y Costa Rica) o comercializa (Nicaragua) MASECA , hay más de tres empresas que producen o venden harina de maíz.

DEMAGUSA , la filial guatemalteca de MASECA , tiene el monopolio sobre la producción de harina de maíz en ese país. A finales de 2005, adquirió MINSA , la única otra empresa que contaba con una planta de procesamiento de maíz blanco en Guatemala. Actualmente, el único competidor de DEMAGUSA en la venta de harina de maíz es HARISA , de la marca «Del Comal» que importa harina salvadoreña. Hoy, DEMAGUSA controla alrededor del 80% del mercado guatemalteco.

En Honduras y Costa Rica, las respectivas filiales de MASECA controlan el 70% y el 80% de los mercados de harina de maíz y sólo tienen un competidor de menor producción y venta. En Nicaragua, se importan tres marcas de harina de maíz, dos de las cuales pertenecen a MASECA , grupo que controla el 90% del mercado de harina de maíz blanco nicaragüense. En El Salvador hay tres empresas que producen harina de maíz pero DEMASAL , filial de MASECA controla el 70% del mercado.

Durante la última década, las importaciones de maíz blanco en la región han aumentado considerablemente. MASECA ha ejercido un fuerte control sobre las importaciones –en 2005 la empresa concentró el 94% de las importaciones de maíz blanco en Guatemala**– caso que se repite en todo el istmo.

El control que ejerce MASECA sobre las importaciones ha incidido fuertemente en los mercados domésticos del istmo, con serias repercusiones sobre los precios pagados a los productores locales y los precios pagados por los consumidores. En 2006, las importaciones de harina de maíz (TM 77,487)*** respecto a la producción nacional excedentaria – TM 693,770****- (la que llega a los mercados), es de 11%.

En El Salvador, las importaciones, que se reparten entre tres empresas, representan alrededor del 23% del maíz blanco disponible y en Costa Rica, las importaciones, controladas por dos empresas, superan 4.5 veces la producción local.

I. Importaciones de maíz blanco, 1995-2005 en TM
1995 2000 2005
Costa Rica 24,541,451 1,747,387 42,576,035
El Salvador 41,026,618 60,471,282 87,328,188
Guatemala 1,841 35,644,606 54,716,833
Honduras 6,450,787 26,844,209 71,280,662
Nicaragua 2,928,000 13,692,233 8,860,494
TOTAL 74,948,697 138,399,717 264,762,212

Fuente : Susana Gauster , El impacto de los agronegocios en la soberanía alimentaria: El caso del Grupo MASECA Territorios, octubre de 2007.

MASECA CONCENTRA SU PODER TRAS ENTRADA EN VIGOR DEL DR-CAFTA. Las importaciones centroamericanas de maíz blanco han aumentado considerablemente durante la última década (ver cuadro), tendencia que se ha agravado con la entrada en vigor del DR-CAFTA a mediados de 2006.

En el caso de las importaciones de maíz blanco durante el primer año del DR-CAFTA en Guatemala, se estableció un contingente de 0 arancel de TM 20,400 para el primer año. Nueve empresas aplicaron a una cuota del contingente: dos importadoras históricas con derecho al 80% y siete importadoras nuevas con derecho al 20%. Las dos importadoras históricas pertenecen a un mismo propietario ya que en 2005, DEMAGUSA , filial de MASECA compró MINSA.

A pesar de las subvenciones indirectas otorgadas a DEMAGUSA bajo el DR-CAFTA , los consumidores no han visto ningún beneficio. La evolución del Índice de Precios al Consumidor (IPC) de la harina de maíz en Guatemala muestra que el incremento en los precios de la harina de maíz (18.95% entre julio de 2006 y junio de 2007) ha sido mayor que el de la tortilla (14.31% en el mismo período).

Las subvenciones indirectas que reciben las grandes empresas como MASECA bajo el DR-CAFTA por el derecho de no pagar aranceles contrasta con el irrisorio presupuesto que los gobiernos del istmo han destinado a los programas de desarrollo rural. Por ejemplo, durante el segundo trimestre de 2006, los importadores de maíz blanco y amarillo dejaron de pagar alrededor de Q25 millones a partir de la entrada en vigor del Tratado mientras que el presupuesto destinado al Programa de Granos Básicos del Ministerio de Seguridad Alimentaria del Ministerio de Agricultura fue de Q3.3 millones.

