Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

La maratón de 2007
Por Miguel Ángel Albizures - Guatemala, 11 de enero de 2007

Los supuestos grandes atletas, no los estadistas, están en sus puestos, algunos arrancaron en falso y no esperaron el pitazo del Tribunal Supremo Electoral; siempre quieren ir adelante, sacar ventaja, abrirse paso a codazos o patadas para ocupar los primeros puestos en la maratón electoral, cuya primer etapa está prevista para septiembre y a la cual llegarán todos a tragos y rempujones para negociar su alineamiento con los dos que logren cruzar la meta y que ofrecerán el cielo y la tierra en busca de apoyos, declaraciones y pisto que los haga ver como los favoritos en la segunda vuelta de diciembre. Hablarán y tratarán de sobornar a Santa Claus, para que les lleve una réplica de la vara edilicia, de la silla presidencial o de una curul del Congreso que, en caso de ganar, ocuparían el 14 a las 14 del incierto 2008.

En sus marcas están candidatos y candidatas a la Presidencia y Vicepresidencia, a las diputaciones y alcaldías, muchos de ellos o ellas caídos del tapanco. Hay flacas y gordos, altos y bajitas, con pisto y sin pisto, buenas y malos, repugnantes y simpáticas a fuerza de publicidad, todos y todas coinciden en sus ofrecimientos, en su alto grado de comprensión de la situación, son el mejor partido y el mejor y la mejor candidata, hay jóvenes y viejos que están dispuestos a sacrificarlo todo por el pueblo, lo mejor de sí, nadie lo hace por intereses personales, sino por los “caros intereses populares”.

Todos se sienten capaces de sacar al país del atolladero, ellos y ellas son la salvación, los que acaban con la corrupción, quienes lograrán depurar las instituciones del Estado, especialmente la Policía Nacional Civil y todo el sistema de justicia, terminarán con los privilegios y harán de este país un paraíso, aunque sea el de la zona 18.

Usted decide con su voto lo que quiere y a quién quiere, porque entre el montón puede escoger lo menos peor, pero no crea que las cosas cambiarán mucho si usted sigue siendo de los que esperan viendo tele que el maná caiga del cielo, si es así estamos jodidos, porque las transformaciones son, y deben ser, fruto de la exigencia, resistencia y lucha.

Los gobiernos son pasajeros, los pueblos permanecen (salvo por las masacres) y deben forjarse su propio destino. Las promesas de los y las candidatas, promesas son, hagamos realidad lo que queremos a través de nuestras propias luchas y mantengamos los ojos abiertos, la mente despejada para rechazar las cancioncitas, las playeras y gorras y seleccionemos, si es posible, lo mejorcito para nuestro pueblo.

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.