Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Lloviendo sobre mojado
Por Miguel Ángel Albizures - Guatemala, 23 de mayo de 2005

El huracán viene del altiplano guatemalteco.

La alarma del huracán ha pasado, pero el invierno apenas empieza, y dicen que cuando Dios da, da de junto. El problema es cuando a una desgracia le sigue otra, tocando las puertas de los más necesitados, muchos se niegan a abandonar los hogares, pues no es fácil dejar tiradas las pocas cosas que tienen, cuando no hay certeza de que el pueblo sea solidario ni el Estado cumpla con su obligación de garantizar la vida y los bienes ciudadanos, mucho menos reponerlos cuando son víctimas de una tragedia natural.

La alarma de los estragos del huracán, amplificada un 100 por ciento por los medios de comunicación social, ha caído como anillo al dedo al Presidente que no halla qué hacer con tanta denuncia de las organizaciones de derechos humanos, del Procurador, de la Corte Suprema y del Ministerio Público por los allanamientos, amenazas y hasta asesinatos de jueces y fiscales, que hacen temblar el sistema de justicia y ponen a orar al Ministro de Gobernación y al Director de la Policía Nacional Civil. Por eso Berger se dedicó a tiempo completo a atender la posible tragedia y a girar las órdenes a donde correspondía, desviando la atención que ya se daba sobre la inseguridad que vivimos.

El agua de todas formas caerá a chorros, los vientos huracanados seguirán soplando fuerte y los temblores continuarán en estos momentos críticos de la situación política, económica y social por las que atraviesa el país, que no tiene esperanza alguna de que el Presidente tome el timón del poder y dé un mínimo giro al centro para alejarse de la derecha recalcitrante que le dicta las políticas actuales. Entendemos que para alguien perteneciente a la misma clase es difícil hacerlo, pues no se puede estar contra los propios intereses cuando no se asume que -como Presidente- se representan los intereses de todos y no se toma conciencia de la gravedad de los problemas por los cuales está pasando el país, y máxime, cuando convergen iniciativas para provocarle dolores de cabeza y preparar el terreno para las próximas elecciones.

El huracán viene del altiplano guatemalteco, nació en San Marcos y se extendió a Huehuetenango, reunió a los alcaldes de Totonicapán y levantó masas en Sololá, pero Quiché y Xela no se quedan atrás, porque también se oponen a las concesiones mineras y eso lleva a la organización de los chimaltecos y sanjuaneros, y provoca el Congreso Chortí para unificar criterios. El agro está en ebullición, la efervescencia va creciendo porque hay descontento, y ese descontento nace de una realidad innegable. El hambre, la falta de oportunidades, el desprecio absoluto a la vida humana, la indiferencia de las autoridades ante la situación y el impulso de políticas neoliberales que tienden a oprimir y restringir, no sólo los derechos más elementales como salud, educación, vivienda, sino la existencia misma de sus organizaciones que son atacadas y deslegitimadas por ejercer sus derechos constitucionales. La búsqueda desesperada del crecimiento económico, no es la solución, es simple y llanamente el desarrollo para unos, y el abandono de la mayoría con el aumento acelerado de los índices de pobreza y miseria.

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.