Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Guatemala en Naciones Unidas
Por Miguel Ángel Albizures - Guatemala, 11 de abril de 2005

En estos días se está desarrollando la reunión anual de la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas en Ginebra, Suiza. Una delegación de diversas organizaciones sociales de Guatemala se encuentra presente para insistir en que se ponga atención a la constante violación de los derechos humanos en el país. Entre ellos, las amenazas a las y los defensores, así como la criminalización del conflicto social y la limpieza social imparable que afecta a jóvenes y mujeres.

Ni que hablar de la agudización de las condiciones económicas y sociales de la población, que arroja cifras escandalosas de pueblos enteros en estado de extrema pobreza, y sin esperanza alguna de encontrar solución a problemas que son de índole estructural, que requieren cambios estructurales y no paliativos ni parches que sólo prolongan el sufrimiento.

No sabemos cuál va ser la actitud oficial de Guatemala, que intentará dar una imagen contraria a la realidad que vivimos y de la cual podrán presentar hechos las organizaciones de derechos humanos y suponemos que tendrán el respaldo fundamental del Procurador de los Derechos Humanos que se hará presente con un listado de casos verificados.

No sabemos tampoco qué posición asumirá el Gobierno de Guatemala en relación al voto contra Cuba que como siempre, exige Estados Unidos a nuestros países, con la diferencia que ahora no encontró testaferros del área para presentar la moción contra Cuba y tendrá que hacerlo su propia delegación.

La relación comercial entre Guatemala y Cuba está en juego en Naciones Unidas, como lo está la ayuda que nos proporciona en aspectos de salud y en becas estudiantiles de quienes van a la isla a estudiar y especializarse, aspectos que Guatemala debe tomar en cuenta cuando emita su voto. Continuar la subordinación a Estados Unidos, cuando éste también es un violador de los derechos humanos, es no tener criterio propio y mantener la sujeción a sus designios.

Naciones Unidas debe sentar en el banquillo de los acusados a Estados Unidos y dejar de hacerse de la vista gorda del actuar de la potencia en el mundo. Hay que ponerle alto a las invasiones de otros países antes de que sea tarde. En la lista de países a agredir por parte de Estados Unidos, está Venezuela y Cuba, y el mundo no debe permitir que sigan buscando pretextos para impedir la libre determinación de los pueblos. Un foro mundial como el de Naciones Unidas es importante cuando actúa sin privilegios de ninguna índole, cuando no se deja dominar por las grandes potencias y cuando juega un papel de importancia para el mantenimiento de la paz y con ello el respeto irrestricto a los derechos humanos, sean estos civiles y políticos o económicos, sociales, culturales y ambientales.

Muchas son las recomendaciones que los relatores de diversos temas han hecho al Estado de Guatemala, el 98 por ciento de ellas incumplidas, bien lo sabe la señora Hina Jilani que presentará su informe en ese foro. No se puede continuar este camino, sin que se presione y obligue a los Estados a cumplirlas.

Los derechos humanos no son negociables, se respetan o se violan, no hay términos medios y en Naciones Unidas o todos los países son hijos o todos son entenados. Escuchar la voz de las potencias y no de los países débiles o de los pueblos que claman cambios profundos en las relaciones económicas y políticas internacionales, nos conduce a las guerras que nos han desangrado.

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.