Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

La muerte sigue cabalgando
Por Miguel Ángel Albizures - Guatemala, 26 de septiembre de 2005

Lo denunciaría, el trote de la muerte hay que pararlo.

¿Qué vale una vida? Absolutamente nada. Se elimina a un ser humano por nada. Por venganza. Por revancha. Por limpiar el camino de alimañas. Por lo que se llama limpieza social. Para devolver la tranquilidad a la población. Para que no seamos asaltados, golpeados o vejados. Para que no nos sigan quitando los carros, el dinero, los bienes.

¿Qué vale una vida? Nada. Un ser humano es descuartizado en un hotel y no pasa nada. Otra mujer aparece despedazada, pero como era marera, no se investiga, no se hace justicia, se justifica que haya muerto, aunque otra familia más llora en silencio su desgracia.

Cientos de mujeres han sido asesinadas entre enero y septiembre de este año. ¡Qué más da! Un número más a las estadísticas, aunque aumente la protesta de las mujeres organizadas que denuncian el feminicidio en Guatemala, varias veces mayor que el de Ciudad Juárez, en México. Doce mareros más fueron asesinados a balazos, dos decapitados en un centro correccional para menores. Esto sólo demuestra el salvajismo, la brutalidad del ser inhumano contra otros seres humanos tan desgraciados como ellos, quizá tan salvajes como ellos. ¿Qué vale la vida en un centro carcelario o en una correccional donde ronda la muerte? Nada. ¡Qué puede valer! Cuando los principios se arrastran por los suelos, cuando los valores más sublimes de la humanidad se tiran al cesto de la basura, y lo más valioso de la persona, su dignidad, se ha perdido. Si no hay valores, si no hay principios, si no hay dignidad... ¿Qué nos queda? ¿Qué se puede rescatar de aquello que algún día fue un ser humano como usted, como yo, como otros? ¿Quién cabalga en Guatemala el potro de la muerte? ¿El crimen organizado? ¿Gobernación? ¿Los ciudadanos desesperados de tanta violencia y robo? ¿Los militares que dicen que quieren prestarle un servicio a la patria? ¿El poder económico que quiere salvaguardar sus bienes? ¿Los jóvenes que se disputan poder, ganancias y territorio? Yo no lo sé. Si lo supiera, lo denunciaría porque el trote de la muerte hay que pararlo.

Ni la sociedad toda puede correr el riesgo de que la muerte ocupe el lugar que le corresponde a los seres humanos, que tratan de construir un país sin violencia y sin tantas tragedias. Lo que no se vale es seguir justificando la violencia con la falta de oportunidades, con los hogares desintegrados, con los malos tratos. ¿Qué vale la vida? Mucho. Mucho más de lo que cualquiera pueda imaginarse o de lo que cualquiera pueda acumular en cien años de explotación a mil obreros. ¿Qué vale una vida? Pregunto finalmente. Para algunos talvez nada, para los funcionarios de la Policía, Gobernación, u otros, talvez nada. Eso es lo que se evidencia en su falta de políticas, su falta de eficiencia, la falta de seguridad para la ciudadanía.

Si para los funcionarios la vida de los habitantes vale algo, aunque sea un poco, deben parar la caravana de la muerte que sigue cabalgando.

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.