Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Inestabilidad bancaria abre un nuevo escenario político
Por Luis Solano - Guatemala, 30 de enero de 2007

• Superintendente de Bancos, en el ojo del huracán

•Banqueros buscan recuperar la confianza del público; recapitalizarán el FOPA

• Recobrar estabilidad se presenta cuesta arriba

Todo parece indicar que la inestabilidad bancaria agudizada tras la quiebra del Banco de Comercio, abre un nuevo escenario de lucha política que se gestará en el seno del Congreso de la República. Las presiones de los medios de comunicación y de los cuentahabientes por recuperar sus fondos y enjuiciar a los banqueros responsables de las millonarias pérdidas, empujan a cambios profundos en los marcos jurídicos regulatorios de la actividad financiera. Pero mientras estos debates comienzan a darse, el superintendente de bancos, Willy Zapata, se ha puesto en el «filo de la navaja» y los partidos políticos de oposición se prestan a pedir su destitución. Por ahora, el mandatario Óscar Berger, persiste en proteger a las máximas autoridades monetarias, mientras los legisladores continúan interrogándolas, buscando una ganancia política en un año electoral. De lograrse la renuncia de Zapata, algo que él niega que hará, podría resultar en un alto costo político para el gobernante y su partido. Por ahora, el diputado Eduardo Meyer Maldonado, representante parlamentario ante la Junta Monetaria , renunció a la entidad, mientras los rumores contra ciertos bancos persiste.

CONGRESO, ESCENARIO DE NUEVAS BATALLAS. La presión política de los últimos días a la que se ha sometido a Zapata, titular de la Superintendencia de Bancos (SB), pareciera ser una respuesta política al espaldarazo que el presidente Óscar Berger, está brindando a las autoridades monetarias. La semana entrante podría arrojar resultados más desfavorables para Zapata y para la presidenta del Banco de Guatemala, cuando prosiga el interrogatorio a los que son sometidos por los partidos de oposición en el Congreso de la República.

Sin que todavía se aclare el papel jugado por Zapata en los sucesos que llevaron a la liquidación del Banco de Comercio, al Superintendente se le ha situado en una posición tan incómoda hasta llevarlo al borde de la renuncia o su destitución. De concretizarse, será un duro revés para el gobernante y su partido en este año electoral.

Sometido a una investigación por el Ministerio Público (MP), y enfrentado a varias querellas y demandas judiciales, Zapata deberá aclarar por qué omitió denunciar los indicios de intermediación financiera encontrados, desde septiembre de 2005, en la entidad fuera de plaza Organizadora de Comercio, perteneciente al Banco de Comercio, y que realizaba esas operaciones ilegalmente.

En una resolución de la SB , con número 54-2006, de fecha 23 de enero de 2006, firmada por Zapata , se deduce la existencia de Organizadora de Comercio y las actividades de intermediación financiera ilegales que operaba. Sin embargo, Zapata nunca denunció esas anomalías al MP .

La presunción del delito de omisión de denuncia, según lo ha indicado el Fiscal General, Juan Luis Florido, es motivo suficiente para iniciarle una investigación de oficio. Florido indicó que Zapata « debió denunciar los indicios de la comisión de un delito, tal como lo indica la Ley de Supervisión Financiera, pues al MP le compete la persecución penal» .

Agregó que Zapata « no presentó denuncia alguna» . « Fuimos nosotros los que, al día siguiente de la suspensión (decretada el 12 de enero), de oficio iniciamos la investigación y secuestramos documentos… fue hasta ese día, cuando ya estabamos en la escena, cuando se presentó la denuncia por intermediación financiera» (Siglo Veintiuno 25/1/07).

De acuerdo con un editorial del diario Siglo Veintiuno , la resolución 54-2006, indica que se tuvo información de que la Organizadora de Comercio realizaba «actividades que puedan implicar intermediación financiera, la cual únicamente está permitida a los bancos autorizados».

Zapata desestimó denunciar el hecho al MP argumentando que una denuncia oficial implica que «al Ministerio Público se le exponga de manera circunstanciada los hechos que pueden tener carácter delictuoso…». Y cuestiona que el superintendente decidiera «No insistir en la verificación de las operaciones» por considerar «improcedente presentar denuncia… toda vez que la información y documentación que obra en el expediente resulta insuficiente para dicho propósito» .

