Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

La Cumbre del milenio
Por Miguel Ángel Albizures - Guatemala, 12 de septiembre de 2005

Despertaron las esperanzas de las sociedades excluidas.

Hace cinco años los mandatarios de la mayor parte del mundo, incluyendo Guatemala, suscribieron la Declaración del Milenio, cuyos temas abarcan el sentir de la humanidad, especialmente de los que no han pasado de zope a gavilán y a quienes hoy se les puede llamar estados fracasados y poblaciones paupérrimas. Desarrollo y derechos humanos, paz y seguridad, proclamaron a los cuatro vientos despertando las esperanzas de las sociedades excluidas, marginadas, abandonadas a su suerte y clamando cada vez más un mundo más humano y justo. Fue ahí donde se escuchó con más fuerza el grito de los desheredados: Otro mundo es posible, y aquí las organizaciones han insistido en que también “otra Guatemala es posible”

Cuánta razón tenía el Secretario General de la ONU al señalar que “naciones y pueblos no disfrutarán del desarrollo sin seguridad, ni de la seguridad sin desarrollo, pero tampoco disfrutarán de ninguno de los dos sin el respeto a los derechos humanos”; pero nuestros gobernantes no alcanzan a entender que uno con otro tienen íntima vinculación y que la seguridad no se refiere al exterminio de jóvenes, sino a la satisfacción de las necesidades básicas de la población.

No sé qué hacen las organizaciones de Guatemala y América Central que hasta el momento guardan silencio y no tratan de incidir con fuerza, en las posiciones de los gobernantes en la cumbre del milenio, en la que, desgraciadamente, una vez más EE.UU. propone cambios profundos que afectan a los países menos desarrollados y a la población que sufre hambre en el mundo.

Tal como lo señala el Llamado Mundial a la Acción Contra la Pobreza: “EE.UU. está socavando los resultados de la cumbre y asegurando su fracaso”, advirtiendo que al eliminar términos encaminados a la erradicación de la pobreza y las enfermedades, intentan eliminar el futuro de las personas más pobres del mundo. Pero esa posición va más allá, pues también pretende eliminar “cualquier referencia al control de las armas ligeras y debilitar los términos empleados respecto a la responsabilidad de los gobiernos de proteger a los civiles ante matanzas masivas, como fue el genocidio de Ruanda”.

¿Se alineará o estará alineado el Gobierno de Guatemala a esas políticas nefastas de EE.UU. y de otros países del mundo que, de civilizados, no tienen más que la riqueza que han acumulado de los países pobres y que los ha llevado a la pérdida de valores y principios de convivencia pacífica mundial?

¿Se unirá Guatemala a la protesta y exigencia mundial por el cumplimiento de los objetivos de Desarrollo del Milenio? ¿Estaremos contra el derecho de los pueblos a vislumbrar un mundo más justo y humano? Seguimos creyendo que ¡Otra Guatemala es Posible! Si nuestro Presidente no anda en la luna, estará en el foro mundial de la ONU y ojalá que anteponga los intereses de los pueblos del tercer mundo, a los intereses de las grandes potencias económicas mundiales.

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.