Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Armas y muerte
Por Miguel Ángel Albizures - Guatemala, 23 de junio de 2005

¿Qué intereses particulares hay detrás de todo esto que el gobierno es incapaz de impedirlo?

La tenencia de armas, con o sin autorización, la violencia y la muerte, están íntimamente relacionadas si uno toma en cuenta la cantidad de personas que son ejecutadas diariamente sin que exista fuerza capaz de impedir la portación, el tráfico e incluso la autorización a diestra y siniestra que se refleja en las colas frente al Decam para obtener o prorrogar los permisos. ¿Qué intereses particulares hay detrás de todo esto que el gobierno es incapaz de impedirlo? Como bien lo señaló Óscar Clemente Marroquín, en un artículo referido a otros aspectos: “las botas pesan”, y nos imaginamos que esto tiene mucho que ver, como lo tiene la existencia de policías privadas, legales y fantasmas que abundan en el país.

Hace ya varios meses, dos personas que no merecen mención por sus posiciones ultraconservadoras, se manifestaron abiertamente en contra del control de armas y la suspensión temporal de los permisos, porque ello representaba dejarnos a merced de la delincuencia. Uno de ellos, en un programa de radio, hizo gala de cargar su 45 al cinto para protegerse, y me ha tocado ver en los supermercados a personas vestidas de particular, tipo Rambo, que “lucen” las escuadras ante la mirada interrogante de niños que sólo han visto esos espectáculos en la televisión. Cuando presenté mi protesta en uno de esos grandes supermercados por permitir semejante afrenta a la seguridad ciudadana, el personal de seguridad y la gerencia, tuvieron miedo de actuar y movieron los hombros en señal de temor a reclamar a la bestia armada que se paseaba por el supermercado.

La proliferación legal e ilegal de armas en Guatemala atenta flagrantemente contra la vida, contra la convivencia pacífica que anhelamos alcanzar y contra los esfuerzos por la construcción de un Estado de Democrático de Derecho que se paraliza por la ausencia de la justicia y por esa cultura de violencia arraigada en la población guatemalteca como consecuencia de la guerra y de las estructuras económicas, sociales y políticas, que no contribuyen a la solución de las causas fundamentales que la han provocado.

Es necesario que los medios de comunicación asuman la parte que les compete y se unan a esa campaña nacional y mundial que tiende a limitar su portación. Un solo leño no hace fuego y los esfuerzos que ha hecho a lo largo de muchos años el Instituto de Estudios para el Desarrollo Sostenible (Iepades) para que tomemos conciencia de lo que representa la tenencia y portación de armas, no son suficientes para que los congresistas comprendan su importancia y el gobierno asuma la responsabilidad que le corresponde en el control y combate frontal a quienes hacen uso y abuso de las armas. Se necesita que quienes no compartimos la autorización de armas a cualquiera que la solicita, ni la libertad con que actúan aquellos que se han enriquecido con el trasiego, actuemos frente a las instituciones que tienen responsabilidad y se hacen de la vista gorda dando continuidad a la proliferación de armas.

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.