Entre las causas que se esgrimen para que Zapata no haya denunciado, está lo que el columnista del vespertino La Hora , Óscar Clemente Marroquín , señala como la «rotunda debilidad» de la SB , que no obstante haber iniciado una investigación de la Organizadora de Comercio, las presiones pudieron más: «…pero cuando la representante legal de la empresa (Organizadora de Comercio) les dijo que no se metieran en lo que no les importa y amenazó con demandarlos, simplemente emitieron una resolución dejando todo como estaba y poniendo fin a la pesquisa.»

Se puede derivar que de esos señalamientos, detrás de la representante legal había grupos con suficiente poder económico y político para presionar a Zapata , por cierto, un funcionario con férreos vínculos a la banca privada, específicamente al Banco Agromercantil, del cual fue gerente. Pero más que Zapata , es la SB en sí la que resulta cuestionada en su poder de supervisión, venido a menos a medida que la banca privada fue asumiendo su dirección desde finales de los años 80.

Por esas razones, sigue pendiente aclarar lo hecho por la SB en la necesaria investigación que debió realizarse del Banco de Comercio, a finales de la década del 90, cuando en Nicaragua se privatizó el Banco Nicaragüense de Industria y Comercio (BANIC). La oscura negociación de compra de ese banco, de la cual participó como accionista el Banco de Comercio, y las maniobras financieras anómalas que llevaron a la posterior bancarrota de BANIC , apenas dos años después de su privatización, siguen sin aclararse.*

Mientras Zapata se haya en el «filo de la navaja», un hecho político más lo hizo tambalear con la renuncia del representante del Congreso de la República ante la Junta Monetaria , el diputado Eduardo Meyer , de la Unidad Nacional de la Esperanza. Si bien la decisión de carácter político, lo denunciado por el legislador como razón sólo confirma que el Banco de Comercio estaba en problemas desde mediados de 2005, y la Superintendencia de Bancos no actuó.

Y mientras esto sucede, en el Congreso de la República se acordó crear una instancia de alto nivel que conjuntamente con los otros órganos del Estado (Ejecutivo y Judicial) buscarán encontrarle solución a los problemas financieros y bancarios.

La semana entrante puede ser clave para el futuro de Zapata , que deberá esperar el final del interrogatorio en el Congreso y si dos tercios de los legisladores se ponen de acuerdo para pedir su destitución.

RECUPERAR LA CONFIANZA . En un esfuerzo que dadas las circunstancias pareciera surgir de emergencia, la Asociación Bancaria de Guatemala (ABG), dio a conocer esta semana que recapitalizará el Fondo de Previsión para los Ahorros ( FOPA ). Q2 mil millones será el aporte que los bancos del sistema harán, para recuperar no sólo el Fondo, sino para crear la confianza necesaria del público en el sistema financiero.

El gerente general del Banco G&T Continental, Federico Linares , afirmó que la ABG no experimenta ninguna crisis bancaria, «prueba de ello es que nos encontramos en la capacidad para ofrecer una recapitalización del FOPA». Según el banquero, el Estado de Guatemala no tendrá que aportar ningún capital al FOPA .

Y es que la decisión de la ABG tiene varias finalidades. Por un lado, busca subsanar la pérdida de recursos del FOPA , agotado tras las quiebras de BANCAFÉ y el Banco de Comercio; por otro, transmitir un mensaje de urgencia al público, sobre la salud del sistema financiero. Reganar la confianza en un contexto delicado para el sistema bancario, es la tarea inmediata, pero cuesta arriba.

