Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

La pasión de los estudiantes
por Miguel Ángel Albizures - 12 de abríl de 2004

Fue puesta en escena el viernes de todos los dolores, en plena calle y a ojos vista de millares de personas que acudieron al desfile bufo, leyeron, oyeron o vieron los medios escritos, radiales y televisivos que les dieron el espacio correspondiente y dan testimonio de lo bestial de la batalla campal que desataron contra sus propios compañeros.

El garrote, los puntapiés, las bofetadas, los insultos obscenos, pasaron a reemplazar la palabra, la discusión abierta y franca de las diferencias pequeñas y grandes que dividen las posiciones de aquellos que cayeron en el oportunismo, de los que se disputan la talacha, y de aquellos que quieren recuperar de esa fiesta ciudadana, la ética, la responsabilidad, la crítica constructiva, la sátira mordaz y punzante y, al fin y al cabo, el papel del estudiantado en la vida nacional, perdido en los últimos tiempos debido a la cruel represión sufrida en los años 80 y, por qué no decirlo, al oportunismo que ha hecho mella en la tricentenaria Universidad de San Carlos, cuyo renombre fue alcanzado con la sangre de sus mártires, catedráticos, estudiantes y trabajadores.

No es más de izquierda, ni revolucionario, ni progresista, el que tira más piedras o rempuja más garrotazos; ni limpia sus culpas el que da más patadas en la cabeza del contrincante. No es con haber logrado más compañeros tirados en la calle y sangrando, como se puede recuperar el prestigio y mantener el liderazgo, y no limpia la conciencia el haber actuado encapuchado para ocultar el rostro y quedarse tranquilo contribuyendo al fortalecimiento de la impunidad que nos carcome.

La Usac necesita, indudablemente, una reestructuración profunda, pero no pueden reestructurar y reconstruir una histórica universidad quienes llevan en sus venas el veneno de la destrucción, el oportunismo, el entreguismo y el conformismo. No puede retomar el camino una universidad, donde la dirigencia de su principal organización estudiantil no ha comprendido lo que representa la grave responsabilidad de dirigir los destinos del estudiantado, orientarlos y facilitarles los mecanismos de discusión política e ideológica que les permitan aportar para la universidad del futuro y para que comprendan que, de una universidad mediocre y una asociación mediocre, sólo pueden salir profesionales mediocres y políticos mediocres, que el pueblo tendrá que soportar en el futuro.

La pasión de los estudiantes no debe ser crucificar a batazos o lapidar a pedradas a sus propios compañeros. Perder sus energías y derramar su sangre en forma tan absurda es haber perdido la brújula que señala el camino de los nuevos tiempos, es hacer de la libertad el libertinaje y, lo que es peor, es zurrarse en el camino que se ha recorrido en la construcción del Estado Democrático de Derecho.

No le den alas a quienes se frotan las manos viéndolos actuar de esa manera y esperan el momento oportuno para terminar con los rescoldos democráticos universitarios que aún se mantienen. Retomen las luchas y demandas del pueblo y devuélvanle, con sus análisis, investigaciones, denuncias y posiciones, el dinero que se invierte en ustedes para que algún día sean realmente el presente y el futuro de la patria y no sus padrastros.

Tomado de www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.