Las empresas agroindustriales como MASECA han buscado sacar provecho del exceso de oferta de maíz en Estados Unidos, que se exporta a precios inferiores a su costo de producción, evitando, de tal manera comprar en los mercados locales. MASECA ha justificado esta política argumentando que el maíz blanco en los mercados locales es de una calidad inferior, a pesar de que la calidad depende más del manejo post-cosecha que de la calidad de la semilla o de los métodos de cultivo y cosecha.

Sin embargo, a medida que los precios de granos básicos en el mercado internacional suben cada vez más debido a la creciente demanda de biocombustible en países como EEUU y China, las importaciones se han vuelto menos convenientes para las grandes transnacionales como MASECA y el viejo argumento de la baja calidad del maíz local ha quedado olvidado, lo cual ha dado lugar a una serie de negociaciones entre las grandes empresas y los pequeños productores.

En Costa Rica, en enero de 2007, DEMASA, filial de MASECA , aceptó una propuesta de productores locales que anteriormente había sido rechazada. La empresa aceptó cubrir en el precio al productor los costos de producción más un 30% de rentabilidad con la condición de que se trabaje bajo contrato a un precio fijo, negociando los costos de producción cada cosecha y manteniendo el 30% de utilidad. En Honduras, se modificó el Convenio General de Compra-Venta de Maíz y Sorgo en noviembre de 2006. En la parte correspondiente a la agroindustria harinera, controlada por DEMAHSA , filial de MASECA y BACHOSA , se aumentó el precio del quintal de maíz blanco por 17%. El aumento se vincula a un incremento en la relación compra local-exportación, que pasa de ser un quintal de maíz blanco por dos importados a uno comprado localmente por tres importados. Estos volúmenes de importación se mantienen como un «extra» sobre la cuota negociada en el DR-CAFTA . En Guatemala, es probable que la escasez de maíz lleve a un acuerdo entre productores y empresas pero esto aún no se ha concretado.

SEGURIDAD ALIMENTARIA EN PELIGRO. Los defensores del libre comercio argumentaban que bajo el DR-CAFTA , los consumidores se beneficiarían con bajos precios. Sin embargo, a un año y medio de la entrada en vigor del Tratado, se ha evidenciado que el monopolio que ejerce el imperio MASECA sobre la industria harinera regional ha resultado en precios más altos y no más bajos para el consumidor.

Por ejemplo, en Costa Rica, INSTAMASA , competidor de GRUMA-DEMASA , la filial de MASECA , vende harina de la misma calidad y menor precio y las productores locales de maíz blanco calculan que podrían producir harina por la mitad del precio de GRUMA . El estudio también señala que en Guatemala desde que el maíz comenzó a subir de precio, la tortilla ha experimentado un aumento menor, lo cual «evidencia que el incremento de los costos de los insumos se traslada más que proporcionalmente al consumidor por parte de la industria de harina de maíz, que por parte de las torrillerías artesanales» .

La investigación también resalta el hecho de que el Grupo MASECA ha promovido agresivamente la producción industrial de la tortilla y la erradicación del método tradicional de nixtamalización, el cual es más sano y nutritivo ya que hace más digeribles las proteínas de maíz y aporta la niacina que se encuentra en el grano.

Además, a pesar de que MASECA asegura que todo el maíz que utiliza está certificado como libre de organismos genéticamente modificados (OGM) por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) en 2006 se detectó la presencia de OGM en la harina de MASECA comercializada en Nicaragua y México. En Guatemala y Costa Rica, MASECA ha ejercido presión para que se levanten las restricciones sobre la siembra de cultivos genéticamente modificados bajo el argumento de que esto aumentaría la productividad.

* Susana Gauster , El impacto de los agronegocios en la soberanía alimentaria: El caso del Grupo MASECA Territorios, octubre de 2007 .
** Superintendencia de Administración Tributaria ( SAT ) de Guatemala y el Departamento de Administración de Contingentes del Ministerio de Economía.
***Banco de Guatemala ( BANGUAT )
****Instituto Nacional de Estadística ( INE ), Encuesta Nacional Agropecuaria 2006

En cooperación con Inforpress Centroamericana - Inforpress C.A. es una revista semanal de análisis que cubre la región centroamericana, y depende de suscripciones para sus ingresos. www.inforpressca.com

ww.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.