Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

La izquierda de Torres Rivas
Por Miguel Ángel Albizures - Guatemala, 12 de febrero de 2007

Edelberto tiene razón: hace falta una nueva iziquierda.

Queremos compartir con Edelberto sus opiniones sobre la izquierda, que sin duda debe ser “esa patoja bonita” por la que no pasan los años porque vive rejuveneciéndose en cada contexto y aportando para superar las crisis que agobian a la sociedad. La izquierda debe ser, como lo dice, una posición que ennoblece, inteligente y humana. No es estática, pero tampoco se mueve de una posición a otra “al son que le toquen”, no pierde el norte, se debe fundir con el hombre y la mujer de todos los sectores y enarbolar sus luchas, padecer sus angustias y estar presente en sus pequeños y grandes triunfos. Por eso compartimos que la “izquierda hace política en y para la sociedad” no para unos pocos, no para ocupar espacios y curules, sino para hacer mella, para desgastar las estructuras rígidas que benefician a un puñado que detenta el poder y recursos.

Y eso sólo es posible superando a la izquierda inerme que se quedó con el nombre y desechó la práctica y, a partir de lo cual, no pocos lanzaron al carajo los principios y valores que deben ser la carta de presentación de cada uno y de ese niño en ciernes que podemos engendrar y contribuir a desarrollar juntos sin ningún tipo de comandantismos, porque no puede, parafraseando a Edelberto, desarrollarse una izquierda con sangre coagulada, pues antes de todo necesita una transfusión de “sangre nueva”, oxigenada, que parta de la práctica y que “dedique su existencia y práctica al ser humano”.

Compartimos que en este esfuerzo porque el niño nazca sano, no se trata de hacer rodar cabezas de quienes “no han sabido timonear el barco y se arrogan el derecho de dirigir”, pero si bien es cierto caen por su propio peso, bien vale la pena un empujón a tiempo para que la conducción sea colectiva y la democracia una práctica cotidiana, una forma de comportamiento de quienes se llaman o nos llamamos de izquierda, pues indudablemente puede servir de ejemplo a la derecha que ni siquiera puede organizar primarias para elegir candidatos y que, al mismo tiempo, ha demostrado incapacidad para dirigir el Estado.

La niña bonita de Edelberto Torres, debe nacer, pero para eso se necesita deponer intereses personales y de grupo y demostrar que el país no tiene futuro con quienes se han arrogado su conducción por la ausencia de unas izquierdas que se han cocinado en su propia salsa y unos militantes, no todos, que sin restarles méritos, se han cuadrado y han profundizado las divergencias entre quienes debemos unir la mano y formar un puño que rompa los muros de la impunidad que nos rodea. Edelberto tiene razón: hace falta una nueva izquierda.

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.