Los rumores de bancos en mala situación se hicieron sentir de nuevo esta semana, mientras una nueva campaña dirigida a ciertos bancos parecía estarse incubando. Los bancos que experimentaron esta amenaza fueron el Del Quetzal e Internacional. El primero de ellos ligado a la familia presidencial y en el cual la presidenta del Banco de Guatemala, Antonieta de Bonilla , ha ocupado altos cargos. Incluso, se rumoró de la posible fusión del Banco de Antigua con Citigroup, lo cual fue negado por autoridades del primero de esos bancos, asegurando que el primero de ellos se encuentra entre los más competitivos ( La Hora , 24/1/07). **

Otra medida adoptada por la ABG , es que todos los bancos presentarán una declaración jurada a la SB , en la cual se aclarará si tienen operaciones paralelas de captación de recursos. El documento deberá estar respaldado por los Consejos de Administración y los gerentes generales de cada banco, se advierte. «De haber operaciones no reguladas, hemos solicitado que se aplique el peso de la ley» , advirtió Linares .

Esto facilitará que los tenedores de documentos no válidos (certificados de custodia, títulos o pagarés de instituciones no autorizadas) demanden a los bancos ante las autoridades competentes, SB y Ministerio Público ( Siglo Veintiuno , 25/1/07).

La resolución de la ABG, si bien trata crear mejores condiciones, a la vez pone al descubierto la debilidad de la SB al dejarle a los bancos la responsabilidad de dar a conocer si tienen o no operaciones paralelas, lo cual no es seguro que éstos se arriesgarán a realizar. En todo caso, ésta es una de las funciones de la SB.

Recientemente, el ex canciller Edgar Gutiérrez, puso el dedo en la llaga , al preguntarse «¿Qué banco en Guatemala no opera off shore (entidad fuera de plaza) ? Que levante la mano. ¿Qué miembro de la junta monetaria lo ignora? Aunque no la levante, es tarde para hacerse de la vista gorda.» ( elPeriódico 22/1/07).

Si bien la SB ha autorizado hasta la fecha sólo a 10 bancos a operar off shore , por cierto, los más grandes y en mejor posición frente al proceso de consolidación bancaria, el resto no debiera tener ese tipo de operaciones, por lo que la duda y la desconfianza persiste.

Al final, la resolución de la ABG, bien podría convertirse en una presión que sujetaría a los bancos medianos y pequeños a venderse o fusionarse.

Según el abogado José Toledo , «Ningún banquero va a decir, sí, aquí hay delito, nunca lo van hacer y si se llegara a comprobar que mintieron sólo se les agregará un delito más, es como agregarle una mancha más al tigre, o una butifarra al fiambre». Pero de no hacerse, se advierte que el delito en el que podrían incurrir es el de perjurio, que es inconmutable y tiene prisión de tres meses a seis años ( Prensa Libre , 25/1/2007).

*Los socios de Banco de Comercio, cuyos nombres aparecían como accionistas de BANIC en 1999, eran: Manuel Ayau, Félix Rodríguez y José Mirón Alejos . El primero de ellos uno de los fundadores del Banco de Comercio. El segundo de ellos, y quien más aparece como responsable de la quiebra de BANIC , se suicidó en noviembre de 2006, tras la quiebra de la casa de cambios FOREX y que ilegalmente realizaba operaciones de intermediación financiera con las que se estafó a cientos de inversionistas. Félix Rodríguez había sido uno de los principales accionistas de Banco de Comercio, incluso fue presidente de la Junta Directiva. Semanas después de su suicidio, se hacen públicos los problemas financieros de Banco de Comercio y los masivos créditos vinculados que se otorgan a empresas del grupo. ( Inforpress 1688 y el diario nicaragüense La Prensa , 10/9/99).
**El Banco de Antigua, en su balance financiero a noviembre de 2006, presentaba la cartera de créditos en mora más alta de todo el sistema: 32.75% del total de la cartera crediticia. Igualmente, la tasa de interés para operaciones pasivas (préstamos) era la más alta: 41.78%, y su posición patrimonial, la más baja. Según Miguel Arturo Gutiérrez , analista de Central America Business Intelligence (CA-BI), «si la cartera de créditos en mora es mayor del 5% ya hay un riesgo de invertir.» ( elPeriódico , 22/1/07).


En cooperación con Inforpress Centroamericana - Inforpress C.A. es una revista semanal de análisis que cubre la región centroamericana, y depende de suscripciones para sus ingresos. www.inforpressca.com

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.